Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

El reloj de Rafael Nadal que se inspira en una raqueta de tenis (con todo y red)

Las proezas del tenista español inspiraron uno de los relojes más espectaculares de 2020, que conmemora sus 10 años de colaboración con Richard Mille.
mié 02 diciembre 2020 05:57 PM
RafaelNadal_RichardMille_01.jpg

Cuando el 11 octubre pasado Rafael Nadal cayó de rodillas en la arcilla para celebrar su decimotercer título de Roland Garros, en la muñeca derecha llevaba puesto el nuevo reloj que Richard Mille creó para que encarara esta competencia y con el que jugó todos los partidos hasta su aplastante victoria en la final contra el serbio Novak Djokovic. Con el RM 27-04 Tourbillon Rafael Nadal, la marca celebra 10 años de colaboración con el tenista español, que con este triunfo igualó al suizo Roger Federer como el máximo ganador de torneos de Grand Slam en la rama masculina con 20.

Publicidad

Desde que presentó su primer reloj en 2001, Richard Mille se ha distinguido por desarrollar piezas con conceptos e innovaciones que han expandido los horizontes de la relojería de lujo. Su eslogan, “A racing machine on the wrist”, expresa su admiración por la Fórmula 1. De ella ha adoptado materiales y tecnologías con los que inauguró un segmento de relojes ultrasport y ultraexclusivos que encabeza con holgura. Muchos de sus embajadores son deportistas de alto rendimiento que los usan al competir.

“Mi idea siempre fue hacer un reloj extremo para condiciones extremas, romper con la imagen de que los relojes sofisticados y complicados son frágiles”, ha explicado el propio Mille. “Quería demostrar que podía llevar mi amor por la técnica a los relojes”.

Modelos suyos acompañaron al piloto brasileño Felipe Massa a bordo de su monoplaza en varias carreras de la Fórmula 1, al atleta de velocidad jamaicano Yohan Blake cuando ganó tres medallas en las Olimpiadas de Londres 2012, y al polista argentino Pablo MacDonough en sus intensos partidos. En todos los casos, resistieron los inevitables golpes y las intensas vibraciones.

La relación con Nadal es una de las más notables y beneficiosas no solo para la firma, sino para la industria en general. Que uno de los mejores deportistas de la historia use un Richard Mille en sus partidos y que este funcione en momentos de tanta exigencia, contribuye a elevar el perfil de la relojería mecánica en la era digital.

Publicidad
RafaelNadal_RichardMille_02.jpg
A sus 34 años, Rafael Nadal suma 86 títulos individuales, entre ellos los 20 torneos de Grand Slam que ha ganado desde su debut como profesional en 2001.

También es una de las más productivas. Desde 2010 hemos conocido nueve espectaculares piezas fabricadas ex profeso para el tenista con dos prioridades en mente: resistencia y ligereza. Algunas, como el nuevo RM 27-04, incluso tienen una complicación tan exquisita y delicada como el tourbillon, mientras que en varias más la marca ha debutado materiales de punta.

“Richard y yo tenemos una meta muy clara: asegurarnos de que cada reloj que hace para mí sea sumamente ligero y se ajuste a mi muñeca a la perfección”, ha dicho Nadal. “Son dos características fundamentales y los equipos de la marca han hecho lo necesario para darme lo que necesito, al tiempo que crean relojes extraordinariamente resistentes, porque el tenis puede involucrar movimientos muy violentos del brazo y la muñeca. Desde que nuestra asociación empezó, siempre he sentido que aún juego sin llevar un reloj en la muñeca. Es una sensación bastante única”.

La anécdota de la primera vez que Nadal se puso un reloj con tourbillon revela mucho sobre su vínculo con Mille. “No estaba seguro de que pudiera usar un reloj en un partido, me preocupaba mucho cómo podía afectar mi juego. Richard vino a mi casa, en Mallorca, me dio un reloj y dijo: ‘Este es el modelo que creamos para ti’. El reloj estaba hecho de platino, así que pesaba mucho. No supe cómo reaccionar, no sabía que era una broma. Luego me dio el reloj real y me sorprendió porque era mucho más cómodo de lo que esperaba. Estábamos en el mismo canal y teníamos el mismo objetivo: permitirme jugar con un reloj que se adaptara al máximo a mi disciplina”.

