Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad
Coronavirus_header desktop Home Expansión

Nuestras Historias

Rincón de Burgerman: La hamburguesa de Eloise, más que chic

un restaurante francés esconde una de las mejores hamburguesas de la ciudad.
mié 22 julio 2020 02:38 PM

Tengo que admitir que la primera vez que fui a por la hamburguesa del restaurante Eloise me sentí un poco fuera de lugar. Primero porque, como yo no soy muy exquisito en mis gustos, no sabía de lo especial que es este restaurante dentro de la comunidad gastronómica: comida francesa o afrancesada de muy alta alcurnia, propositiva, que ha venido a plantear caminos interesantes para la comida contemporánea. Segundo, porque es muy popular y concurrido y se sugería reservar: yo llegué solito y, de pura chiripa, me pudieron atender rápidamente. Muchos amigos foodies me habían hablado de una burger excepcional que aparentemente hacían ahí, que tenía que comer. Llegué, me senté, me ofrecieron la carta, la cual procedí a negar y sólo dije que venía por la Hamburguesa. Si. Con H mayúscula.

Publicidad

Desde esa primera vez, hasta hoy en día, con pandemia y toda la cosa, nunca me ha fallado. Tan se ha vuelto un clásico de su menú, que han tenido que hacer hasta promociones limitadas para que la burger sea un gancho para regresar a comer in situ en el local de Av. Revolución. Y, pues, ¿qué tiene ésta hamburguesa que la hace tan especial? Sabor. Sabor y sabor. Carretonadas de sabor. Primero, todo viene en sus 200 gramos de Carne Angus. Sí. No es para principiantes: es un manjar grande. Sobre el pattie de carne hay una generosa porción de short rib estofado que apuntala el ya firme y complejo sabor de la carne de abajo. Sobre el short rib, queso de oveja –sabor fuerte y franco– y hongos salteados. Ufff. Babeo sólo de recordar ésto mientras escribo. Para los que además necesitan un poco de verde, abajo del pattie de carne, una porción de jitomate y arúgula. Todo es soportado, abrazado y cobijado por un bollo hecho ahí mismo que perfectamente aguanta el embate de éste delicioso monstruo que es como una bomba de sabor.

En realidad no habría más que decir. El platillo, en verdad, habla por si sólo y a veces a mi hasta me faltan las palabras. Pero si tengo que añadir que es un verdadero logro de hamburguesa. Es, quizás, junto con la Hamburguesa de The Palm, la mejor burger de Señor (también con S mayúscula) que uno puede comerse en ésta Ciudad y muy probablemente en este país. La complejidad de sabor que genera el diálogo entre la carne molida y el short rib es de ensueño – la única observación que yo podría tener, pero es más de gusto propio que nada, es que el pattie podría estar un poquito más cocido que el medio al que se sirve. Pecatta minuta que ni añade ni resta al sabor. Créame usted, querido lector, que cuando le hinca el diente a ésta burger, la explosión y dicha son inmediatos. Sabor por todos lados. No sabía yo que me gustaba tanto el queso de Oveja hasta que lo probé aquí. No era yo muy fan de la burger con hongos, pero con estos hasta pido más. En fin. Todo en ésta hamburguesa está perfectamente logrado y puesto en un lugar ideal y prácticamente perfecto.

Publicidad

Así que le digo yo: hágase ud un favor y vaya y cómase una de vez en cuando. Lo maravilloso de un platillo como éste es que no es para comerlo una vez por semana: este es un manjar que exige un respeto y una valoración distinta. Un portento llama al respeto. Esperemos que con promociones como ésta, el Covid no haga estragos y podamos tener restaurantes como éste y creaciones como ésta cuando acabe la pandemia. Y por si fuera poco, para beneplácito de todos los burgermaniacos está al 2x1 todos los martes cuando se consume ahí mismo en el restaurante. Más fácil no se puede.

Dirección: Av. Revolución #1521, San Ángel

Publicidad
¿Te gusta consentirte?
Te enviamos la información de viajes y gourmet

Publicidad