Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

Nuevo Orden: un retrato de un México distópico, violento y dividido

Todos los detalles sobre la nueva película de Michel Franco, ganadora del Gran Premio del Jurado en el Festival de Venecia.
lun 05 octubre 2020 08:33 AM

Nuevo Orden dura sólo 88 minutos, pero la película como experiencia se prolonga mucho más. Al salir del cine, las escenas del filme distópico de Michel Franco, sobre un México rebasado por la violencia y socialmente dividido por la desigualdad económica, se sobreponen en las imágenes que ves en la calle.

Sabes que este filme es potente porque horas e incluso días después, lo cotidiano ya no se ve igual. Existe una zozobra al ver lo que pasa en la calle, algo que ya sabías pero que ahora grita más fuerte, muy adentro de ti, y te dice que la ficción que acabas de ver, aunque es una exageración dramática, es también una posibilidad que ya no resulta tan improbable.

Publicidad

La nueva película del cineasta mexicano, ganadora del Gran Premio del Jurado en el Festival de Venecia, es un vistazo aterrador hacia el futuro de nuestro país. Y sin embargo, es un espectáculo, es la belleza de la catástrofe: como voltear al cielo y ver un avión en llamas y, pese a lo terrible de la imagen, no poder quitar los ojos de esas vidas que arden en caída libre.

A diferencia de sus películas anteriores —Ana y Daniel, Después de Lucía, Chronic y Las Hijas de Abril, en las que se centraba en el conflicto interno de sus personajes, en sus dilemas morales—, Nuevo Orden es una evolución para Franco en su forma de contar historias.

Nuevo Orden Festival de Venecia
La productora Cristina Velasco, Fernando Cuautle, Michel Franco y Naian González Norvind en el Festival de Venencia.

En este drama social, protagonizado por Naian González Norvind, Fernando Cuautle, Diego Boneta, Mónica del Carmen y Darío Yazbek, el personaje principal de Franco es México, y con su elenco coral va articulando una especie de mural futurista, como la pintura del artista mexicano Omar Rodríguez-Graham, “Solo los muertos han visto el final de la guerra”, con la que el cineasta elige para abrir la película.

La primera secuencia es un adelanto del rumbo dantesco por el que llevará al espectador: la bella mirada de una novia tras su velo, después muebles aventados por la ventana, paredes pintadas con leyendas que exigen justicia social y, luego, esa misma novia, sólo que ahora desnuda, bajo la lluvia, con pintura verde que le recorre como un hilo la entrepierna.

Publicidad
Michel Franco
Nuevo orden estrenará en el Festival de Venecia, que se llevará a cabo del 2 al 12 de septiembre.

La película se centra en esa novia, Marian, interpretada por Naian González Norvind, quien pese a ser parte de una familia de élite, posee una conciencia de clase, es empática y trata de ayudar a uno de sus ex trabajadores domésticos que, el día de su boda, pide apoyo económico para poder pagar la urgente operación de su esposa. Este contraste de clases y la forma en que cada personaje asume esa dinámica es una constante en la película, que va desenmascarando la esencia de cada uno de ellos —ricos y pobres— cuando son puestos en situaciones límite, ya que esa pequeña burbuja que es la boda se rompe cuando un grupo de protestantes invaden la mansión y…

Es en este punto de la película que se puede ver a un nuevo Michel Franco como director; va de lo personal a lo social, a una escala de producción con la que nunca antes había trabajado; pero aunque filma secuencias de persecuciones —con cientos de extras— no deja de capturar la humanidad de cada uno de sus personajes y, al mismo tiempo, retrata de forma íntima a México, su gran protagonista.

Michel Franco Leon de Plata
Michel Franco ya había ganado en La Mostra, en 2015 obtuvo, como productor, el León de Oro por Desde allá.

Por la naturaleza de la historia, que muestra campos de concentración y una turba incontrolable, hubiese sido fácil caer en la representación más fácil de la violencia como generadora de reacciones, la brutal, pero la manera en la que se presentan los momentos más sórdidos de la película es de una forma contenida. No hay violencia gratuita, no hace falta mostrarla, sino justo hacer lo que hizo: encuadrar el rostro de Marian y ver cómo se dibuja el horror, uno que incomoda y que hace que la imaginación del espectador se dé un paseo molesto por todo aquello que Franco no mostró.

El tema central de la película es la inequidad social y Franco proyecta qué sucede cuando por mucho tiempo la gran mayoría ha estado oprimida. Su cámara, que captura la historia con muchos planos secuencia, retrata todo el tiempo los contrastes, y pese a que la trama sacude porque lo que se ve en llamas es México, también es universal, pero no sólo porque la inequidad social acontece en todos lados, sino porque la película, pese a sus muchos personajes, resulta un collage muy bien estructurado de personajes que revelan mucho de sí en cada situación.

Nuevo Orden es una de esas películas que parecen alterar la percepción del tiempo, pues pasa mucho en lapso breve. Es intensa, deja respirar los justo, pero hace que el espectador acelere cada vez el paso hacia un destino que intuye y, sin embargo, resulta sorpresivo.

Publicidad
Series, eventos, música y más...
Recibe lo que debes saber del entretenimiento.

Publicidad