Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

Matthew Perry: estaba muerto por dentro; no sintió nada en el final de 'Friends'

En su reciente libro revela que estuvo dos semanas en coma, cinco en ingresado en un hospital, además tuvo que llevar una bolsa de colostomía durante meses.
mar 15 noviembre 2022 09:37 AM
matthew-perry-adicciones
.

Matthew Perry, actor que se hiciera famoso como parte del elenco de Friends, recientemente presentó un libro de sus memorias, en el que recuerda el final de la serie de manera muy distinta a sus coestrellas.

En un fragmento de sus memorias, tituladas Friends, Lovers and the Big Terrible Thing (Amigos, amantes y aquello tan terrible, que estará disponible en español antes de terminar este mes) revelado por BuzzFeed News, el histrión desvela la carencia de emociones cuando se dio el final de la exitosa sitcom.

Publicidad

En este libro dio a conocer que pasó dos semanas en coma, cinco en el hospital y que tuvo que usar una bolsa de colostomía por meses. Durante las grabaciones de Friends llegó a tomar 55 vicodinas al día.

La vicodina es un medicamento controlado, mismo que se usa para aliviar el dolor moderado a intenso. Contiene hidrocodona (un analgésico opioide) y acetaminofeno (un analgésico no opioide). La hidrocodona actúa en el cerebro para cambiar cómo su cuerpo se siente y responde al dolor.

Durante la escena final, muy emotiva, reunía a los protagonistas en el apartamento de Monica. Allí, mientras se queda vacío el departamento, los amigos hablan sobre los recuerdos que vivieron entre aquellas cuatro paredes. Finalmente la tensión la rompe el personaje de Perry, "Chandler", quien enunció la última frase.

"Rachel" (Jennifer Aniston) pregunta a los demás si tienen algo de tiempo para un café —algo que durante 10 temporadas hicieron asiduamente en el Central Perk—, Chandler responde: ”¡Claro!... ¿Dónde?”.

“Era el 23 de enero de 2004”, recuerda Perry en su libro. “Las llaves en la repisa y un tipo que se parecía mucho a Chandler Bing dijo ’¿dónde?”, escribe.

“Sonó "Embryonic Journey" de Jefferson Airplane, la cámara hizo un paneo a la puerta del apartamento y Ben, nuestro primer asistente de dirección y buen amigo, gritó por última vez: ¡Ha valido!’. Entonces, las lágrimas empezaron a brotar como géiseres de los ojos de casi todo el mundo”, añade en su relato.

“Habíamos rodado 237 episodios, incluido el último, titulado precisamente The Last One. Jennifer Aniston estaba sollozando —tras un rato, me sorprendió que le quedara agua en el cuerpo—. Incluso Matt LeBlanc estaba llorando. Pero yo no sentí nada”, reconoce el actor.

“No sé si era por la buprenorfina opioide que estaba tomando o que, en general, estaba muerto por dentro”, añadió. Perry ya había confesado que durante la grabación de la serie tuvo problemas con el abuso de sustancias, como alcohol y medicamentos. Adicional a esto se le diagnosticó depresión.

Matthew pensaba que lo mantenía oculto, sus compañeros sospechaban lo que le ocurría. Como contó el actor en octubre, Jennifer Aniston llegó a confrontarle: “Ella fue la que más se acercó. Le estoy muy agradecido por ello”, reconoció.

 
Publicidad