Publicidad

ALGO NUNCA VISTO

El RM 27-04 Tourbillon Rafael Nadal, una edición limitada de 50 ejemplares, hace justo eso con su mecanismo capaz de soportar aceleraciones de más de 12,000 G, un récord para Richard Mille. La caja de color marrón está hecha de TitaCarb, un material nuevo y exclusivo de la firma. Se trata de una poliamida de alto rendimiento reforzada con 38.5% de fibra de carbono; esto la dota de una resistencia a la tensión excepcional. La ligereza es asombrosa: el reloj pesa 30 gramos con todo y la correa. Por increíble que parezca, el RM 27-01 Tourbillon Rafael Nadal, de 2013, pesaba aún menos: 18.83 gramos incluyendo la pulsera de velcro.

RafaelNadal_RichardMille_03.jpg
El mecanismo del RM 27-04 Rafael Nadal Tourbillon está sostenido por una red de 850 mm2 de superficie, creada con un único cable de acero trenzado de 569 mm de largo y 0.27 mm de diámetro, y asegurada por dos tensores.

La construcción del calibre del RM 27-04 es algo nunca visto. Está suspendido dentro de la caja por una red con acabado microgranallado de solo 850 milímetros cuadrados de superficie, creada con un único cable de acero trenzado de 0.27 mm de diámetro y asegurada por dos tensores con revestimiento de PVD oro 5N.

La inspiración en una raqueta es evidente y el principio es el mismo. Según la marca, el relojero ancla el cable de acero en un tensor situado a las 5 horas y crea una red amarrando cada una de las cuerdas principales antes de agregar las cuerdas cruzadas. El cable se entrelaza 38 veces por encima y por debajo de las cuerdas principales a través del bisel hueco de titanio grado 5, antes de desembocar en un tensor colocado a las 10 horas. Además, tiene tres antivibradores de cuarzo TPT rojo instalados en la montura del tourbillon, del barrilete y de las manecillas, que centran el movimiento cuando ha sido ensamblado y reducen las vibraciones que pueden afectar la precisión. Es el primer reloj que Richard Mille hace para Nadal con una alusión tan directa al tenis.

RafaelNadal_RichardMille_04.jpg
La caja del RM 27-04 Rafael Nadal Tourbillon está hecha de TitaCarb, un material muy ligero y resistente.

“Teníamos que asegurarnos de que la red podía sostener el mecanismo. En una raqueta puedes cambiar las cuerdas si se aflojan, pero eso es algo que no puedes hacer en un reloj”, explica Salvador Arbona, director técnico de movimientos de la marca. “Probamos muchos materiales para anticipar el proceso de envejecimiento con la nueva limitación de mantener la tensión de un cable de 569 milímetros de largo. Es una pieza de alta relojería y el movimiento es delgado, así que lo sometimos a un sistema de rigurosas pruebas para garantizar la máxima resistencia posible”.

RafaelNadal_RichardMille_05.jpg
El peso del mecanismo, que ofrece 38 horas de reserva de marcha, es de 3.4 gramos. El reloj viene acompañado de una correa de tela azul claro forrada con cuero negro.

Debido a esta estructura tan inusual, el calibre de carga manual se distribuye en diagonal y se conecta a la red mediante cinco ganchos de titanio grado 5 pulido con recubrimiento de PVD oro 5N, que se extienden desde la parte posterior de la platina.

La caja tiene la forma tonneau característica de los relojes de la firma, con superficies pulidas y arenadas, y en el canto aparece grabado el diminutivo “Rafa”. Mide 38.7 x 47.25 x 11.4 milímetros. El peso del mecanismo, que ofrece 38 horas de reserva de marcha, es de 3.4 gramos. El reloj viene acompañado de una correa de tela azul claro forrada con cuero negro.

¿Qué opina el perfeccionista Nadal de sus relojes Richard Mille? “Tengo que decir que no era un gran conocedor de la alta relojería antes de mi relación con Richard. Después de 10 años de colaboración en los que he pasado tiempo con su equipo, ahora sé mucho más. Pero aún me fascina el talento, la pasión y la búsqueda imparable de excelencia que son los sellos de la marca. Muy pocos en el mundo son capaces de lograr este nivel de destreza técnica”.

Publicidad