Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad
Coronavirus_header desktop Home Expansión

Nuestras Historias

Aunque no lo creas, la humanidad depende de las abejas

Cada especie del planeta tiene una razón de existir y la de las abejas es casi mantener la vida en la Tierra, pues sin ellas, para empezar, el ser humano no tendría alimentos.
mié 20 mayo 2020 06:00 AM
abeja
De las 100 especies de cultivos que proporcionan el 90% de los alimentos del mundo, más de 70 de ellos son polinizados por las abejas.

Las abejas son mucho más que un pequeño insecto con el que los seres humanos compartimos el planeta, pues son las encargadas de polinizar vegetales en parcelas cercanas a sus colmenas, lo que contribuye a mejorar la biodiversidad, para que después, los polinizadores como pájaros, mariposas y murciélagos transporten el polen de flor en flor para fertilizar a las plantas. Este proceso permite la germinación de semillas y el crecimiento de frutos, es decir, sin abejas no habría alimentos.

Dado lo anterior, la Asamblea General de las Naciones Unidas declaró el 20 de mayo el Día Mundial de las Abejas, para llamar la atención sobre la importancia de preservar a este pequeño insecto y otros polinizadores.

Publicidad

Además, esta fecha coincide con el nacimiento de Anton Janša, un apicultor esloveno del siglo XVIII, pionero en la apicultura como la conocemos hasta nuestros días, una actividad que se encarga de criar y proveer los cuidados necesarios a las abejas con el objetivo de obtener y consumir los productos que son capaces de elaborar y recolectar.

Y para que vislumbres un día sin abejas, te presentamos lo más importante de su labor en el planeta y no por nada tienen fama de ser muy trabajadoras.

Como lo mencionamos anteriormente, las abejas son las encargadas de polinizar todo tipo de plantas, unas 170,000 para ser exactos, lo que, sin ayuda de ellas, sería imposible de lograr si del ser humano dependiera.

Una sola abeja puede producir una cucharadita y media de miel durante toda su vida y para producir un kilogramo de miel, una abeja tendría que visitar 4 millones de flores y volar 4 veces la circunferencia de la Tierra.

Según la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), el 75% de los cultivos alimentarios a nivel global dependen de la polinización por insectos y otros animales y esto, representa toda una industria, pues se estima que entre 235,000 y 577,000 millones de dólares de producción anual de alimentos a nivel mundial depende de la ayuda de estos insectos.

Publicidad

De las 100 especies de cultivos que proporcionan el 90% de los alimentos del mundo, más de 70 de ellos son polinizados por las abejas, según la FAO.

En toda Europa, las poblaciones de abejas y las reservas de miel han disminuido drásticamente desde 2015, en algunas zonas hasta en un 30% anual a causa de las temperaturas extremas, la contaminación, las inundaciones, las sequías y otros fenómenos consecuentes del cambio climático.

Además del calentamiento global, con el que debemos lidiar los humanos y las abejas, se le suma una nueva amenaza: la recientemente popular avispa asesina, la cual, es un letal depredador de las poblaciones de abejas que son cada vez más reducidas.

Seguramente has oído que, una abeja después de picar, pierde su aguijón y muere. Pues, de las más de 20,000 especies de abejas que existen, solo una, la melífera, que es la que solemos ver comúnmente, es la única que sufre este destino.

Publicidad
¿Te gusta consentirte?
Te enviamos la información de viajes y gourmet

Publicidad