Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

Así es como tu fuerza física puede fortalecerte mentalmente

El ejercicio y las actividades físicas tienen efectos en tu lucha diaria con el estrés.
lun 14 marzo 2022 06:33 PM
deporte-ejercicio-salud-mental
El deporte puede fortalecerte ante la respuesta al estrés.

La idea general de que el ejercicio y los entrenamientos de fuerza colaboran a construir un cuerpo fuerte. Aunque esto esto es el factor más evidente a simple vista, los efectos como lo produce una clase de yoga, al salir a correr, caminar después del trabajo, estas pequeñas rutinas también fortalecerán tu mente.

¿Cómo la actividad física mejora también tu fuerza mental? Estas son las cuatro formas que la ciencia nos confirma, con el ejercicio fortalece tu mente.

Publicidad

Aumenta la resiliencia

El ejercicio puede ayudarte a desarrollar mucho músculo, pero también puede ayudarte a desarrollar resiliencia. En un estudio realizado en 2013 por el Diario de Neurociencia, los investigadores examinaron cómo el ejercicio afecta la capacidad de las ratas para lidiar con el estrés. Durante este estudio, las ratas se dividieron en dos grupos; un grupo que hacía ejercicio regularmente y un grupo que no lo hacía. A continuación, aplicaron un estresor externo (agua fría). Después de introducirlas en el agua, los investigadores midieron la actividad cerebral de las ratas después de haber estado expuestas al agua fría y descubrieron que las ratas que hacían ejercicio regularmente podían regular mejor su respuesta al estrés y la ansiedad que sus contrapartes sedentarias.

Aunque aún se requiere más investigación para determinar el efecto en los seres humanos, este estudio apunta a la idea de que hacer ejercicio con regularidad en realidad puede cambiar la forma en que el cerebro responde al estrés, aumentando la resiliencia y equipándose mejor para lidiar con cualquier factor estresante que pueda surgir en nuestro camino.

Mejora tu estado de ánimo

El ejercicio le hace bien a tu cuerpo, pero resulta que también tiene efectos positivos en tu mente. La actividad física produce una variedad de neurotransmisores y hormonas (entre los que se nombran la dopamina, serotonina y endorfinas) que te hacen sentir bien y que pueden mejorar tu estado de ánimo. Una investigación realizada en Finlandia, ha encontrado que las personas que hacen ejercicio regularmente experimentan significativamente menos depresión, ira y estrés que las personas que hacen ejercicio con poca frecuencia o nada. Por lo tanto, la próxima vez que te encuentres de mal humor y quieras ir a un lugar mejor y más feliz, ponerte a sudar puede ser justo lo que necesitas para darle a tu estado de ánimo el impulso que tanto requiere.

Aumenta la autoestima

Un elemento importante de ser mentalmente fuerte es sentirse bien con quién eres. En una investigación realizada por el Departamento de Educación Física, la Escuela de Medicina, la Universidad Zahedan de Ciencias Médicas de Irán , se determinó que el ejercicio tiene un efecto positivo en la autoestima. Por lo tanto, si tienes momentos en los que luchas con sentimientos desafiantes acerca de tu persona, carácter o tu valor, lo mejor es ponerse bien los zapatos y hacer un buen ejercicio realmente puede ayudarte a comenzar a empujar tu autoestima en la dirección correcta.

Publicidad

Puede ayudar a inspirar mejores hábitos

La disciplina en las actividades físicas es uno de los mejores hábitos que puedes cultivar para tu salud, tanto mental como física. Pero el ejercicio no es solo una buena práctica por sí solo; si adquieres el hábito de hacer ejercicio regularmente, en realidad puedes ayudarte a cultivar otros buenos hábitos y así ser una persona más feliz y saludable en general.

A partir de sumar esta actividad a tu día a día creará un entorno positivo para cambiar otros comportamientos. Esto se le conoce como efecto dominó, y la ciencia lo respalda.

Un trabajo científico de la Facultad de Medicina Feinberg de la Universidad Northwestern determinó que cuando los participantes de éste redujeron su tiempo sedentario todos los días, también se redujo su ingesta diaria de grasas, aunque no hubo una instrucción para cambiar sus hábitos alimenticios. Dicho de otra forma, cuando las personas reemplazaron el tiempo que pasaban en el sofá con actividades más productivas, también, por defecto, redujeron sus bocadillos, recortando los alimentos grasos y no tan saludables.

Para iniciar este cambio Fitbit cuenta con una aplicación en la que suma ejercicios y rutinas que van desde una caminata al aire libre, rutinas de bajo impacto o 10 minutos de yoga funcional que podrán ayudarte a hacer de un momento de mal humor, unos minutos completamente dedicados a ti y a tu salud mental.

Publicidad
Publicidad