Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

Jerry Lorenzo es más que un diseñador de sudaderas y pantalones deportivos

Platicamos con Jerry Lorenzo, fundador y diseñador de la marca de streetwear Fear of God, sobre su proceso creativo y su más reciente colaboración con Ermenegildo Zegna.
lun 05 octubre 2020 12:30 PM
AS JL at studio.jpg
El diseñador de streetwear de lujo cumple años y platicamos sobre su más reciente colaboración con Ermenegildo Zegna.

Jerry Lorenzo Manuel Jr. no siempre fue un líder en streetwear. Nacido el 5 de octubre en Sacramento, California, Lorenzo pasó su infancia moviéndose de un lugar a otro, primero desde el norte de California hasta West Palm Beach y luego a Chicago para estar cerca de su padre Jerry Manuel, un jugador de Grandes Ligas convertido en entrenador de Ligas Menores.

Publicidad

Al terminar su licenciatura, Jerry Lorenzo se mudó a Los Ángeles, donde asistió a la Universidad Loyola Marymount mientras trabajaba como asociado de ventas en Diesel. Tiempo después comenzó a trabajar para la estrella de los Dodgers, Matt Kemp, y comenzó no sólo en marketing, sino también en el diseño de los respaldos de la marca y su imagen general. Al darse cuenta de que los estilos que deseaba no estaban disponibles, Lorenzo los diseñó. Entonces nació el Fear of God.

Su primer diseño fue una versión sin refinar de lo que ahora es un estilo clásico de FOG, una sudadera con capucha de manga corta con cremalleras laterales; de ahí nacieron otros básicos como los pantalones tipo chandal y camisetas de algodón, prendas que toda persona debe tener en su armario. De ahí su línea Essentials. Aunque las prendas son ligeramente oversize están diseñadas para que tanto hombres como mujeres puedan usar estos básicos. A pesar del éxito de esta firma, Jerry va a su propio ritmo, fuera del calendario tradicional de las semanas de la moda. Las colecciones son lanzadas con un número pequeño de piezas, siempre consciente de la sobre producción y firme a sus valores. "Nunca me sentí cómodo en la Semana de la Moda. Nunca siento que encajo y estoy de acuerdo con eso, no necesito encajar. Sé que soy un forastero pero sé que mi fuerza es que veo las cosas de diferente manera. Sé por qué hago lo que hago", cuenta el diseñador en una entrevista para Business of Fashion.

Como bien dicen: "polos opuestos se atraen", Jerry Lorenzo y Alessandro Sartori director creativo de Ermenegildo Zegna se unieron para crear una colección madura y permanente. Titulada 'Fear of God en exclusiva para Ermenegildo Zegna', se dio a conocer a principios de este año y en septiembre su lanzamiento oficial en tiendas, fue un gran paso para Jerry, ya que combinar prendas deportivas con sastrería no es lo más común que podemos ver. Es una versión más refinada del streetwear.

FOGZEGNA.jpg
Fear of God en exclusiva para Ermenegildo Zegna fue lanzada en septiembre en algunas tiendas físicas y online.

Publicidad

Platicamos con el californiano sobre esta colaboración y cómo sus valores han sido la base fundamental para cada proceso creativo:

¿Cómo fue el primer encuentro entre ustedes dos?

JL: Alessandro y yo nos conocimos hace poco menos de dos años a través de un amigo en común, en Los Ángeles, y poco tiempo después de que nos conocimos, supimos: creo que algunas cosas están escritas, fuera de tu control y que estamos indisolublemente unidos por el destino.

¿Qué te hizo querer colaborar con una marca de sastrería más tradicional como Zegna?

JL: A pesar de nuestras diferencias con respecto a dónde nos ubicamos en el mercado, compartimos muchos valores fundamentales y entendimientos del mercado masculino y ambos sabíamos dónde estaba la brecha y dónde teníamos que entrar.

Siempre he sabido de Zegna, ya que siempre ha sido una señal de excelencia, honestidad y destreza; para mí, la marca siempre ha representado elegancia, sofisticación, tantas cosas aspiracionales a las que me he aferrado en mi subconsciente desde entonces. Entonces, al fusionar la artesanía de marcas de herencia italiana de 110 años como Zegna con el punto de vista de Fear of God, esta oportunidad me ha permitido expandir nuestro vocabulario técnico a otro nivel.

