Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad
Coronavirus_header desktop Home Expansión

Nuestras Historias

Mercedes-Benz avanza hacia la conducción autónoma con su nuevo Clase S

Este sedán aspira a convertirse en el primer automóvil en ofrecer a los conductores una autonomía de Nivel 3, lo que significa podrá conducirse solo (en condiciones específicas).
mar 08 septiembre 2020 10:55 AM
mercedes clase s
El nuevo Clase S representa un gran paso en la tecnología de conducción autónoma para Mercedes.

Mercedes-Benz ha hecho de todo en estos meses, excepto estacionarse.

La marca de la estrella retomó sus lanzamientos y en estas últimas semanas ha sorprendido con las nuevas generaciones de los SUV, GLE Coupé y GLS, con la nueva línea de eléctricos EQB y, más recientemente, con la llegada del renovado Clase S, el cual representa un gran paso en la tecnología de conducción autónoma para Mercedes.

El nuevo Clase S podría convertirse en el primer automóvil en ofrecer a los conductores una autonomía de Nivel 3, lo que significa que el automóvil puede conducirse por sí mismo en condiciones específicas y cuando Mercedes lance su función Drive Pilot en Alemania a finales de este año.

La función está actualmente restringida a los embotellamientos en las carreteras, pero en un futuro permitirá a los conductores desviar legalmente su atención del monitoreo de la carretera, un aspecto no permitido en los sistemas de Nivel 2, como el piloto automático de Tesla.

Este modelo también es el primero en incorporar la segunda generación de MBUX (Mercedes-Benz User Experience), que a diferencia de la primera, es capaz de anticipar los deseos e intenciones de los ocupantes, gracias a que utiliza las cámaras en el panel de control del techo y los algoritmos de aprendizaje para reconocer los movimientos de las manos y el lenguaje corporal. Por ejemplo, si el conductor mira por encima del hombro hacia la ventana trasera, el asistente abre automáticamente la persiana.

El Clase S incorpora la última generación del paquete de asistencia a la conducción con nuevas y numerosas funciones mejoradas. Una de ellas es el airbag trasero, que viene como parte del equipamiento opcional, y que puede reducir considerablemente las cargas que actúan sobre el área de la cabeza y el cuello de los ocupantes que viajan en la segunda fila.

Publicidad

Cuando existe la amenaza de un impacto lateral con otro vehículo, la suspensión puede ajustarse rápidamente y levantar la carrocería en unas pocas décimas de segundo, con el objetivo de reducir las cargas que actúan sobre los ocupantes porque dirige las fuerzas de impacto hacia estructuras particularmente resistentes en la zona inferior del auto.

Más de 50 componentes electrónicos del nuevo Clase S pueden actualizarse con un nuevo software. Estos incluyen todo el sistema de infoentretenimiento MBUX, la pantalla del conductor, los sistemas de asistencia a la conducción y los sistemas de iluminación.

El Clase S es la pieza central de nuestra marca y muestra lo que significa el lujo moderno para Mercedes-Benz: la combinación de diseño atemporal e innovaciones automotrices inteligentes que hacen la vida de nuestros clientes más segura y fácil.
Bettina Fetzer, jefa de marketing de Mercedes-Benz AG

Mercedes-Benz asegura que esta tecnología ahorra tiempo al cliente, quien no necesitará acudir a un taller para este fin. Además, el vehículo permanece actualizado durante todo su ciclo de vida y está equipado para nuevas funciones. El consentimiento explícito del usuario es siempre una condición previa para las actualizaciones.

Aún no hay una fecha para su llegada a México. Por ahora, solo sabemos que las primeras entregas en Europa ocurrirán en diciembre de 2020.

Publicidad
Deportivos, de lujo, clásicos...
Te enviamos la información de tus autos favoritos.

Publicidad