Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad
Coronavirus_header desktop Home Expansión

Nuestras Historias

Commander Gradient es el reloj de Mido que debes tener ahora mismo

El nuevo modelo Commander es una suma de cualidades estéticas y técnicas, con una esfera ahumada que permite asomarse al poderoso mecanismo automático Calibre 80.
mar 16 junio 2020 05:10 PM
Mido_CommanderGradient_01.jpg

Mido sabe cómo contar historias que nos emocionan. En México, donde tiene miles de admiradores y gran éxito desde hace años, la marca ha realizado iniciativas que enchinan la piel, como sumar a su equipo de embajadores al mexicano Jonathan Paredes, clavadista de altura que fue campeón de la competencia Red Bull Cliff Diving en 2017, o modificar increíbles motocicletas vintage que se ven todavía mejor bajo la inspiración de sus relojes Multifort.

La firma lleva esta buena costumbre al siguiente nivel con el nuevo Commander Gradient. El lanzamiento de este modelo, de una sofisticación notable, está acompañado no por una motocicleta, sino por un automóvil clásico entre los clásicos, que Mido restauró con ayuda de expertos que siguieron sus códigos estéticos.

Publicidad

El diseño del Commander rinde tributo a la Torre Eiffel. “Su forma redonda hace eco de los arcos del monumento, mientras que los índices y las manecillas rectangulares, con barras de metal pulido, recuerdan el enrejado de hierro de la torre”, explica la marca. La colección se ha producido sin interrupciones desde 1959 y es un best seller hasta la actualidad, lo que demuestra su condición, ganada a pulso, de icono atemporal.

Mido_CommanderGradient_05.jpg
Commander es una de las colecciones más exitosas de Mido por el carácter atemporal de su diseño. Este nuevo modelo se destaca por su elegante esfera ahumada.

Esto no ha impedido que el reloj luzca contemporáneo y que Mido nos sorprenda con versiones como Commander Gradient. Lo que lo hace especial es su esfera de acrílico con efecto ahumado degradado, es decir, transparente en el centro y cada vez más opaca hacia los bordes. Esto permite asomarse al mecanismo, que también se puede apreciar en el reverso de la caja, gracias al cristal de zafiro que protege su masa oscilante decorada con Côtes de Genève, como manda la tradición suiza.

Publicidad

Los materiales de la caja, que mide 40 milímetros de diámetro, subrayan la apuesta por ofrecer un producto moderno y deportivo. Mido escogió acero revestido con PVD negro y un acabado satinado, con el bisel pulido. La esfera está cubierta con un cristal de zafiro abovedado biselado. Tiene toques del naranja emblemático de la firma en los índices y las manecillas. Ambos están recubiertos con material luminiscente Super-LumiNova, por lo que aseguran una legibilidad perfecta en la oscuridad.

El segundero y los pespuntes de la correa de tela negra son del mismo anaranjado. La indicación de fecha está colocada a las 3. Otro elemento destacado del diseño es el anillo exterior gris con la escala de los segundos. Es hermético hasta 50 metros de profundidad.

Mido_CommanderGradient_02.jpg
La caja del Commander Gradient de Mido mide 40 mm de diámetro y está hecha de acero revestido con PVD negro.

Como decíamos, en México la marca lo ha vinculado con un Corvette Stingray de 1977, uno de los muscle cars estadounidenses por excelencia. Fue modificado por los especialistas de Soul Motor Co., que lo dejaron mejor que nunca, pintado de naranja Mido y con detalles en los interiores de piel que replican la combinación cromática de la correa.

Pero la comparación más importante es entre las maquinarias: el potente V8 de 300 hp del Corvette Stingray y el igualmente poderoso Calibre 80, un ejemplo de precisión y rendimiento que garantiza hasta 80 horas de reserva de marcha. Sí, Commander Gradient es todo un muscle watch.

Mido_CommanderGradient_05.jpg
El Corvette Stingray de 1977 fue restaurado y modificado con el color naranja de Mido, además de que se le pintó el nombre de la marca y la palabra Commander en el costado.

Publicidad
Publicidad