Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

Un gato gigante 'habita' en las líneas de Nasca de Perú

Una figura que asemeja a un felino fue descubierta casualmente en un cerro de Perú mientras se hacían trabajos de mantenimiento para un nuevo acceso al mirador de la Pampa de Nasca.
lun 19 octubre 2020 03:46 PM
gato nasca peru
La figura de 37 metros de largo esta compuesta por un largo cuerpo y una cabeza con orejas puntiagudas que se asemejan a un felino.

La figura gigante de un felino dibujada en la colina de un cerro de Perú fue descubierta por casualidad y estaba por desaparecer de la Pampa de Nasca, que tiene cientos de jeroglíficos de animales que datan de hace más de 2,000 años, según afirmó un arqueólogo local.

El jeroglífico de 37 metros de largo esta compuesto por un largo cuerpo y una cabeza con orejas puntiagudas que se asemejan a un felino, según se puede apreciar en las imágenes captadas por un dron que sobrevoló la zona a unos 450 kilómetros al sur de Lima.

Publicidad

"Fue descubierto de casualidad cuando se hacían trabajos de mantenimiento, cuando se hacía un nuevo acceso a un mirador de una colina" en Nasca, dijo el arqueólogo responsable de la zona, Johny Isla, del Ministerio de Cultura.

Las famosas Líneas de Nasca, reconocidas como Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, se ubican en una zona protegida a la que está prohibido su ingreso por tierra, están distribuidas en al menos 400 kilómetros cuadrados. En la zona destacan figuras geométricas como un colibrí, un mono, una araña, un pelícano, una ballena, un perro y un lagarto, entre otros, y solo pueden verse en su esplendor desde el aire. En aeródromos de la zona, se ofrecen servicios de avionetas para observar las líneas.

"La figura ha sido dibujada en la ladera de una colina bastante rocosa en la Pampa de Nasca. Ha sido hecho básicamente formando líneas o surcos de 30 o 40 centímetros de ancho y algunas partes como los ojos o la boca acumulando las piedras", dijo Isla.

Publicidad

Las autoridades peruanas planean reabrir desde el 10 de noviembre el acceso a las líneas de Nasca, cerradas desde marzo cuando apareció el brote del coronavirus en el país, cuna de restos arqueológicos de pobladores que vivieron desde hace miles de años.

"La figura estaba en proceso de desaparecer, debido a que estaba en una ladera y tiene más de 2,000 años de antigüedad, y la erosión ha sido bastante fuerte, entonces esto ha permitido que durante muchos años permanezca escondida", afirmó Isla.

Las líneas están situadas en el desierto a unos 350 km al sur de Lima y su real significado es un enigma: algunos investigadores las consideran un observatorio astronómico, otros un calendario.

Con información de AFP Y EFE

Publicidad
Publicidad