Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

El multiverso: ¿existe en la vida real?

El reciente estreno de Doctor Strange en el multiverso de la locura obliga a formular la pregunta.
dom 15 mayo 2022 01:53 PM
multiuniverso-arte-life.jpg
El concepto de las realidades paralelas es una idea que acompaña la humanidad desde hace siglos.

El multiverso es la nueva tendencia recurrente de la ficción desde que Marvel y DC lo aprovecharon para la expansión de sus respectivas franquicias, pero lo cierto es que sus bases comenzaron a forjarse hace varios siglos. Todo comenzó con los antiguos griegos y desde entonces la humanidad se ha mostrado fascinada con la posibilidad.

Han sido muchas las novelas, películas y series que han abordado la posibilidad desde la magia, la fantasía, la patafísica e incluso el pensamiento religioso. En el caso concreto de la ciencia, la empresa ha sido tan desafiante que las primeras teorías sólidas no surgieron sino hasta los 90. Y cada vez estamos más cerca de encontrar la verdad.

Publicidad

Son muchos los investigadores que han dedicado su obra a confirmar o desmentir los secretos del multiverso. De momento no hay una respuesta definitiva sobre su existencia, pero los avances de los últimos años han sido tan importantes que cada vez son más los que lo dan por hecho. Uno de los nombres más importantes en hacerlo fue Stephen Hawking, quien dedicó cerca de 40 años a estudiar el tema. Su última investigación, publicada apenas diez días antes de su muerte y realizada en colaboración con Thomas Hertog, es vista como uno de los pasos más significativos en la materia.

Las bases de su estudio, por irónico que parezca, no voltean hacia la evolución del espacio / tiempo, sino hacia atrás con los orígenes del universo mismo. Todo comenzó en 1980 cuando, en colaboración con el físico James Hartle, desarrolló una nueva idea sobre los inicios del universo con el fin de resolver un hueco en la teoría de Einstein. Esta sugiere que todo empezó hace 14 mil millones de años, pero que no detalla cómo fue que sucedió. Para ello, la dupla Hartle-Hawking recurrió a la mecánica cuántica, ignorante de que esto dejaría un cabo suelto que se ramifica hasta el infinito.

“La teoría cuántica predice probabilidades para diferentes resultados”, explicaría años más tarde Thomas Hertog . “En la teoría cuántica de partículas éstas podrían ser probabilidades de encontrar una partícula en un lugar u otro. Sin embargo, aplicado a la cosmología, ¡el resultado es un universo entero! Entonces, cualquier teoría cuántica del Big Bang predecirá una variedad de universos diferentes, cada uno con su propia evolución. Juntos forman un multiverso, una superposición de muchos mundos que existen en paralelo”.

Y así es como se explica el multiverso. Más difícil es descifrar cómo son los distintos mundos que lo integran.

Publicidad

Inmersión multiversal

Ilimitado, expansivo, infinito son sólo algunos de los adjetivos con los que la ciencia moderna ha descrito al universo a través del tiempo. Si bien los estudios de Hawking y Hertog no desechan estas nociones de inmensidad desde la existencia humana, sus descubrimientos sí que incluyen fronteras. Así lo dijo el primero al revelar que “predecimos que nuestro universo, en las escalas más grandes, es razonablemente uniforme y globalmente finito”.

Esto hace que los multiversos sean una posibilidad real, porque cada uno radicaría en su propio espacio, o como algunos prefieren llamarle, burbuja. Hay quienes piensan que el número de espacios, y por consiguiente de universos es finito, y que va de los tres a los siete. Otros, sin embargo, piensan que se extiende hasta el infinito. Más curiosas son las especulaciones sobre cómo es cada uno de ellos.

El multiverso es un concepto del cual sabemos tremendamente poco

La teoría Hartle-Hawking abría la puerta a todo tipo de universos. Algunos con planetas habitados por sociedades como la nuestra, otros carentes de cualquier tipo de cuerpo celeste y cada uno de ellos regido por sus propias leyes físicas. La Hawking-Hertog recurre a la teoría de cuerdas para desechar esto último y asegurar que todos los universos se rigen de un modo similar. “Las leyes de la física que probamos en nuestros laboratorios no existieron para siempre”, explica Hertog . “Se cristalizaron después del Big Bang cuando el universo se expandió y se enfrió. El tipo de leyes que emergen depende mucho de las condiciones físicas en el Big Bang”.

Aunque claro, también hay teorías alternas como la de Max Tegmark quien, apoyado por investigaciones previas, especula sobre cuatro posibles multiversos. La primera alternativa es un espacio tan infinito que no puede existir sin repetirse a sí mismo, lo que implicaría la existencia de auténticos doppelgängers en algún punto del cosmos. La segunda es similar, pero con variantes en las leyes físicas. No en todos y cada uno de los universos, sino sólo en algunos cuantos, como si de “bolsas de gas en una hogaza de pan creciente” se tratara.

La tercera posibilidad sugiere ramificaciones que surgen en torno a los individuos dependiendo de las distintas decisiones que toman en la vida. Una idea popular en la ficción, pero que no cuenta con ninguna base científica sólida hasta ahora. La última y más desafiante de todas es la existencia de mundos paralelos fuera de nuestro espacio tiempo, con variantes tan marcadas en sus leyes físicas que incluso debían ser pensados de manera geométrica o abstracta.

“El multiverso es un concepto del cual sabemos tremendamente poco”, concluía Doctor Strange en Spider-Man: Sin camino a casa. Pero con el tema en boga, es un hecho que las investigaciones continuarán y que resultados más concluyentes no tardarán en llegar. Mientras esto sucede sólo nos queda soñar, apoyándonos en franquicias como Marvel y DC que nos invitan a expandir la imaginación en torno a los posibles mundos alternos que existen allá afuera.

Publicidad

Tags

Publicidad