Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

La nueva vida de Máximo Bistrot

Después de nueve años de éxito, el chef Eduardo García y su esposa Gabriela López decidieron que era momento de llevar a nuevas alturas a Máximo Bistrot. La decisión fue la correcta.
mar 22 diciembre 2020 11:26 AM
Life and Style Máximo 5.jpg
El matrimonio formado por Gabriela López y el chef Eduardo García.

Cuando el chef Eduardo García y su esposa Gabriela López se lanzaron a la aventura de fundar Máximo Bistrot Local, en 2011, lo hicieron con un objetivo claro: crear un espacio cálido que comunicara su amor compartido por la comida. Una amplia variedad de técnicas y productos locales fueron elegidos como base de un menú que cambia todos los días, en función de los ingredientes más frescos que distintos productores locales les abastecen también a diario.

Publicidad

Life and Style Máximo 4.jpg
El nuevo Máximo Bistrot se encuentra sobre la Avenida Álvaro Obregón de la Colonia Roma.

Después de varios años, en los que este pequeño restaurante –localizado en la esquina de las calles Tonalá y Zacatecas, en la colonia Roma de la Ciudad de México– fue acumulando premios, ascendiendo posiciones en las listas de los mejores restaurantes y, sobre todo, convirtiéndose en el favorito de foodies de todo el mundo, Eduardo y Gabriela empezaron a plantearse la idea de encontrar una nueva ubicación. “Hace tres años comenzamos a buscar un local para el nuevo restaurante”, recuerda García. “La razón por la que nos tardamos tanto fue porque queríamos el sitio perfecto. El lugar donde Máximo está hoy [sobre la avenida Álvaro Obregón, de la misma colonia] es el que literalmente soñamos”.

La motivación para hacer este cambio obedeció́ sobre todo a razones logísticas y operativas, según García. “En el primer local, a pesar de ser más pequeño, estábamos muy contentos y seguros. Si no hubiéramos tomado esta decisión, muy probablemente seguiríamos ocupados y con el éxito que nos ha dado nuestro equipo, pero ya era muy cansando trabajar en un espacio tan pequeño con una demanda tan grande”, explica el chef.

Publicidad
Life and Style Máximo 2.jpg
El menú se basa en el uso de productos frescos de proveedores locales.

Durante el tiempo de la construcción, el matrimonio López García tuvo la oportunidad de apreciar los frutos del arduo trabajo que han realizado durante los últimos nueve años. “Máximo lo iniciamos casi de cero. Todos los recursos para abrir este nuevo local fueron saliendo de lo que íbamos trabajando y eso ha hecho que este proyecto sea muy gratificante”, dice Eduardo.

Enero y febrero de 2020 fueron, a decir de García, dos de los mejores meses que Máximo había registrado en su historia, pero al llegar marzo, “literalmente, se acabó el mundo para todos”, afirma en referencia al estallido de la pandemia de covid-19 en México. Gabriela y él reinventaron su operación, continuaron trabajando y no pusieron en pausa sus planes. “Nosotros tenemos 120 empleados y tenemos que seguir trabajando por ellos. Nos importa lo que la gente diga de nosotros, nos importan las redes o las listas, pero no nos enfocamos mucho en eso, sino en mantener un negocio que tiene que ser negocio”, dice al mismo tiempo que reconoce que ellos han tenido la fortuna de salir adelante.

Publicidad
Life and Style Máximo 3.jpg

A principios de julio abrió el nuevo Máximo –el local original sigue operando–, pero en este caso, decidieron eliminar la palabra Bistrot del nombre. “Si en Máximo Bistrot teníamos platillos que requerían tres pasos, aquí tenemos la oportunidad de agregarle un cuarto o hasta un quinto, debido a que contamos con una cocina más grande y más cocineros. Eso nos da la oportunidad de engrandecer los platillos que estábamos haciendo”, explica Eduardo.

Pero todo esto no hubiera podido hacerlo solo. “Gaby y yo somos un 50/50, sin ella esto no hubiera sido posible”, dice. “Yo tengo una habilidad enfocada en la cocina y sin Gaby hubiera podido contratar a un gerente o una empresa administrativa que se encargara de ciertas cosas de mis restaurantes. Sin embargo, al final del día somos un equipo. Todo lo que hemos hecho, lo hemos hecho juntos. Ella es tan importante como yo”, concluye.

¿Te gusta consentirte?
Te enviamos la información de viajes y gourmet

Publicidad