Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

Carmen Mola: Polémica por la escritora fantasma que gana el Premio Planeta

El galardón millonario para una mujer con una poderosa trilogía de novela negra, resultó ser el trabajo de tres hombres.
jue 21 octubre 2021 08:25 AM
Carmen-Mola-Escritora-Fantasma
Carmen Mola resultó ser algo más que una modesta profesora de Madrid, casada y con tres hijos.

El Premio Planeta entregó su máximo premio a la autora Carmen Mola, quien presentó “La Bestia”, este libro le valió el reconocimiento que equivale a 1.16 millones de dólares, un galardón que supera económicamente al Premio Nobel de Literatura entregado por la Academia Sueca.

Todo bien hasta ahí, sin embargo, el tema cobra tal importancia al revelarse que la laureada Carmen Mola, de la que se sabía que era una mujer nacida en Madrid en 1973, donde residía con su marido y sus tres hijos, resulta ser el pseudónimo de tres autores españoles: Jorge Díaz, Agustín Martínez y Antonio Mercero, no de una discreta profesora madrileña.

Publicidad

En fechas recientes el tema de inclusión de las mujeres en las temáticas culturales, políticas, ciencia y tecnología han escalado, y no es cosa menor, puesto que en muchos certámenes de esta naturaleza la participación de ellas es más reducida y a su vez representa una falta de oportunidades previas para llegar a estos niveles.

Premio-Planeta-Carmen-Mola
Carmen Mola resultó ser: Jorge Díaz, Antonio Mercero y Augustin Martínez.

Carmen Mola firmó una trilogía de libros que han sido de un éxito importante en las letras, sin embargo, durante la premiación de esta obra se levantaron muchas cejas y otros ceños se fruncieron.

"La bestia" está ambientada en el Madrid de 1834, cuando la ciudad está asolada por una epidemia de cólera y todavía existe la cerca que rodeaba la ciudad desde tiempos de Felipe IV.

"Detrás del nombre de Carmen Mola no hay como en todas las mentiras que hemos ido diciendo, una profesora de instituto, sino tres escritores, tres guionistas y tres amigos (...), que un día hace cuatro años tuvimos una idea, que era una locura en principio, que era unir nuestro talento, mucho o poco, para escribir una historia juntos", expresó Jorge Díaz tras recoger el premio.

Las tres novelas de Carmen Mola las ha publicado editorial Alfaguara, del Grupo Penguin Random House, con éxito de ventas, 400 mil ejemplares, y traducido a ocho idiomas.

"Esta historia tuvo éxito y se convirtió en otra, en otra... y al final nos ha traído hasta esta noche aquí", añadió Díaz en la gala de premiación de la trilogía de novela negra con la que se dio a conocer la enigmática Mola, que desde su anonimato aseguraba no tener interés en la fama.

Publicidad

Las escritoras reaccionan y critican el premio

La aparición de Carmen Mola fue vista de una forma positiva en un principio, a decir de su éxito y su narrativa. Aunque a la luz del tiempo se aprecia, a lo que llama el colectivo de mujeres españolas de la literatura, oportunismo y prácticas dudosas del marketing, ya que sus textos empezaron a apelar a la conciencia de las mujeres y los movimientos feministas.

“Evidentemente es estrategia comercial para aprovechar esta etapa en la que se ha intentado priorizar la literatura escrita por mujeres, o al menos darle el lugar que siempre se le había negado”, afirma Berna González Harbour a la revista WMagazín.

De los libros registrados en España en 2018 (año en que se publicó la primera novela de Mola) solo un 32% están escritos por mujeres

Las críticas no cesaron entre las literatas y escritoras ibéricas. ″¿Es este montaje oportunista en estos tiempos? Sí. Como también lo fue cuando muchos se pusieron a escribir montados en diferentes olas, fueran imitaciones de pilares de la tierra, sombras del viento, niños magos, señores de los anillos…”, apuntó Rosa Ribas. “Tres señores vieron un posible filón creando un producto escrito que combinaba ingredientes que podían funcionar: una protagonista femenina + crímenes brutales y truculentos + autora femenina”, condenó la escritora de novela negra .

“El nombre generaba misterio y exotismo y eso en el mercado literario es un valor, atrae, intriga. De hecho, la operación ha conseguido que estemos hablando de este premio”, reflexionó María Folguera.

Una prueba de esta desigualdad en el reconocimiento está en los ganadores del Nobel de Literatura que solo han obtenido 14 mujeres

El premio no fue bien recibido y las críticas no han sido suaves para la industria editorial española que ha pasado por alto varios señalamientos de las escritoras y el sesgo que existe entre géneros para poder publicar y a su vez ser premiadas. Así como la limitación a los textos que las mujeres podían producir. Estos se limitaban al hogar, belleza, familia y lo social.

Publicidad

Firmar como mujer o morir sin publicar

Sergi Puertas, luego de muchos años de no lograr ser publicado por las editoriales cuando enviaba sus novelas, creó a su propia "Carmen Mola" y alcanzó un éxito instantáneo. Con esto se publicó un libro de cuentos en Impedimenta, una de las mejores editoriales de España.

Puertas presentó recientemente 'Estabulario', un libro firmado por su nombre que no hubiera visto la luz si, como justifica el mismo Puertas, no se hubiera hecho pasar por mujer, confesó a El Confidencial .

“Casi todos los profesionales del mundillo con los que he conversado al respecto certifican 'off the record' lo que es un secreto a voces: que hoy día se da preferencia a las autoras”, dijo Puertas en entrevista con el medio ibérico.

El autor explica que dada su edad, 50 años, al ser buscado por la editorial sin ningún libro publicado y por ende sin ventas, no resulta atractivo para realizar un nuevo lanzamiento, por lo que decidió tomar medidas extremas.

“Me imaginé mi propia reacción como lector frente al libro que acababa de terminar, que era muy 'punk', muy oscuro, muy despiadado. ¿Y si lo hubiera escrito una chavalilla? Ganaba, ya lo creo que ganaba”, explicó Puertas. A partir de esto él creó una figura femenina de 25 años, creando una cuenta de correo electrónico y redes sociales.

¿Y si lo hubiera escrito una chavalilla? Ganaba, ya lo creo que ganaba

“Muy poco maquiavélico y bastante chapucero. Me limité a rescatar de internet una foto 'random' de una chiquilla de 25 años y a crear una cuenta de Facebook y otra de Gmail, todo en el mismo día”, detalló Puertas.

Para mi sorpresa, el silencio había tocado a su fin. Empecé a recibir respuestas muy pero que muy receptivas casi en tiempo real

El interés creció por la editorial y la presión fue tal que Sergi tuvo que descubrir su plan ante el editor. Sergi Puertas vive en Barcelona y la editorial está en Madrid, por lo que todo el trámite siempre fue a distancia. Al final tras valorar el trabajo de Puertas este vio la luz, aunque el procedimiento queda un poco en la línea de la aventura y lo éticamente aceptado.

Publicidad