Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

formula 1

Las mujeres en Tokio 2020 y la fuerza de sus voces

Sexualización del cuerpo y la poca importancia que se le otorga a la salud mental, algunos de los temas que las atletas han señalado en estos Juegos Olímpicos
dom 08 agosto 2021 11:16 AM
Naomi Osaka
Naomi Osaka abanderada y estrella del deporte japonés expuso temas relevantes para la agenda femenina en los Juegos Olímpicos.

Las mujeres han conquistado peldaño tras peldaño en la línea del tiempo de los Juegos Olímpicos, quitándose de encima prohibiciones absurdas, señalando la sexualización de los cuerpos de las participantes y exponiendo una serie de reglamentaciones misóginas que, al deporte, no aportan absolutamente nada. Tokio 2020 será recordada como la edición olímpica de la reivindicación femenina, es la justa en la que las voces de las mujeres se han escuchado más fuertes que nunca en contra de aquellos residuos de lo que, en 1896, por ejemplo, se planteaba con total normalidad: la primera justa olímpica se realizó con prohibición a la participación femenina.

Publicidad

El porcentaje de participación de mujeres deportistas en los Juegos Olímpicos alcanzó su punto máximo en Tokio 2020, pero también las voces femeninas han crecido cuando se trata de señalar inconformidades e incongruencias machistas que, lamentablemente, todavía forman parte del entorno olímpico y del deporte en general.

Sexualización, las vestimentas deportivas incómodas

Leotardos con corte de bikini y de mangas cortas quedaron fuera de las maletas del equipo de gimnasia femenil de Alemania, quienes optaron por continuar su lucha contra la sexualización de las gimnastas en Tokio y, como vienen haciendo desde hace algunos meses, utilizaron leotardos de cuerpo completo para competir y entrenar.

La Federación Alemana de Gimnasia lo deja claro, esta decisión es una declaración abierta contra la sexualización en la gimnasia. Mientras las mujeres suelen participar con leotardos cortos, los hombres lo hacen con vestimentas que cubren las piernas en su totalidad.

“A veces los leotardos no cubren todo al hacer saltos o splits. Se deslizan y esa es la razón por la cual usamos una nueva forma de leotardo que permita a todas sentirse seguras durante las competiciones y los entrenamientos. Cada vez que no te sientes segura, te distraes de lo que quieres conseguir en tu presentación”, compartió la gimnasta alemana Sarah Voss, en charla para la cadena BBC.

La elegancia y el porte que suele caracterizar a los atuendos de gimnasia nada tiene que ver con dejar al descubierto los cuerpos de las deportistas. La elección es libre para cada una de las gimnastas, y este es precisamente el mensaje que el equipo de Alemania quiere resaltar.

Publicidad

Semanas antes de los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, la lucha de la selección de Noruega femenil de balonmano de playa se viralizó, aunque ya tiene tiempo en desarrollo. Son los uniformes que antes estaban acostumbradas a utilizar los que detonaron su exposición pública, ya que a manera de protesta, las jugadoras decidieron competir en el Campeonato Europeo de Balonmano Playero con shorts, lo que les valió una multa por parte de la Federación Europea de Balonmano.

Cada seleccionada noruega fue multada con 150 euros, y es que, de acuerdo una nota de Jenny Gross en The New York Times , “la Federación Internacional de Balonmano exige que las mujeres lleven la parte inferior del bikini con un ajuste ceñido y cortadas en ángulo ascendente hacia la parte superior de la pierna. Los lados del bikini no deben tener más de diez centímetros. Los hombres, por su parte, pueden llevar pantalones cortos de hasta diez centímetros por encima de las rodillas, siempre que no sean demasiado holgados”. En contraste, para los varones de esta disciplina el uniforme reglamentario de competición es un short y una playera común.

No existe ventaja alguna que las deportistas obtengan en sus desempeños por usar las vestimentas estandarizadas que suelen ser más cortas que las de sus semejantes varones, en ninguno de los deportes antes expuestos. La hipersexualización del cuerpo de la mujer es un tema que, dentro del deporte, apenas comienza su exposición.

Salud mental, ellas abrieron la charla

Sin ser un tema exclusivo de las mujeres, la visibilización e importancia de la salud mental ha sido expuesto mayormente por atletas femeninas. En pocos meses, el mundo del deporte en general se abrió a la conversación gracias dos casos específicos, el de Naomi Osaka, tenista japonesa de ascendencia haitiana y crecida en Estados Unidos –encargada de encender el pebetero olímpico en Tokio 2020-, quien se retiró de los más recientes Roland Garros y Wimbledon por salud mental. Y el caso de Simon Biles, la gimnasta estadounidense que también decidió hacerse a un lado de algunas de sus competencias en Tokio 2020 para priorizar su salud mental.

