Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad
Coronavirus_header desktop Home Expansión

Nuestras Historias

Guía para ser un buen viajero en estos tiempos

Una nueva realidad implica nuevas maneras de viajar y de demostrar nuestro respeto y conciencia. Estos son algunos de los mandamientos de los viajeros de hoy.
jue 03 septiembre 2020 06:00 AM
Life and Style Nuevo viajero 3.jpg
El uso de cubrebocas es un nuevo código de los viajes

Han pasado varias semanas desde que la industria turística comenzó a reactivarse. Muchos hoteles reabrieron sus puertas el 1 de julio y las aerolíneas han ido, poco a poco, aumentando la frecuencia de sus vuelos a los principales destinos nacionales y comienzan a restablecer rutas a algunos otros internacionales. Los restaurantes han vuelto a recibir comensales en sus instalaciones e, incluso, los museos están explorando nuevas formas de recibir visitantes.

En cualquiera de los casos, los protocolos de higiene y seguridad también han cambiado. Entre reforzadas medidas de limpieza, distanciamiento social, instalación de paneles de acrílico transparente, disminución de los aforos y la implementación de menús digitales, todo indica que esta “nueva normalidad” ha llegado para quedarse, así sea por unos años o en lo que se desarrolla una vacuna contra el Covid-19.

Publicidad

Y si queremos retomar nuestra vida, todos tenemos que poner de nuestra parte para cuidarnos y cuidar a las personas que están a nuestro alrededor. El uso de cubrebocas fuera de casa ya no es opcional, como tampoco lo es el mantener la distancia respecto a los demás o lavarnos las manos tantas veces al día como sea posible. En lo que respecta a los viajes, hemos visto que tomando todas las precauciones –y siempre y cuando los desplazamientos no sean una fuente adicional de estrés y ansiedad–, podemos volver a tomarnos unas vacaciones, escaparnos un fin de semana en pareja o trabajar de manera remota desde nuestro destino favorito. Por el momento, los viajes dentro de México son la opción más sencilla y también una excelente oportunidad para visitar ese destino al cual nuestra agenda no nos ha permitido llegar.

Así que, con todo esto en mente, hemos preparado una guía con los mandamientos del nuevo viajero, ese que sigue deseoso de explorar el mundo de manera responsable, consciente, respetuosa y cuidando de sí mismo y de todas las personas que hacen posible una experiencia inolvidable.

Life and Style Nuevo viajero 4.jpg
Los kits de limpieza y desinfección son un nuevo básico.

Publicidad

Llevar siempre un kit de limpieza y desinfección


Alcohol en gel, toallitas desinfectantes, guantes de látex y cubrebocas de repuesto son indispensables en cualquier viaje y muy probablemente lo sigan siendo por un buen tiempo. Tener todos estos recursos siempre a mano en cualquier momento –aeropuerto, hotel, restaurantes, tiendas, etcétera– facilitará el cuidado personal y reducirá riesgos.

Respetar el espacio de otras personas


Cada vez es más común encontrar marcas en el piso que nos ayudan a guardar la distancia personal con quienes nos rodean. Desde las filas en los restaurantes o aeropuertos, hasta las recepciones de los hoteles, es nuestro deber respetar la sana distancia, con indicaciones en el piso o sin ellas.

Life and Style Nuevo viajero 1.jpg
El respeto al espacio personal es esencial en la nueva normalidad de los viajeros.

Dejar buenas propinas


En muchos casos, el personal de servicio dejó de trabajar durante meses (casi todos, con el sueldo recortado), por lo cual sus ingresos se vieron seriamente afectados. Más allá de otorgar propinas como una recompensa por una excelente atención, dejar una buena propina, si está dentro de nuestras posibilidades, ayudará al sustento de muchas personas y familias que no la están pasando bien durante esta crisis sanitaria. Más allá de meseros, también debemos pensar en bell boys, camaristas y equipo de room service, entre otros.

Publicidad

Descargar un lector de códigos QR


Los menús impresos tanto en restaurantes como habitaciones están condenados a desaparecer, por lo menos durante un tiempo. Tener un lector de códigos QR en tu celular te hará la vida mucho más fácil, sea en los centros de consumo de tu hotel, para pedir room service o en casi cualquier establecimiento de alimentos y bebidas.

Ser paciente con los nuevos procesos


Si algo ha quedado claro en estos meses es que nadie tiene todas las respuestas y que todos estamos aprendiendo sobre la marcha. Todos los establecimientos se están esforzando por respetar los nuevos procesos y protocolos, han recibido capacitaciones y, en muchos casos, se han certificado antes las autoridades correspondientes. De cualquier modo, siempre hay una curva de aprendizaje y todos estamos ajustándonos a ella. Sé paciente y contribuye con una buena actitud. Muchos establecimientos tienen rutas de accesos y salida, mesas bloqueadas o requieren el uso de cubrebocas todo el tiempo; pongamos de nuestra parte.

Life and Style Nuevo viajero 2.jpg
Los pagos con tarjetas de crédito o débito ayudan a reducir el riesgo de contagio.

No pedir cosas que no se van a consumir


Por disposiciones sanitarias, se ha estipulado que prácticamente todo lo que llega a la mesa de un cliente tiene que desecharse después de su visita. De este modo, se evita que otras personas manipulen los mismos objetos como saleros y pimenteros, frascos de aderezos, etc. Muchos restaurantes han optado por presentaciones desechables más pequeñas, pero en cualquier caso, estas también son desechadas aunque no se consuman. Evitemos desperdicios innecesarios y no pidamos nada que no vayamos a utilizar.

Pagar con tarjetas de crédito o débito


Reducir la manipulación de dinero en efectivo es una manera de reducir las probabilidades de contagio. Casi todos los restaurantes, hoteles y negocios involucrados con el servicio a turistas están motivando a sus clientes a pagar con tarjetas de crédito o débito. La manipulación de terminales bancarias (desinfectadas después de cada uso) es más segura que el intercambio de monedas y billetes.

Hacer reservaciones


En primer lugar, una reserva asegura que tendremos lugar a la hora y en el lugar que deseamos, para la cantidad de personas necesaria. Por otro lado, ayudan a evitar aglomeraciones a la entrada de los establecimientos y ya todos sabemos que no queremos romper el distanciamiento social.

¿Te gusta consentirte?
Te enviamos la información de viajes y gourmet

Publicidad