Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Rusia 2018
Rusia 2018 (Foto: Life and Style)
Publicidad

Nuestras Historias

El festejo de la afición mexicana en la embajada coreana

Corea del Sur ayudó a México a calificar, y los aficionados del 'Tri' no dudaron en celebrar en la capital mexicana
mié 27 junio 2018 05:52 PM
Embajada Corea del Sur Mundial
Embajada Corea del Sur Mundial Las calles aledañas a la embajada de Corea del Sur eran inaccesibles. (Foto: Miguel B. Ávila)

Hace unos días, México entero se mofaba de Corea del Sur. Ellos eran sólo un escalón más en nuestro camino mundialista , un camino incierto, pero marcado por la esperanza que surge del "imaginemos cosas chingonas" de Javier 'Chicharito' Hernández.

Pero cuatro días después, mientras México caía por tres goles ante una Suecia inmaculada sobre la cancha de la Arena Ekaterimburgo, volvimos a pensar en el combinado coreano. No para recordar la victoria que nos hizo ilusionó, no para reír a media tragedia, no. Pensamos en ellos porque dependíamos de su accionar ante Alemania para estar en Octavos de Final. Los aficionados se resignaron a la derrota azteca y dejaron a un lado ese partido, para observar lo que Corea tenía que decir ante el vigente campeón.

El resultado todos lo conocemos, y la euforia fue tan grande, que la embajada de Corea del Sur en México se transformó en una sucursal del Ángel de la Independencia.

Publicidad
Embajada Corea del Sur
La embajada de Corea del Sur en México se convirtió en la sede de una fiesta.

Entre porras rediseñadas para apoyar a Corea, playeras verdes y rojas (las del seleccionado surcoreano) y botellas de tequila, los fanáticos llenaron el cruce entre Virreyes y Lope Díaz de Armendariz para convertirlo en un punto de celebración futbolística con todos los componentes necesarios.

Sang-il Kim, el embajador surcoreano en México, felicitó en redes sociales a México por el pase y también saludó a los cientos de fans que, con banderas de ambos países, no paraban de llegar.

Las vialidades cercanas fueron cerradas, elementos policiales resguardaron los festejos (con saldo blanco) y la emoción mundialista invadió la colonia entera. Las bocinas de los autos animaron, los cánticos surgieron como si la creatividad también se estimulara al máximo y los trabajadores de la embajada, uno a uno, recibieron un respectivo shot de tequila mientras las cámaras se aglomeraban para capturar el momento.

Fue una linda fiesta con el futbol como argumento. Y a pesar de que los coreanos no clasificaron a la siguiente fase del Mundial , en la embajada se celebró en conjunto. Incluso suecos, con la playera del combinado líder del Grupo F, se unieron a los bailes improvisados.

Embajada de Corea Rusia 2018
Hasta los suecos se unieron a la celebración en la embajada de Corea del Sur.

Al final de la celebración, que también incluyó mariachis, algunos fanáticos se dieron a la tarea de recoger la basura regada por las calles, una conducta sobresaliente, tan sobresaliente como la actitud de los seleccionados coreanos ante Alemania... Una vez más, ¡gracias Corea del Sur!

Publicidad