Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Desmitificando la innovación para fumadores

Con la aceptación que tienen los dispositivos para inhalar vapor de tabaco, parece que la tecnología es el futuro de los fumadores.
lun 29 junio 2020 03:45 PM
IQOS.jpg
El sistema HeatControl™ Technology de IQOS está diseñado para calentar el tabaco real en lugar de quemarlo, así logra entregar el auténtico sabor de las hojas y aminora la liberación de sustancias al ambiente.

En los últimos años se ha hecho frecuente, en espacios públicos, encontrar a gente utilizando los dispositivos dedicados a sustituir a los cigarros. Más que generar una moda, la tecnología está transformando el consumo del tabaco; sin embargo este nuevo hábito ha derivado en algunos mitos.

Por ejemplo, se cree que todos estos novedosos aparatos electrónicos son iguales. Pero no es así, de hecho, en el mercado se pueden encontrar el vapeador o el IQOS , cuyo funcionamiento es muy distinto.

Publicidad

Mito 1: Es un cigarrillo electrónico (¡Falso!)

El IQOS es una tecnología que permite inhalar tabaco, pero su principal característica es que elimina la combustión y, con ello, evita la generación de humo así como de las sustancias nocivas que se desprenden como alquitrán o monóxido de carbono.

Este dispositivo desarrollado por Philip Morris ocupa una carga de tabaco en una envoltura especial (Heet), que permite calentar a 350 grados el tabaco, pero sin quemarlo.

En cambio, los cigarrillos electrónicos (vapeadores) calientan un líquido para generar el vapor que se inhala. Dichas soluciones contienen nicotina en distintas cantidades, así como otras sustancias químicas.

Mito 2: Equivale a un cigarrillo tradicional (¡Falso!)

Al crecer su popularidad, los cigarros electrónicos y todos los dispositivos alternativos a los cigarros tradicionales han sido calificados como peligrosos. Pero de hecho, IQOS fue creado para reducir los efectos dañinos que se originan al fumar. Como no hace combustión se reduce la inhalación de sustancias como el alquitrán o el monóxido de carbono.

De hecho, IQOS significa dejar de fumar un cigarro ordinario (I Quit Ordinary Smoking), de ahí que su principal propósito sea convertirse en una alternativa para fumadores que buscan dejar los cigarros convencionales.

Publicidad

Mito 3: Son cápsulas de nicotina (¡Falso!)

IQOS emplea tabaco REAL, no sustitutos. Esa es una gran diferencia. Su sistema HeatControl™ Technology está diseñado para calentar el tabaco y que se disfrute lo mejor de su sabor, pero que al no quemarse, no genera humo, ni ceniza.

Mito 4: Es tecnología limpia (¡Cierto!)

La tecnología de los vapeadores surge para simular el acto de fumar, sin embargo el sistema de IQOS reduce los riesgos para la salud al evitar quemar el tabaco. Está diseñado para quienes quieren dejar de fumar y optan por IQOS , por ser una mejor alternativa.

Pero al eliminar la combustión también ofrece otras ventajas, como erradicar el mal olor que el humo impregna en la ropa y pelo, así como evita invadir el espacio de las personas con las que convives: el entorno también se ve beneficiado, por ejemplo en la casa, el automóvil o la oficina, espacios que ya no serán ocupados con el olor o el humo del cigarro tradicional. Además, no se producen cenizas ni colillas.

Si eres un fumador mayor de 18 años de edad, te interesa conocer más de esta opción. Clic aquí para encontrar más información.

Pagado por Philip Morris

Publicidad
Publicidad
Publicidad