Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

El 'Stealthing' la práctica sexual que representa violencia

El compartir la sexualidad en pareja debe ser siempre bajo condiciones de respeto.
mar 12 octubre 2021 10:35 AM
Stealthing
Las prácticas sexuales de riesgo no consensuadas pueden considerarse un delito.

Los últimos días se ha hablado mucho del 'stealthing', una práctica sexual que vulnera la confianza durante la relación íntima y genera condiciones de riesgo. Esto consiste en que se retire el condón en el acto sexual sin que la otra persona lo sepa.

Publicidad

Esta decisión por parte del hombre de retirarse el condón, se relaciona con el rechazo a portar el profiláctico por la idea de tener mayor sensibilidad al momento del contacto íntimo, sin embargo, esto para las mujeres que lo han enfrentado representa una forma de abuso, que incluso se puede comparar con una violación.

Aunque hay pocos lugares con esta actividad tipificada como delito, para Alexandra Brodsky a abogada experta en delitos sexuales Sandra Paul, "la persona está potencialmente cometiendo una violación", dijo a BBC.

El acordar tener relaciones sexuales no implica que todo esté permitido, tanto que el llevar un condón es un punto en el que la pareja coincide de común acuerdo, por prevención de un embarazo o infecciones de transmisión sexual; por lo que deliberadamente retirarse el condón en el acto se está rompiendo el consentimiento del otro.

"Si la persona no sigue las reglas, la ley dice que no hubo consentimiento", anota Brodsky.

La tipificación como delito

El estado de California ha declarado ilegal quitarse el preservativo durante las relaciones sexuales sin que haya consentimiento verbal, una práctica conocida popularmente como "stealthing".

Gavin Newsom, gobernador del estado, firmó el jueves un proyecto de ley que clasifica esta práctica como "agresión sexual".

"Al aprobar este proyecto de ley, estamos subrayando la importancia del consentimiento", dijo la oficina del gobernador en un tuit.

Para Cristina Garcia, miembro de la asamblea de California que presentó el proyecto de ley, aseguró que quitarse el preservativo sin consentimiento "no sólo es inmoral, sino ilegal".

Hasta ahora California es la primer entidad de Estados Unidos que tipifica esta práctica como delito. La exposición de las víctimas a un embarazo no deseado o a enfermedades de transmisión sexual son los riesgos más inmediatos, sin tomar en cuenta las afectaciones emocionales..

El proyecto de ley detalla que quien comete agresión sexual: provoca el contacto entre un órgano sexual, del que se ha retirado un preservativo, y la parte íntima de otra persona que no ha dado su consentimiento verbal para que se retire el preservativo.

La práctica del "stealthing" causó debate en Estados Unidos tras la publicación de un artículo de una estudiante de doctorado, Alexandra Brodsky, en 2017 en el Columbia Journal of Gender and Law.

Brodsky señalaba que había foros en línea que proporcionaban información sobre cómo cometer con éxito el "stealthing", algunos de los cuales se cerraron posteriormente.

Publicidad
Publicidad