Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

Los momentos que nos dejó ver a Checo Pérez en Reforma

El encuentro del piloto mexicano con su público hizo sentir el apoyo al local que buscará llegar al podio una vez más.
jue 04 noviembre 2021 09:38 PM
Checo-Perez
Su exhibición en Ciudad de México demostró el poder que tiene el piloto entre sus seguidores tricolores.

México está habido de íconos propios de talla mundial, los que salen a imponerse con talento y calidad. La parada de Sergio Pérez en el Red Bull Show Run, espectáculo en el que se lució en pleno Paseo de la Reforma, mostrando una fuerte conexión con sus seguidores mexicanos. No es para menos, 'Checo' está viviendo, hasta ahora, la mejor de sus temporadas en la Fórmula 1. Hecho que ayer en Reforma constó ante más de 100 mil asistentes.

Publicidad

Estos son algunos de los aspectos que apreciamos en este regreso de la Fórmula 1 a México de cara al Gran Premio, el que se ha llevado cinco veces el reconocimiento de ser el mejor de la temporada del deporte motor.

El encuentro con la avenida más bonita de México

Llegar a la avenida Reforma siempre puede ser un caos, pero al estar ahí muchas cosas del mundo tienden a olvidarse, incluso la travesía que muchos tenemos para llegar, y es que las esculturas, los modernos rascacielos o los preciosos jardines que engalanan una de las avenidas más representativas de una cosmopolita Ciudad de México, ya no tan afrancesada como un día imaginó Don Porfirio.

Los niños y la casa llena.

Sí bien todo es olvidable cuando ya estás allí, caminar entre la multitud que acudió a ver el Show Run de Red Bull fue todo un viaje. Explico, como en todo evento que se respete de la CDMX hay varios vendedores de memorabilia, gente corriendo y gente enojada, pero a todo esto, se lo suma la cantidad de niños fans del piloto, que orgullosos lloran o portan la camiseta tipo polo de ‘Checo’ o las famosas alas de la bebida energética.

Un panorama que aunque suena un tanto engorroso, es bastante agradable, ya que goza de cierta amabilidad en contraste de los estruendosos motores que recién amenazaban con hacer presencia.

Reforma-Checo-Perez
El tramo entre el Ángel de la Independencia y la Diana Cazadora fueron el escenario donde Pérez se lució con los suyos.

Una presentación ruidosa y un coro incansable

Llegar al espectáculo auspiciado por Red Bull sin tapones en los oídos puede ser un pecado mortal o el más grande acto de amor hecho por un asistente y esto depende completamente de lo mucho que aprecies tus oídos (si vas al autódromo es un articulo de primera necesidad) o lo bastante que estés acostumbrado al ruido -y no, no hablo del espíritu de los V8- si no la presentación que había que comerse con los y las presentadoras del evento, unos decibéles menos en las bocinas habría sido PER-FEC-TO ¿Será que algún día tengamos una reglamentación para ese tipo de performances?

"¡Checo, Checo, Checo!" Nada contra los fans, amar con locura a un piloto mexicano no sucede a menudo y el jalisciense se lo ha ganado a pulso, su talento y su crecimiento lo soportan, no hay más.

 

Entre youtubers y pilotos

Red Bull está llena de talento y a su vez también rodeada de mucha gente que ama los autos y hasta el rap, la asistencia del youtuber de automovilismo, Juca o el piloto Memo Rojas en las Hot Laps, no sorprende en absoluto,

Los fans de la casa de la marca de bebidas energéticas estaban a pleno, y es que con el homenaje al expiloto mexicano de Fómula 1, Benito Guerra por parte de Benito Guerra Jr. y la aparición del pequeño Mateo García, quien se está abriendo paso en las pistas, dio un buen sabor de boca para las nuevas generaciones del automovilismo nacional.

sergio-perez-gp-mexico
Checo sueña con coronarse en México.

Checo Pérez y como todo en la vida…

El piloto de Guadalajara apareció cuatro veces demostrando porqué la gente lo quiere tanto, la sonrisa que decenas de lentes buscaban enfocar, se apreciaba un gesto genuino; era 'Checo', NUESTRO 'CHECO', el piloto está en casa y se siente. Reforma le quedó chica y la gente lo notó, aplaudió y gritó. Fueron tan solo cuatro veces para que todos y cada uno de los presentes en su Show Run deseen verlo ganar y apagar la sonrisa de los rivales como Hamilton o que Verstappen pagué sus “deudas” en la casa mexicana, que sí algo sabe hacer bien es: ser agradecida.

 
Publicidad