Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

Rincón de Burgerman: Hamburguesas: 2 - Pandemia: 0

2020 será lo que sea, pero sin duda se posiciona como el año de la hamburguesa.
mié 28 octubre 2020 12:21 PM

Pareciera que en esta pandemia los señores re-descubrieron la hamburguesa. Ha sido tan constante el crecimiento de la popularidad de la hamburguesa en estos tiempos de encierro, que yo llevo contados, por lo menos 14 nuevos lugares de burgers tan solo en la CDMX. Desde la fiebre por las sliders y el descubrimiento del método smash (de aplastar la carne), hasta las burgers de señor y la democratización del platillo. No sé si es la necesidad y casi obligatoriedad del servicio en delivery, el enorme impulso que ha dado el Instagram y el food porn (tan sólo de abril a octubre un servidor humildemente ha añadido 10k followers a su cuenta), la necesidad de apapachos al corazón que todos necesitamos y éste platillo confiere tan bien o si es todo ésto junto. Yo me voy más por lo último: el 2020 será recordado, entre muchas otras cosas, como el año en que la Hambuguesa se estableció como platillo hegemónico. Todo esto sirve como introducción para platicarles que en estos días, pude probar una de las 14 nuevas burgers que han llegado para beneplácito mío y de la comunidad hamburguesera.

Publicidad

Con un gran pedigree a cuestas, ya que son la creación de los Chefs Said Padilla y José Antonio Balderas (si, del delicioso Gloutonnerie en Polanco y Lip Brasserie), llega Burger Spot, hamburguesería que sirve a domicilio y hace maravillas. El menú consta de creaciones inspiradas en grandes chefs del mundo. Cada una con un nombre de alta alcurnia gastronómica que delata su contenido. Todas las burgers, están basadas en el mismo pattie de carne Top Sirloin molida por ellos mismos y con los porcentajes secretos, con 150 gramos de puro sabor delicioso, compacto y muy bien logrado. El pan también es creación propia y horneado en casa. Si buscas un cheeseburger sencillito y tradicional, aquí no lo encontrarás. La creación más sencilla es la Burger Roca (quiero suponer inspirada en el Chef Joan Roca) que lleva la carne antes mencionada, queso Fontina, lechuga, cebolla morada, tomate y pepinillos. Engañosamente sencilla, la diferencia está en el queso Fontina que le da un toque ligeramente dulce con notas de nuez. Así, resulta que ésta es una cheeseburger perfecta para alguien que quiere un sabor un poco más complejo, pero, a la vez, también es lo suficientemente sencillo como para atraer al paladar mas común. No había probado nunca yo una burger con este queso y me sorprendió muy gratamente.

Generalmente no soy muy partidario de las combinaciones con muchos elementos o con elementos cuyo gusto es fuerte y puede someter a los demás ingredientes. Tal es el caso de la hamburguesa Santi (supongo que por el legendario Chef Santi Santamarina) que probé. El mismo pan, la misma carne, pero además, con un poco de queso fontina, queso azul (éste es el sabor fuerte, fuerte), queso camembert, tocino, cebolla caramelizada, arúgula y pepinillos. Dulce y salado por doquier, en una explosión de sabores que pensé que sufriría por el azul, pero no: súper balanceada y, de verdad, de sabor complejo y delicioso. Quizás lo único es que son muchos elementos y se resbala mucho todo dentro del pan, por lo que no es tan fácil de comer. Peccata minuta: vale la pena muchísimo por el sabor.

La otra creación que probé y que es una muestra de la inventiva y locura que puede generar una buena hamburguesa, es la D’Acosta (inspirada en el superstar chef Quique D’ Acosta): ésta joya tiene, además de lo básico, queso Oaxaca, champiñones al ajillo, tuétano (si, tué-ta-no con todo y su hueso), chiles toreados con mucha cebolla, lechuga, tomate y pepinillos. Magistral. El sabor de todo combina a la perfección y el picante de los toreados le da una patadita muy bienvenida. Si de repente uno se cansa de la hamburguesa tradicional americana, Buger Spot es una gran opción. Hay mucho de donde escoger y a un nivel increíble y bien logrado. Uno pensaría que, como es hamburguesa de señor (y señor pudiente, puede ser), el precio sería como de club-de-yates, pero no. Para nada. No se cómo le hacen, pero ofrecen estos manjares, con estos grandes ingredientes, a un precio bastante competitivo. Créame: repetirá si se anima a probarlas.

Publicidad
¿Te gusta consentirte?
Te enviamos la información de viajes y gourmet

Publicidad