Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad
Coronavirus_header desktop Home Expansión

Nuestras Historias

Los Aztecas castigaban con pena de muerte el alcoholismo

Nuestros antepasados tenían una enorme cantidad de rituales, ceremonias y hábitos asmobrosos. Aquí te platicamos algunos de ellos.
mié 23 noviembre 2016 09:17 AM
Aztecas
Aztecas Pena de muerte a los aztecas que estaban en estado de ebriedad (Foto: The Lost Treasure of the Grand Canyon)

En el maravilloso libro “La vida cotidiana de los Aztecas en vísperas de la conquista” (FCE, México, 2002) del especialista en culturas mesoamericanas y etnólogo francés Jaques Soustelle, podemos leer una serie de descripciones asombrosas de la enorme cantidad de rituales, ceremonias y hábitos que tenían nuestros antepasados.

No sólo asombran, por ejemplo, los hábitos de higiene donde, entre la nobleza, implicaba incluso dos baños diarios en el Temazcal y uso de desodorantes, aceites y perfumes a base de aceites. Mismos que contrastaban de sobre manera con los hábitos de higiene europeos. O los rituales para comer que implicaban ceremonias de buena alimentación.

En el libro se documenta: “Tras el baño, los nobles se vestían con ropas limpias y se sentaban en torno a la mesa, cubierta por hermosos manteles. Los criados servían platos de carne, pescado y verduras, que se tomaban con trocitos de tortilla de maíz a manera de cubiertos, que se mantenían calientes sobre pequeños braseros de barro. Los sirvientes no sólo estaban pendientes de que no faltara comida o bebida, sino que a menudo pasaban aguamaniles para que los comensales se lavaran las manos, que se secaban en paños de algodón. Para beber se acostumbraba a tomar agua, aguamiel o jugos de frutas”.

Publicidad
Aztecas
Pena de muerte a los aztecas en estado de ebriedad

Pero uno de los hábitos que más resalta es el del consumo de alcohol, mismo estaba prohibido hasta los 52 años, edad en la que los nobles podían «jubilarse» y gozar de ciertas prerrogativas.

Sabemos además el uso religioso que tenía el Pulque o Uctli que representaba además un culto a la Diosa Mayahuel, la diosa del Maguey, de donde se obtenía dicha bebida. Lo que no mucho se conoce es que si a algún azteca se le encontraba borracho en la calle esto merecía, incluso, la pena de muerte.

De acuerdo a Fray Bernardino de Sahagún si algún plebeyo se encontraba borracho por las calles se le rapaba públicamente en una plaza o mercado mientras su casa era saqueada. El saqueo obedecía a la ley que enunciaba: “El que se priva de juicio, que no sea digno de tener casa, que viva en el campo como una bestia”.  La segunda vez que el plebeyo era encontrado borracho se le castigaba con la pena de muerte.

Para los nobles esta regla era mucho más extrema y severa pues desde la primera vez que se encontraba a uno de ellos borracho se le sentenciaba a la pena de muerte y era ejecutado en una ceremonia privada donde la nobleza hacía ver las pérdidas que ocasionaba la falta de juicio y razonamiento que se tiene bajo les efectos del alcohol.

Aztecas
Pena de muerte a los aztecas en estado de ebriedad

Por ello es que el alcohol ya se permitía sólo a los ancianos y sólo en algunas ceremonias y fiestas especiales, ahí sí, de acuerdo a Fernando Alba Ixtlixochitl, autor de La Historia de la Nación Chichimeca, cuenta que en las fiestas los ancianos se juntaban para beber (pero aun así con moderación) para dar gracias a la Diosa Mayahuel.

En realidad, de acuerdo Jaques Soustelle, el alcoholismo de nuestros antepasados vino después de la Conquista, por el sentimiento de pérdida, derrota y sumisión. Los Españoles supieron aprovechar muy bien dicho sentimiento e incluso fomentaron el consumo de pulque entre la población para tener mayor control del pueblo conquistado.

Así que ya lo sabes, la próxima vez que malacopees, agradece también que no vivimos ya en esa época o literalmente, difícilmente hubiéramos sobrevivido a la cruda.

Tags

Te enviamos estudios, noticias sobre ciencia y más
Recibe las información más relevante.

Publicidad