Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

Un balance de las dos décadas de Grupo Habita

Lo que comenzó como un proyecto de amigos, se volvió una vocación por promover algunos de los destinos más especiales de México. Este es un recuento de los 20 años de Grupo Habita.
sáb 26 diciembre 2020 06:00 AM
Life and Style habita-04.jpg
Habitación del hotel Escondido, en Puerto Escondido, Oaxaca.

A principios de los años 90, surgió un movimiento que transformó la industria hotelera. Empresarios visionarios de todo el mundo comenzaron a desarrollar hoteles que fomentaban la interacción social entre huéspedes y residentes, lo cual hizo que algunas propiedades se convirtieran en clubes sociales más que en meros refugios en los que dormir.

Publicidad

Inspirados en sus viajes y las distintas alternativas de alojamiento que conocían en otras latitudes –que no tenían eco en nuestro país en aquel momento–, Carlos Couturier y los hermanos Jaime, Moisés y Rafael Micha decidieron aventurarse en el negocio de la hospitalidad y, en el año 2000, abrieron la puerta de su primer hotel en la Ciudad de México, el Habita de Polanco.

Life and Style habita-02.jpg
Terraza del hotel Condesa DF.

“Este lugar no era solo un hotel, sino que se convirtió en un destino por sí mismo. Era una especie de Disneylandia para adultos, donde podías dormir, estar en la alberca, ir al spa, pasar tiempo con tus amigos y conocer gente. Eso fue lo que nos hizo interesarnos en ese tipo de hotelería, no por una clásica y convencional, sino por una hotelería innovadora y creativa”, afirma Couturier.

Publicidad

Alejándose del concepto de hotel de franquicia estadounidense, que replica edificios y conceptos similares en cualquier destino, Grupo Habita creó una propuesta que, si bien es mexicana, se distinguía ampliamente de los demás. El gusto por la arquitectura, el diseño, el arte contemporáneo, la música progresista y una propuesta gastronómica original y nueva se hicieron presentes en su establecimiento de Polanco, que no tardó en convertirse en epicentro de la vida social de la capital. “No fue tan difícil conquistar al público. Lo di cil siempre es concebir un espacio que atraiga por igual a locales y visitantes, logrando que se encuentren entre ellos”, sostiene Couturier para después explicar que su trabajo consiste básicamente en hacer una curaduría para que las cosas funcionen y no se sientan fuera de lugar.

Life and Style habita-01.jpg
El hotel Escon- dido Oaxaca, en la capital oaxaqueña.

Publicidad

Con el paso de los años, surgieron ideas y oportunidades para nuevos hoteles en distintas ciudades del país. Todos han estado anclados a la cultura, la comunidad y el entorno locales –de San Rafael, en Veracruz, a Puebla, Guadalajara, Puerto Escondido y Monterrey, entre otros–, lo cual les ha infundido una personalidad única. Al día de hoy, Grupo Habita tiene 14 hoteles en operación en el territorio nacional y está desarrollando cinco propiedades más en la Ciudad de México, Mérida, La Paz y San Agustinillo, en Oaxaca.

Pero no se puede hablar de dos décadas de trabajo en el sector hotelero sin referirse a la evolución y a un proceso de introspección que ayude a reorientar el rumbo para el futuro. “Lo que hemos descubierto en estos 20 años es que lo verdaderamente importante para nosotros, hoy y en el futuro, es darle valor a lo que encontramos en México, el elemento artesanal mexicano”, asegura Couturier. La apuesta por el talento nacional en la arquitectura, el diseño industrial y textil, e incluso la música, es cada vez más evidente en sus proyectos.

Life and Style habita-05.jpg
Un rincón del hotel Casa Habita, en Guadalajara.

Así lo demuestran sus más recientes aperturas como Escondido Oaxaca y Círculo Mexicano, el hotel que inauguraron en el Centro Histórico de la Ciudad de México durante la pandemia. “¿Por qué abrir un hotel en este momento?”, es la pregunta. “Precisamente porque era importante mandar un mensaje de que, tarde o temprano, vamos a regresar a un mundo de normalidad, diferente tal vez, y con visiones distintas de cómo queremos vivir en el futuro. Sin embargo, creemos que disfrutar de un cuarto de hotel, viajar, tomarse un tiempo libre y habitar un espacio diferente son cosas que la gente deseará seguir haciendo”.

¿Te gusta consentirte?
Te enviamos la información de viajes y gourmet

Publicidad