Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

No te quites el condón, retirárselo sin consentimiento podría ser penado

El estado de Hidalgo propone considerar el stealthing como un delito.
vie 24 junio 2022 05:25 PM
Condon stealthing.
El stealthing es una práctica sexual abusiva.

Las prácticas sexuales entre parejas pueden tener implicaciones que resultan en agresiones aun cuando el encuentro íntimo sea consensuado. El uso del condón como modo de prevención del embarazo y protección ante potenciales infecciones de transmisión sexual, por lo que su correcto uso y respeto a la pareja se convierten en un tema que se discutirá en las leyes mexicanas.

Publicidad

Los últimos días se ha hablado mucho del 'stealthing', una práctica sexual que vulnera la confianza de la pareja durante la relación íntima y genera condiciones de riesgo. Este termino anglosajón se refiere al momento en el que se retire el condón durante acto sexual y hacerlo sin protección sin que la otra persona lo sepa.

Es por eso que en el Congreso de Hidalgo, la legislatura local presentó una iniciativa que daría una pena de prisión desde dos a cuatro años y una multa de 80 días, a quien se quite el condón durante una relación sexual sin el consentimiento de la otra persona.

Con esta iniciativa se incluirá un segundo párrafo al artículo 183 del Código Penal para el Estado de Hidalgo.

México en el Senado de la República ya ha propuesto reformar el Código Penal Federal, la propuesta se enfocaba única y exclusivamente en la prevención de infecciones o enfermedades de transmisión sexual y podía condenar de tres a ocho años de prisión e imponer 80 días de multa a la persona que incurriera en esta conducta, sin embargo tendría que tener un efecto a la salud para poder ser considerada.

En otros países ya se ha hablado de esta práctica. En 2014, el Tribunal Supremo de Canadá condenó por agresión sexual agravada a un hombre que había realizado agujeros al condón sin el consentimiento de su pareja.

En Alemania en el año 2016, el Tribunal de Berlín condenó a ocho meses de prisión y pago de una multa de 3 mil euros (62 mil 900 pesos mexicanos) a un hombre que durante el acto sexual decidió quitarse el preservativo contra la voluntad de su pareja.

 
Publicidad