Es un hecho que ahora nos estamos moviendo hacia una era atemporal y la moda está muy considerada y elevada, pero el término "formal" sigue siendo aterrador: ahí hay una brecha. Hay un lugar intermedio que habla ambos idiomas: tranquilidad, relajación, confección sin concesiones. En ese momento, supimos que queríamos hacer algo muy honesto y correcto para el mercado.

Cuéntanos sobre tu visión sobre la evolución del streetwear en los últimos años y su importancia para que los hombres se interesen más por la moda:

JL: Lo que la cultura streetwear ha proporcionado fue un punto de relatividad, accesibilidad y comodidad a través de vastas subculturas y experiencias culturales: cultura del skate, música o deportes. Sin embargo, a lo largo de los años, los diseñadores de streetwear han sido reconocidos como directores creativos y artesanos que son, donde su título está cambiando pero no necesariamente el producto. Lo que esta oportunidad de colaboración nos ha brindado es que el mercado nos vea más allá de este estigma fugaz que rodea a nuestra industria y también se centre en una apariencia más madura que creo que está impulsando el mercado.

Publicidad

¿Crees que la sastrería en la moda masculina está experimentando un renacimiento como parte de la creciente tendencia de personalización en la industria del lujo en su conjunto?

JL: En este momento, hay una brecha entre lo que está sucediendo culturalmente en la sastrería y el streetwear, donde puede ser extremo pasar un día de una sudadera con capucha y mañana un traje perfectamente a medida. Entonces, con suerte, con esta colección lo que hacemos es comenzar a derribar los muros de separación. Estamos tratando de encontrar una solución considerada para el momento y cumplir con el estándar para el futuro, para el hombre de hoy. Antes de que Alessandro y yo por primera vez, supiéramos instintivamente acerca de esta brecha entre lo que está sucediendo culturalmente y la sastrería tradicional, observamos al hombre de hoy y cuáles son sus necesidades: ¿Cómo mantiene su propia identidad sin tener que cambiar de un chándal a una prenda a medida?

¿Cómo fue el proceso de trabajar juntos, la interacción entre ustedes? ¿Qué procesos de Zegna se combinaron con los de Jerry?

JL: La paciencia de Alessandro durante todo el proceso es increíblemente humillante e hizo que la colaboración fuera perfecta para expresar mi punto de vista y lo que quería exponer. Me acercaría a esta colaboración de una manera muy no tradicional, por lo que se necesita mucha paciencia para, primero, comprender a alguien con quien estás trabajando y luego tener la paciencia para llegar a un lugar donde puedas ver las cosas de la manera en que ellos las ven. Por ejemplo, está la silueta oversize, pero también hay una manera de perfeccionarlo. Y Alessandro ha sido de gran ayuda en el proceso, tomando estas ideas y perfeccionándolas.

¿Cómo fue combinar dos culturas diferentes y qué valores descubrieron que tienen en común?

JL: Si bien nuestros antecedentes son muy diferentes, el objetivo era el mismo y lo que estamos tratando de lograr es la excepcionalidad en la forma física. Fusionando la idea del nuevo lujo estadounidense con los 110 años de herencia de la artesanía de Zegna hacia la sastrería, todo logrado con humildad y honestidad. El resultado fue una sastrería elegante como sacos sin solapas o una camisa cuadrada con bolsillos militares, pantalones holgados con pliegues y una paleta de colores neutros que se basan en las cualidades atemporales del negro, gris, blanco, beige y azul marino. En cuanto a los logotipos Ermenegildo Zegna y Fear of God, los colocamos de una manera sutil y simple.

El lanzamiento de esta colección a principios de una década parece ser el mensaje perfecto. ¿Ayudará esta colaboración a redefinir el código de vestimenta de los hombres para el futuro?

JL: De ninguna manera estamos diciendo que esta colección sea unisex, pero de todos modos, solo diría que todos pueden usarla. Mientras diseño ropa de hombre, siempre tengo en mente a una mujer, porque me encanta la forma en que las mujeres visten la ropa de hombre: los hombros holgados y de gran tamaño. Un punto de fricción particular para esta colección es la sensación del hombro del traje: quitar las ventilaciones traseras y así tener una forma más amplia en la espalda, no tan entallada en la cintura, que da una apariencia más relajada.

Al crear un nuevo lenguaje en el código de vestimenta para el hombre moderno, ¿cómo se comunica este lenguaje al cliente que deseas atraer?

