Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

Cosas que pasan cuando te empiezas a dejar la barba

Bienvenido seas, no shave november.
mar 02 noviembre 2021 11:25 AM

Llegó el No Shave November, el mes en el que miles de hombres alrededor del mundo optan por no rasurarse, y con él, el pretexto para que muchos de nosotros experimentemos la vida con barba. Cuando empezamos a hacerlo pasan cosas curiosas. Aquí diez cosas que pasan cuando te dejas crecer la barba.

Publicidad

De repente te ves más varonil

Si tienes el privilegio de descubrir que tu barba crece lo suficientemente tupida, notarás que tanto tú como la gente comienzan a percibirte más atractivo. Históricamente la barba se ha considerado un símbolo de masculinidad, pues te hace ver más fuerte y contundente.

Todos piensan que estás de malas

La fuerza visual que te otorga la barba tiene un lado oscuro: te da una pinta de malvado que puede traducirse a que estás de malas. Por lo tanto, a menos que estés realmente sonriente, la gente puede pensar que eres un ser humano gruñón y malhumorado.

Te conviertes en una bestia

En la segunda mitad del No Shave November, tu barba comienza a hacerse más abundante, y con ello descubres que comer como la gente decente no es tan fácil como lo habías creído toda la vida. Por más que lo intentes, siempre acabas con migajas enredadas y parece que te criaron en la selva.

Te vuelves un artista, filósofo intelectual

Confucio, Jesucristo, Freud,Marx, DaVinci, Darwin, Ginsberg… ¿En qué te pareces a estos hombres ilustres? Al igual que tú, tienen barba. Ese contexto hace que el mundo te perciba como una persona más intelectual.

Nunca estás aburrido

Esto va a sonar raro, pero cualquier amante barbudo del ocio sabrá que es inevitable jugar con ella para matar el tiempo. Si es lo suficientemente larga, puedes peinarla, lavarla y estilizarla para sobrevivir al aburrimiento. Los ociosos de nivel superior incluso pueden trenzarla.

Envejeces como diez años

Cuando usas barba, la gente te calcula más años de los que tienes en realidad, pues tus ojos y quizás tu pelo se convierten en tu único indicador evidente de edad.

Desarrollas un nuevo tic

Cuando tienes barba, la rascas sin motivo y sin razón. A veces para jugar al inteligente, a veces por simple ocio, y cuando menos te das cuenta es un movimiento inconsciente que haces a la menor provocación.

Conoces el sentimiento de frustración

Te haces algo nuevo en la barba y nadie, absolutamente se da cuenta. Aunque quieras fingir que no te importa, pues en tus años sin barba nunca fuiste vanidoso, te decepciona no recibir un solo comentario.

Te conviertes en motivo de debate

Cuando estás iniciando en el mundo de la barba, es común que tu familia, tus colegas y tus amigos debatan –ya sea frente a ti o a tus espaldas– si deberías rasurarte o no. Como tema de conversación, estás de moda.

Entras en un club secreto

O eso parece. Existe cierta mirada de reconocimiento y admiración entre barbudos, como si sólo ustedes conocieran un secreto de la vida. ¿Quién no quiere formar parte de eso?


via GIPHY

Publicidad

Tags

Entrenamiento, salud y accesorios
Recibe los mejores consejos para verte mejor.

Publicidad