Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

Rincón de Burgerman: hasta Burgerman se equivoca

A veces hay que revisitar los lugares que jamás imaginamos para llevarnos gratas sorpresas.
mié 14 octubre 2020 11:53 AM

A mí me gusta que me sorprendan. Y también me gusta que me demuestren que puedo estar equivocado. A fin de cuentas, ni un tragón profesional como yo puede estar en lo correcto siempre. Lidiar con comida es siempre vivir en el filo de la subjetividad, aunque el ejercicio que uno (bueno, yo) trata de hacer es, intentar ser lo más objetivo posible. Por eso me gusta, cuando voy por primera vez a probar una hamburguesa, pedir la burger más simple. Aquella que no puede esconder nada y que, o funciona o no, o sabe bien o no sabe bien.

Tal es el caso de la nueva creación de Sonora Grill. Hablando honestamente, nunca había sido muy fan de sus hamburguesas, porque, según yo, tenían demasiados elementos. Con todo y que una de ellas era la creación del chef Aaron Mizrahi –experto y amante de la carne y de las hamburguesas–, siempre sentí que había algo que no amarraba bien. Por eso, aunque es un lugar muy popular y socorrido, siempre me había parecido mejor para ir a probar otras cosas, que la hamburguesa. Por eso, cuando vi que había llegado una nueva burger al menú, medio que, por lo prejuicioso que soy, no quería ni acercarme a probarla. Sin embargo, recordé que para eso soy Burgerman. Es un trabajo duro y difícil, pero alguien tiene que hacerlo. Alguien tiene que sacrificarse por todos y probar todas las hamburguesas, me hagan ojitos o no. Acepté, medio a regañadientes.

Publicidad

Creada por el chef regio Ricardo Cid, llegó a mis manos la Cid Wellington. Esta es una hamburguesa que, en realidad, es como un filete Wellington. Hmmm. Ahí como que mi interés comenzó a nacer. ¿Una burger envuelta en masa? Gran concepto, pero mal llevado podría ser un desastre. Luego no soy muy dado a experimentos locos con las burgers, aunque luego hay experimentos que si jalan y muy bien ... como éste.

Esta, queridos lectores, es una cheeseburger con un muy bien logrado pattie de 220grs, cebolla caramelizada, tocino ahumado al maple, queso suizo y pepinillos. Pero el chiste es que en vez de estar dentro de un bollo, todo está envuelto en masa de pan horneado. Ufff. Brutal. Y, para acabarla de amolar, la pièce de résistance es que con una jeringa le inyecta uno una porción calientita de queso cheddar que acaba por amalgamar todo. Increíble. Una gran idea, bien ejecutada y (lo más importante) de-li-cio-sa. Hace mucho que no iba a Sonora Grill y me sorprendió. Me callaron la boca y me demostraron que hasta yo puedo estar equivocado. Tengo que darle una segunda oportunidad y abrir mi corazón a las otras burgers del menú de este lugar. El secreto de la Wellington, como todo en una buena hamburguesa, está en la carne. Esta sabe mucho y sabe muy bien. Podrá ser poco ortodoxa, pero vale muchísimo la pena. Esta creación la pueden encontrar en Sonora Grill, en Parrilla Urbana y en Sonora Grill Prime. ¡Ah! y olvidaba que tienen esta maravilla de paquete llamado Sonora Burger Box que trae 4 de estas joyas para que la comas en casa.

Publicidad
¿Te gusta consentirte?
Te enviamos la información de viajes y gourmet

Publicidad