Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad
Coronavirus_header desktop Home Expansión

Nuestras Historias

"Hay gente que hace yoga. Yo debo gritar en el estadio": pamboleros confinados

Ante la falta de partidos de futbol tradicionales, aficionados al futbol recurren a nuevos métodos para saciar su sed de deporte.
lun 11 mayo 2020 11:39 AM
futbol-cuarentena_1.jpg

Entre las simulaciones de partidos en videojuegos, repeticiones de duelos legendarios y apuestas en campeonatos de países exóticos que todavía siguen pese a la pandemia del nuevo coronavirus, los pamboleros más acérrimos intentan sobrellevar su 'adicción' al fútbol, a la espera de que lleguen de nuevo las dosis habituales.

"Sé que algunos piensan que un partido son 22 bestias que corren detrás de un balón, pero para mí el fútbol es una escapatoria. ¡Es incluso vital para nuestro equilibrio mental!", explica a la AFP Mourad Sefiance, 'influencer' fan del París Saint-Germain.

"Hay gente que hace yoga para calmarse. Por mi parte, necesito gritar, estar en el estadio, apoyar a mi equipo, para estar bien", señala un ultra de un club francés, privado de su "terapia" al menos hasta agosto.

"Es como si ya no hubieran dealers", bromea Mehdi, un agente aeroportuario que echa mucho de menos los partidos del Marsella.

Publicidad

Desde el parón de las competiciones en marzo por el COVID-19, un joven británico, Jamie Towers, ha estado contando los días en las redes sociales. En "el día 14 sin fútbol" llegó a encender una bengala desde su ventana para celebrar una victoria... ¡en el videojuego Football Manager!

Disponible en descarga gratuita del 18 de marzo al 1 de abril para ayudar a soportar mejor el confinamiento, ese célebre juego de simulación de entrenador de fútbol ha tenido 877.400 jugadores activos en este tiempo de encierro forzado, según su editor SI Games.

Cuando pasas todos los días del año consumiendo fútbol estás obligado a continuar un poco aunque no lo haya.

Bielorrusia, refugio para apostantes

"Desde el anuncio del confinamiento, pensé que como iba a tener tiempo iba a tomar al Red Star (3ª división francesa) y tratar de llevarlo a la Liga de Campeones. Durante diez días jugué sin pausa de 10:00 a 23:00; el Football Manager tiene un lado más adictivo que el FIFA", señala Cédric, un aficionado franco-italiano del Inter de Milán.

"Cuando pasas todos los días del año consumiendo fútbol estás obligado a continuar un poco aunque no lo haya. ¡El síndrome de abstinencia lleva un tiempo! Ahora está bien, ya no pienso más en ello. Pero al principio tenía esa necesidad de continuar la aventura", añade.

Para los que sienten sobre todo la falta de contacto físico con el balón, la alternativa se llama "PQ Challenge": un reto de dar toques con un rollo de papel higiénico que se ha hecho viral en internet desde que varias figuras empezaron a participar en él y publicaron los vídeos que asi lo atestiguaban.

Publicidad

Los apostantes habituales tienen también que buscar nuevos horizontes. "El BATE Borisov es el Barça del confinamiento", fue una de las fórmulas que utilizó el operador 'Parions Sport' para promocionar las apuestas sobre la liga de Bielorrusia, una de las pocas en activo desde marzo en todo el mundo.

"Bielorrusia es complicada, no conocemos demasiado las alineaciones o los jugadores lesionados", sonríe en declaraciones a la AFP Hervé Cohen, de 38 años, un especialista en Winamax (web de apuestas francesa). "Pero visto que había ya cuatro o cinco jornadas ya disputadas, me dije que podía estar bien intentarlo", apuntó.

Adrenalina

Acostumbrado a apostar "grandes sumas" únicamente en las cinco grandes ligas europeas (Francia, Inglaterra, Alemania, Italia y España), este experto contable invirtió únicamente 15 euros a favor de los buenos resultados del Neman Grodno o del FC Minsk. Obtuvo 470 euros de ganancia.

"He visto a muchos apostantes que comienzan ahora a hablar de Corea del Sur. Es gracioso porque antes de la crisis está claro que nunca hubiéramos tenido la idea de ir más lejos que la liga brasileña", añade.

Intento compensar con otra cosa para que mi cerebro no se olvide de la droga del fútbol.

Para los otros enamorados del buen futbol, los que priman ante todo la calidad del espectáculo, quedan las repeticiones de partidos de leyenda en las cadenas deportivas clásicas, privadas ahora de contenidos en directo.

"Hago un listado de los mejores partidos de la Liga de Campeones en los treinta últimos años y me encontré con el Nantes-Juventus de 1996 (3-2 en la vuelta de semifinales). ¡Ni sabía que el Nantes había hecho un partido así en (el estadio de) La Beaujouire!", cuenta Thibault, un francés de 31 años que se encuentra en paro parcial por esta crisis sanitaria.

Ha visto más de una veintena de partidos legendarios desde el inicio del confinamiento. "Nada puede reemplazar la adrenalina de un partido de verdad, pero intento compensar con otra cosa para que mi cerebro no se olvide de la droga del fútbol".

Publicidad
Series, eventos, música y más...
Recibe lo que debes saber del entretenimiento.

Publicidad