Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad
Coronavirus_header desktop Home Expansión

Nuestras Historias

Jordan y el número 23: si las cosas no son como quieres, puede venir algo mejor

Si bien el dorsal 23 de Michael Jordan empezó como prácticamente una alternativa, terminó siendo el número que, según él, le daba poderes adicionales.
mié 20 mayo 2020 02:26 PM
jordam
Todo comenzó cuando Michael comenzó a jugar para el equipo universitario de su escuela junto a su hermano Larry.

Con disparadas audiencias, el documental The Last Dance ha reavivado la admiración global por el ícono de la NBA Michael Jordan y multiplicado la curiosidad que sus admiradores sienten por conocer más de su historia, incluso, tener una parte de ella a través de artículos de colección que es cada vez más frecuente ver en internet.

Sin duda, muchos de los artículos que hacen remembranza de la estrella de los Chicago Bulls, destacan por el número 23, dorsal que utilizó Michael durante gran parte de su carrera, pero, ¿es casualidad? Desde luego, no.

Publicidad

Todo comenzó cuando Michael comenzó a jugar para el equipo universitario de su escuela junto a su hermano Larry.

Antes de ese momento, ambos habían utilizado en equipos separados el dorsal 45, pero, al jugar para la misma universidad, Michael decidió cederlo por completo a su hermano y entonces dividir a la mitad el número: 22.5, que evidentemente tendría que redondearse a 23.

Desde entonces, Michael comenzó a llevar su nuevo número de la suerte a todas partes. Lo portó en la camiseta de su equipo de Carolina del Norte y lo llevó a la NBA.

Jordan llegó a creer que el 23 le daba poderes adicionales. Y tenía motivos para pensarlo: sacudió el basquetbol universitario y fue elegido tercer lugar en el draft de la NBA de 1984. Portar el 23 le valió seis títulos de la NBA y cinco honores de jugadores más valiosos de la temporada regular.

Publicidad

Quizá, ante o a partir de The Last Dance, si escuchamos el número 23, pensamos automáticamente en Michael Jordan, hizo algo que ahora sus fans están replicando: 'compró' el número 23 pera hacerlo suyo por completo, algo que LeBron James, en sus propias palabras, replicó por admiración, pues también porta para los Lakers el dorsal 23.

Netflix, plataforma donde se transmtió The Last Dance, difundió que fuera de Estados Unidos, la docuserie fue vista por 23.8 millones de personas durante sus cuatro semanas de transmisión. ¿Coincidencia? No lo creemos.

Con información de AFP

Publicidad
Series, eventos, música y más...
Recibe lo que debes saber del entretenimiento.

Publicidad