En ambos casos, quienes se vieron involucradas son las dos mejores deportistas de sus disciplinas, aquellas que ya se instalaron en la cima, en donde la presión y los reflectores no tienen fin.

Mientras que Osaka fue multada en un principio por decidir no participar en las conferencias de prensa de Roland Garros, priorizando su salud mental, Biles fue sumamente criticada por decidir no participar en por lo menos tres finales de la competencia. Días después, Biles contó que un familiar suyo había muerto mientras se desarrollaban los Juegos Olímpicos, situación que afectó su estabilidad emocional. Las duras críticas que recibió en Tokio están totalmente injustificadas, y es que cuando en la gimnasia olímpica el atleta no está lo suficientemente concentrado, una mala decisión podría costarle la vida o el no volver a caminar nunca más. Las consecuencias podrían ser peores que en otras disciplinas.

Después de sus pausas, Osaka volvió a competir precisamente en Tokio 2020, mientras que Biles se quedó con la medalla de bronce en la viga de equilibrio.

Alexa Moreno, la gimnasta mexicana que recibirá un diploma olímpico luego de quedar en la cuarta posición en el salto a caballo , volvió a abordar la difícil situación que vivió durante Río 2016, cuando el constante acoso cibernético que recibió la hizo entrar en depresión. Burlas y opiniones acerca de su complexión física la hicieron dudar de todo lo que había construido.

Moreno compartió para Katya López, de El Heraldo de México , cómo la música formó parte fundamental del proceso que significó superar aquel bache anímico y físico, la depresión que padeció justo después de alcanzar el sueño olímpico. Sufrió, se retiró mentalmente y ahora está de vuelta, como la cuarta mejor del mundo en su especialidad.

Publicidad

Hablemos de: Lo que las mujeres pusieron en la mesa de los JO

¿Cómo reacciona el Comité Olímpico Internacional?

La postura oficial del COI respecto a los uniformes de las gimnastas alemanas o al respecto de la salud mental de los atletas ha sido reservada.

En los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, el 48.8% de los atletas son mujeres, lo que representa la mayor cantidad de la historia. Sin duda una cifra relevante y esperanzadora, pero mientras todos los otros temas previamente señalados sigan permeando en las distintas áreas del olimpismo, la paridad de género no podrá considerarse garantizada. Un pendiente para nada nuevo, que sobresale en la agenda de la máxima justa deportiva de la humanidad.

De acuerdo con la entrada publicada en el newsletter de autor El Míster , titulada Tokyo Obsession: Trajes ceñidos y pelo largo, son atletas, estúpido, para Paris 2024 el Comité Olímpico Internacional “anunció que la paridad en las competencias deportivas serán totalmente equilibradas entre ramas masculinas y femeninas, es decir 50% de los atletas serán hombres y 50% serán mujeres. Un 1.8% mayor a Tokio, y un 9.3% más a comparación de Sidney 2000, convirtiéndose en los primeros Juegos Olímpicos con igualdad de participación competitiva”.

A pesar del esfuerzo por garantizar la misma cantidad de atletas mujeres y hombres, el organigrama de puestos directivos y de toma de decisiones en el COI está ocupado “en mayoría por presencia masculina. En general, dentro del Comité Ejecutivo del COI hay un 33.3% de participación femenina, y el 66.7% son puestos ocupados por hombres”, destaca El Míster.

Y cuando se habla del tema deportivo, las mujeres toman aún más relevancia. En el caso particular de México, de las más recientes 17 medallas olímpicas logradas (cifra correspondiente a Londres 2012, Rio 2016 y Tokio 2020 hasta el momento), 10 fueron conseguidas por mujeres (y una por un el equipo mixto de tiro con arco). Además, el atleta mexicano más destacado en el olimpismo es María del Rosario Espinoza, la taekwondoín que tiene tres preseas olímpicas en su haber. Solo una pequeña muestra de la importancia deportiva que tienen las atletas en nuestro país.

¿París 2024 será la sede de las conversaciones abiertas y el mensaje claro? Un ciclo olímpico nos separa de la respuesta.

Tags

Publicidad