Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Rusia 2018
Rusia 2018 (Foto: Life and Style)
Publicidad
Coronavirus_header desktop Home Expansión

Miguel Layún, el hombre de estilo que cumple 30 años

El jugador mexicano vive en Rusia su segunda Copa del Mundo. En España piden a gritos su fichaje definitivo con Sevilla y es embajador de Louis Vuitton; Layún está en la cima
Miguel Layún Rusia 2018
Miguel Layún Rusia 2018 Layún posa como embajador de Louis Vuitton, una marca que lo define. (Foto: Lupe de la Vallina)

Semanas antes de saber que sería parte de la lista definitiva de México para el Mundial , Miguel Layún nos abrió la puerta con una sonrisa auténtica. Tan auténtica, que sobresale por encima de su cuidada barba. Sí, es obvio que Miguel se preocupa por su barba. En general, es obvio que él es uno de esos ‘hombres de estilo’.

No es el ‘arriesgado’ Sergio Ramos , que lo mismo va por la vida de boina y moño; tampoco es el icónico David Beckham , que, por personalidad, podrá ponerse una chamarra de mezclilla hasta el último día de su vida. No. Pero está muy lejos de ser de la escuela del pantalón deportivo, dirigida por el técnico Marcelo ‘El Loco’ Bielsa. En un lugar en medio de ello, donde nace la combinación entre el lujo y el deporte, ahí es donde Miguel Layún está cómodo.

La sonrisa que lleva puesta, al cruzar uno de los salones del legendario hotel Alfonso XIII , es el tipo de muecas que están definidas bajo la sentencia “de oreja a oreja”. Y no es el futbol el que tatuó esa alegría. Miguel aún no sabía que iría a Rusia para representar a México, y tampoco tenía en la mente que le anotaría un gol al Real Madrid con el Sevilla FC. No. Lo que lo tiene así es un gusto de ‘estilo’: una maleta Keepall, de Louis Vuitton , la marca con la que colabora como embajador deportivo.

Publicidad
Miguel Layún Louis Vuitton Rusia 2018
Miguel Layún disputa en Rusia su segunda Copa del Mundo.

Ahí, en el bolso por el que sonríe, está el deporte. Y también el lujo. Y Miguel. También ahí está Miguel, quien sigue sonriendo. “¿Te gustaría estar en el mundo del modelaje?”, le pregunto al verlo tan cómodo ante la sesión. “Nunca se sabe. Nunca se sabe…”, contesta. Ni sí ni no. Un “nunca se sabe”. Pero mientras, modela junto a LV , que ha puesto su confianza en el mexicano.

“La jerarquía de Louis Vuitton a la hora de definir el concepto ‘lujo’ es total. Me siento cercano con ellos porque me gusta la marca, y ahora que he podido compartir ideas y proyectos, me han hecho sentir muy bien y cómodo. Su presencia es única. Y, en particular, ver la unión entre deporte y lujo, como con las maletas , me tiene encantado”, sentencia Miguel, confesándose, además, como un “amante de los relojes”.

Miguel Layún Rusia 2018 entrevista
En la entrevista exclusiva de Life And Style con Layún, modeló la nueva línea de Louis Vuitton.

Hoy, Miguel sonríe. Pero no siempre ha sido así. Si el portero fallaba, la culpa era de Layún. Si expulsaban a un compañero, la culpa era de Layún. Y si llovía… si llovía, la culpa era de él.

“Vivir la presión de ser el culpable, para la gente, de todo lo que pasaba en el América , fue uno de los momentos más difíciles de mi vida. Rebasó el tema deportivo y me exigió una madurez que hoy me permite realizar mis sueños. ‘Todo es culpa de’ me transformó”, cuenta, mientras pasa de un sillón a otro.

Pero ahora es tiempo de vivir un sueño, una ilusión: “El sueño de todos los que amamos un balón es el Mundial . Ahí me veo, por ejemplo, junto a ' Chicharito ', levantando sonrisas entre el público. Estoy convencido de que nunca se pueden prometer resultados, porque hay muchos factores que los alteran. Puedo prometer lo que está en mis manos, dejar todo y hacer lo que pueda para que las cosas salgan bien. Y todos deben entender que, al final, nosotros somos los primeros en querer hacer un mundial especial”, concluye Miguel. ¡Y sonríe! Esta vez sí es por el futbol.

Este 25 de junio, Layún celebra 30 años de vida, desde algún hotel en Rusia, con la convicción de derrotar a Suecia para avanzar a octavos de final. Y sí, seguramente sonríe también. Por un balón, por un año más de vida, por eso sonríe de ‘oreja a oreja’. Miguel sonríe.

Newsletter

Publicidad
Publicidad