Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

“Mi sueño era hacer cine mexicano; nunca me abrieron las puertas”: Diego Boneta

Diego Boneta habla sobre Nuevo Orden, su debut en el cine mexicano. Este filme, del director Michel Franco, competirá por el León de Oro en el Festival de Venecia.
mar 04 agosto 2020 07:01 AM

Diego Boneta siempre soñó con actuar en una película mexicana. No obstante, para que esto sucediera tuvieron que pasar casi dos décadas y, paradójicamente, tuvo primero que hacerse de un nombre en Estados Unidos.

“Es muy loco”, dice Diego Boneta en entrevista desde Los Ángeles, “porque cuando yo empecé mi carrera en México actuando y cantando, mi sueño era poder hacer cine mexicano también. Sin embargo, nunca me abrieron las puertas ni para un casting porque, supuestamente, no me veía lo suficientemente mexicano. Fue por eso que me fui a Los Ángeles y después de años picando piedra, después de Luis Miguel, empezaron a llegar proyectos [mexicanos para hacer cine], pero yo quería hacer algo diferente”.

Publicidad
Nuevo Orden Diego Boneta
Nuevo orden es tambien es protatonizada por Naian González Norvind y Darío Yazbek Bernal.

Ese proyecto distinto que esperaba, Nuevo Orden, por fin llegó cuando coincidió con Michel Franco, director mexicano que ha ganado en el Festival de Cannes el Premio Especial del Jurado en la categoría Una Cierta Mirada (Las hijas de Abril, 2017), Guión (Chronic, 2015) y el premio Una Cierta Mirada (Después de Lucía, 2012). Se conocieron en una fiesta y, meses después, cuando Diego estaba en España en el set de Terminator, el cineasta lo llamó.

“Me dijo que me iba a mandar un guión. Pensé que después de la serie de Luis Miguel, qué padre que un director así haya escrito un personaje para mí. El guión se me hizo espectacular, muy fuerte, muy visionario, una historia tan bien pensada… imposible poder decir que no: era exactamente lo que estaba buscando”, dice Diego sobre Nuevo Orden, la película mexicana y única hablada en español que competirá por el León de Oro en el Festival de Venecia, que se realizará de forma presencial del 2 al 12 de septiembre.

Michel Franco
Nuevo orden estrenará en el Festival de Venecia, que se llevará a cabo del 2 al 12 de septiembre.

Nuevo orden, también protagonizada por Naian González Norvind y Darío Yazbek Bernal, se sitúa en un México distópico, en el que existen aún más contrastes sociales y reina un ambiente apocalíptico que propicia la violencia.

“La película habla de temas muy relevantes a un nivel mundial. Es una guerra de clases sociales. Yo la vi con gente de Estados Unidos con la que trabajo y me decían que era como lo que pasó aquí en Los Ángeles no hace mucho, por las protestas de Black Lives Matter”.

Publicidad
michel-franco_0.jpg

Diego explica que aunque su objetivo es hacer proyectos de diversos formatos y géneros, lo que buscaba con mucha intensidad era poder formar parte de una película de autor.

“Sí, totalmente, para mí esta película es un paso estratégico para empezar a hacer más cine de autor. Eso era lo que yo quería. La carrera que sueño es en donde pueda hacer un poco de todo. Creo que así es como vas creciendo y aprendiendo más. No quiero quedarme nunca cómodo en mis laureles; eso no me interesa, de hecho me aburre mucho. A mí me encantan los retos. Me prenden”.

El proceso de filmar junto a Franco fue para Boneta algo completamente nuevo. Recuerda que en ocasiones ensayaban una escena por tres horas y, para su sorpresa, después solo la filmaban tres veces; algo poco común, pues la mayoría de los cineastas tienden a rodar mucho para tener varias opciones en la sala de edición .

“Filmar con él es como una coreografía, como hacer teatro filmado. Desde el lado actoral es todo muy interno: menos es más, sin melodrama”.

Publicidad
Diego Boneta
Diego Boneta también es productor de Nuevo Orden.

Diego, quien también es productor de Nuevo Orden, destaca incluso el nivel de obsesión por el perfeccionismo de Michel.

“Creo que Michel y yo tenemos una manera muy similar de trabajar: los dos somos unos neuróticos perfeccionistas apasionados por lo que hacemos. Creo que reconocimos eso en ambos. Yo no tenía miedo que él me empujara, él me decía que yo iba a hacer algo que jamás había hecho y que su cine era completamente diferente".

El director de Después de Lucía y Las hijas de Abril, además, fue muy puntual con Diego. “Había tomas en las que me decía: ‘Quiero que las hagas otra vez porque tragaste saliva’ o ‘No quiero que hagas nada, Diego, no hagas nada. Parpadeaste, otra vez’”.

Cuando a Diego se le pregunta si protagonizar el filme mexicano y el único en español que compite en La Mostra por el León de Oro, el máximo premio del certamen italiano, es una especie de revancha, él dice que no.

“No trato de pensar así, siempre pienso que las cosas pasan por una razón: esta es mi primera película mexicana porque es la que me tocaba hacer. Por alguna razón las cosas pasaron como pasaron. Sí se me hace curioso, rarísimo, siendo mexicano y con 17 años de carrera: ¿cómo es posible que esta sea mi primera película mexicana? Pero al mismo tiempo qué padre que sea ésta y que padre que nos vamos para Venecia. No es para nada una revancha o un 'se los dije', para nada”.

Series, eventos, música y más...
Recibe lo que debes saber del entretenimiento.

Publicidad