Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad
Coronavirus_header desktop Home Expansión

Nuestras Historias

¿Es malo no bañarse todos los días? Esto es lo que opina la ciencia

Si eres de los que se están bañando con menos frecuencia durante esta cuarentena, esto es para ti.
lun 24 agosto 2020 03:14 PM

La pandemia y la cuarentena que la acompaña ha provocado cambios drásticos en muchos de nuestros hábitos diarios, incluyendo la higiene. Aunque nos lavamos las manos con mayor frecuencia y nos hemos vuelto más rigurosos con la limpieza del hogar, distintas encuestas demuestran que la gente se está bañando con menos frecuencia. Sin embargo, ¿qué tan malo es esto? Esto es lo que tiene que decir la ciencia.

Según un estudio de Advanced Dermatology, una de cada tres personas admite bañarse y lavar la ropa con menos frecuencia que antes, y una en cada cinco incluso confiesa que se lava los dientes con menos frecuencia. A esto se suma una tendencia en búsquedas de Google, en la que la búsqueda "es bueno/malo bañarse todos los días", creció aproximadamente un 65% en México con respecto al año pasado. Es un hecho: la gente se está bañando menos que antes.

Según el doctor Robert H. Shmerling, editor de Harvard Health Publishing, nos bañamos todos los días más por convención social, y no tanto por salud. La gente se baña todos los días para oler bien, para despertar mejor y como consecuencia de sus rutinas de ejercicio. Todos estos puntos son válidos. Sin embargo, esto no tiene ninguna finalidad en cuestión de salud.

Bañarse todos los días –sobre todo si es con agua caliente– afecta el balance de bacterias "buenas" y otros microorganismos. Como resultado de esto, la piel se puede irritar, resecarse y eso a su vez permitir el paso de bacterias y alérgenos.

Además, el uso de jabones antibacteriales puede matar bacterias que necesitamos, lo que altera el balance de microorganismos y promueve el surgimiento de organismos más resistentes a antibióticos.

Publicidad

A pesar de esto, "sobrelimipiar" la piel no es una amenaza a la salud pública ni un asunto con consecuencias graves. Para Shmerling, no existe una frecuencia de baño ideal. Sin embargo, la comunidad científica acuerda en que bañarse varias veces a la semana es suficiente para la mayoría de la gente (a menos que la gente sude mucho o esté en contacto fuerte con suciedad), y el baño debe durar entre tres y cuatro minutos, y hacer énfasis en las axilas y la zona de la ingle.

¿Cómo cambia esto en época de COVID?

En esta época, sin embargo, la situación es distinta. El dermatólogo Joshua Zeichner recomienda seguir bañándose diario, pese a no salir de casa: "Un virus puede vivir en zonas húmedas del cuerpo, entre ellas el pelo, por periodos breves. Más vale prevenir que lamentar". Pero esto no implica que tengamos que ser extra cuidadosos en nuestra rutina de baño: los shampoos y jabones que usamos en la vida diaria son suficientes para limpiar el cuerpo.

"Si hay una parte de tu cuerpo que esté expuesta a gotas respiratorias, como cuando estornudas y te tapas con el ángulo interno del codo, quizás debas tallar un poco más, pero más allá de eso, no necesitas alguna precaución extra", comentó, por su parte, el microbiólogo Jason Tetro, autor de The Germ Files. Sin embargo, señaló que hay que cuidar las botellas que dejemos en la regadera. "Si hay alguna de uso compartido, puedes lavarla con agua y jabón antes de pasársela a alguien más. Es una forma fácil de asegurarse de no pasar el virus a alguien más".

Publicidad
Publicidad