Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

Mercedes, en busca de una segunda oportunidad en el GP de España

En el próximo Gran Premio, la escudería tiene oportunidad de domar su concepto único de monoplaza.
jue 19 mayo 2022 10:48 AM
mercedes-gp-españa
Lewis Hamilton se encuentra compartiendo la 6ª plaza, su peor inicio de campaña con la escudería alemana.

Acosado desde principios de la temporada de Fórmula 1 por problemas técnicos y de rendimiento, Mercedes cuenta con el Gran Premio de España este fin de semana en Barcelona para domar por fin su concepto único de monoplaza... o cambiarlo.

Parece lejano el tiempo en que Mercedes dominaba sin rival la F1. Mejor escudería desde 2014 y la introducción de los motores híbridos, la marca alemana es ahora tercera tras cinco carreras. Suficiente para preocupar a su jefe Toto Wolff: "Somos terceros, estamos como en una tierra de nadie".

Publicidad

Lejos por delante de McLaren, 4ª escudería (45 puntos), Mercedes (95) parece impotente ante los Ferrari (157) y Red Bull (151), que han sabido adaptarse a la nueva regulación técnica. Es de lejos el peor inicio de temporada desde 2014, el anterior peor comienzo tras cinco GP fueron 148 puntos y una 2ª plaza en 2021, a un solo punto de Red Bull.

El siete veces campeón del mundo, Lewis Hamilton se encuentra compartiendo la 6ª plaza, su peor inicio de campaña con la escudería alemana. Su nuevo compañero George Russell está un poco mejor en la 4ª plaza.

Está en cuestión el concepto mismo del Mercedes que, frente al nuevo reglamento 2022, propuso un monoplaza con los pontones casi totalmente reducidos. Una solución aerodinámica diametralmente opuesta, por ejemplo, a la de Ferrari, y que no da frutos.

“Está claro que el coche tiene potencial y es rápido, pero no entendemos como desbloquear este potencial", subrayó Toto Wolff tras el Gran Premio de Miami.

La Mercedes W13 ofrecería así, en el simulador, un rendimiento mucho mayor del que tiene realmente debido especialmente a un fenómeno que ha vuelto este año: el efecto rebote, que hace que el coche suba y baje en las rectas.

Todas las escuderías han tenido ese problema con la vuelta del efecto suelo, que crea una succión por debajo del chásis, pero la mayor parte parecen haberlo arreglado. Mercedes no.

Queda una alternativa radical: cambiar de concepto. Para ayudar en esta elección, Barcelona sería una pista decisiva. En los entrenamientos de pretemporada en febrero en Cataluña, Mercedes no utilizó el concepto sin pontones, sino una configuración más 'clásica'.

"Barcelona será seguramente un momento donde podremos establecer una comparación con lo que vimos en febrero" y la situación actual, explica Wolff.

Por ahora, Mercedes y su jefe son "fieles al concepto actual": Wolff deja "el beneficio de la duda" a sus equipos de la fábrica de Brackley en Inglaterra, origen de "excelentes coches" que han llenado las vitrinas de trofeos estos últimos tiempos.

Pero, después de Barcelona, "nos miraremos en el espejo y nos preguntaremos: ¿nos equivocamos o no?". Intriga, y respuesta el domingo.

Publicidad

Tags

Publicidad