Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

Cómo saber si eres adicto a las redes sociales

Y lo más importante, te decimos cómo erradicar el problema.
sáb 17 septiembre 2022 01:00 PM

Hablar de adicciones siempre ha sido complejo. Cuando nos referimos a ellas, siempre pensamos en alcohol, cigarros y drogas, pero lo cierto es que las hay de todo tipo. A distintas comidas y bebidas, acciones como el ejercicio, el trabajo y el sexo, e incluso actividades de esparcimiento como la televisión y los videojuegos. Cada una presenta diferentes retos en su detección y erradicación, pero pocas se han tornado tan desafiantes como sería la adicción a las redes sociales.

En un mundo casi completamente conectado, no es de sorprender que el grueso de la gente tenga al menos una dentro de la larguísima lista de opciones existentes. Ya sea Facebook, Twitter, Instagram, TikTok, Linkedin, Pinterest o incluso MySpace, que se mantiene en activo. Casi todos hemos dedicado tiempo a ellas, lo que puede ir de unos minutos a la semana a varias horas al día. Quizá por esto sea tan complicado percatarse de cuando alguien se ha tornado adicto a ellas.

Por eso, la mejor manera de combatirla es entenderla y para ello, primero hay que entenderla.

Publicidad

¿Qué es la adicción a las redes?

Se trata de una adicción conductual que se caracteriza por una preocupación extrema a lo que sucede en las redes sociales. Esto genera un deseo extremo de permanecer conectados para estar pendiente de lo que sucede, ya sea con contenidos de otras personas y sobre todo con los propios. En el caso de estos últimos, implica estar pendientes de las distintas interacciones en torno a nuestras publicaciones.

Como toda adicción, esta se caracteriza por una ansiedad cada vez mayor que requiere cada vez más tiempo online. Algo que, sobra decirlo, termina por impactar en otras áreas como la familiar, la académica/laboral y por supuesto la personal, pues cada vez se tiene menos tiempo para otras actividades propias que pueden ir de la lectura al deporte, lo que termina afectando de manera importante la salud física y mental.

También presente problemas de abstinencia, que va de una sensación de incomodidad cuando se está desconectado a depresión y enojo conforme aumenta el tiempo offline.

Para detectarla, diversos sitios especializados sugieren que los afectados y sus personas más cercanas estén pendientes de ciertos aspectos de la vida cotidiana. Si lo primero que se hace al despertar o tener un tiempo libre es mirar las redes, si el trabajo y los estudios son interrumpidos para conectarse a ellas, o si se está online mientras se pasa tiempo con familiares y amigos. Y claro, si se manifiesta aunque sea una mínima ansiedad cuando no está en ellas. ¿Algo de esto te suena conocido? No estás sólo.

 

¿Cómo inicia la adicción?

En los últimos años, se han realizado numerosos estudios para determinar un porcentaje de adictos a las redes sociales. Los resultados varían según la investigación, pues una realizada por Facebook en 2021 estimó que un 12% de sus usuarios tienen un comportamiento compulsivo a esta red en particular; una encuesta realizada en los Estados Unidos en 2019 encontró que un 40% de los jóvenes entre 18 y 22 años se consideran adictos, mientras que especialistas creen que entre el 5% y el 10% de los estadounidenses pueden padecer estos problemas.

Si la situación se ha disparado de este modo no es por la tecnología como tal, sino por el uso que le hemos dado como sociedad. Las redes sociales son sumamente narcisistas y se estima que los usuarios hablan de ellos mismos entre un 30 y 40% de las veces. Sobra decir que esta cifra puede aumentar considerablemente en algunas personas.

Las redes sociales son sumamente narcisistas y se estima que los usuarios hablan de ellos mismos entre un 30 y 40% de las veces

Esto, aunado a las interacciones que pueden ir del visionado al like, contribuyen a la liberación de dopamina que provoca una sensación de bienestar en el cuerpo. Es por esto que el cerebro asocia a las redes sociales con un refuerzo positivo e indica que desea más. Esta es la razón por la que las redes sociales suelen ser equiparadas con la adicción a las apuestas y a drogas tan potentes como la cocaína. Y también es por esto que erradicar la ansiedad es tan difícil, pero siempre posible.

 

Combatir la adicción a las redes

Como toda adicción, la única manera de enfrentar la dependencia a las redes sociales es comenzar por la aceptación y continuar por la acción. Una vez reconocido el problema, es imprescindible desconectarse, lo que puede ir de lo paulatino a lo absoluto.

Se puede empezar con el apagado de las notificaciones y la delimitación de un horario bien establecido para ver las redes. Es importante aclarar que este último no debe coincidir con actividades personales ni laborales, las cuales siempre tendrán prioridad. También se recomienda borrar las apps de los celulares para dificultar el acceso y evitar las tentaciones.

Aunque claro, si se quiere combatir con todo, siempre se pueden eliminar las cuentas, algo que no es completamente recomendado por las repercusiones que pueden tener en el paciente.

Se sugiere también buscar pasatiempos que ayuden a tener la mente despejada y a mejorar la autoestima ante el cumplimiento de nuevas metas. Pueden ir de lo cognitivo como el estudio de idiomas o la inscripción en algún curso, a lo físico como la práctica de un deporte.

Finalmente, se recomienda buscar ayuda profesional de un psicólogo con el fin de que el camino sea más sencillo y sobre todo mantenerse cerca de familiares y amigos que nos harán percatarnos que los mejores contactos no son los que retuitean nuestros posts, sino los que están con nosotros cuando más los necesitamos.

Publicidad