JL: La armonía del contraste, en este caso, representó un lenguaje completamente nuevo para nosotros. Y esto fue mediante la introducción de partes de las lenguas vernáculas separadas de Zegna y Fear of God, pero también es un nuevo conjunto de códigos que no se remontan a ninguno de nosotros. Miramos la historia de los trajes e incorporamos algunos giros como sacos sin solapas y hombros oversize. Con eso, naturalmente, creo que lo que estamos haciendo ahora es comenzar a derribar los muros de separación entre las dos audiencias contrastadas. Con la finalidad de brindar las mejores soluciones, las más consideradas para el hombre de hoy.

¿Qué define a un hombre moderno desde el punto de vista de la moda?

JL: Un hombre que no pierde su punto de vista y alguien que puede abrazar un sentido de comodidad. Creo que es importante reflexionar sobre lo que estamos haciendo es este nivel de sofisticación donde el sujeto brilla más que lo que está usando. Madurez no significa rigidez, es simplemente otra palabra para elegancia y sofisticación.

Mucha gente sigue viendo la ropa deportiva como algo para usar los fines de semana, pero esta colaboración propone exactamente lo contrario con prendas que puedes lucir en tu día a día. Así como el uso de trajes ha sido un símbolo de estatus. Hoy día, ¿eso todavía importa?

JL: Creo que cada vez encuentras más sofisticación a la hora de vestir de manera informal. Como dije, podemos ir de una sudadera a un traje en cualquier día de la semana. Debemos encontrar un equilibrio, finalmente la gente termina buscando comodidad. Lo que estamos tratando de hacer es aterrizar un avión entre esos dos mundos: donde alcancemos la sofisticación junto con la integridad, la honestidad y la accesibilidad. Lo que queremos lograr es un vestuario que permita a las personas moverse y moverse a través de este estilo de vida moderno.

Hemos creado una colección que está destinada a ser parte de tu guardarropa y que dure por muchos años, que trascienda las tendencias y temporadas de moda fluctuantes, y esta perspectiva nos pertenece exclusivamente.

¿Cómo y dónde fue producida esta colección?

JL: Al trabajar con Zegna me permitió ver lo que puede hacer Fear Of God, gracias a la experiencia en cuanto a materiales como lanas de los hilos de mejor calidad del mundo, técnicas y confecciones a las que simplemente no teníamos acceso en Los Ángeles. Las sudaderas con capucha y los pantalones deportivos venían en una mezcla de cachemira y para el calzado, miramos los zapatos clásicos de Zegna como una zapatilla de deporte y botas tipo chelsea, pasando por un filtro de Fear of God. Mientras que las prendas de mezclilla fueron creadas en Los Ángeles, algo que para Zegna no es común trabajar en su fábrica.

¿Qué valores aprendieron entre ustedes y les gustaría aplicar en sus marcas o en su forma de trabajar?

JL: Después de visitar Zegna y conocer sus valores y su familia, nos enteramos de que construimos nuestra empresa de la misma manera que Zegna construyó la suya. Los valores de Fear of God se basan en la familia y la generación, y en la atemporalidad, creando generaciones con la prueba del tiempo. Nos basamos en valores, no en tendencias. Fue increíble ver el nivel de humildad que había ahí, algo que no se ve tanto en la moda. Y eso nos tranquilizó, sabiendo que estábamos haciendo algo similar a una casa de moda que respetamos y aspiramos a ser algún día.

FOG.jpg
Para la nueva colección de Fear of God 'Seventh Collection' se suman algunas piezas de sastrería para elevar el streetwear.

Jerry Lorenzo también presentó recientemente su séptima colección de Fear of God, 'Seventh Collection'. Para esta entrega, las prendas de uniforme, por llamarlas así se ampliaron a sacos formales y pantalones de vestir. ¿A caso su relación con Sartori influyó en este proceso?
En la colección también se ven estampados de The Negro Leagues, una inspiración para Jerry ya que su abuelo, Lorenzo Manuel, jugó en las Ligas Negras como lanzador de los Atlanta Black Crackers.

La visión de Lorenzo ha resultado ser algo más que streetwear; es la ropa deportiva estadounidense reinventada y que va creciendo conforme el diseñador va creciendo personalmente.

Entrenamiento, salud y accesorios
Recibe los mejores consejos para verte mejor.

Publicidad