Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

Guía de plumas fuente para principiantes

¿Te gustan las plumas fuente pero no sabes cómo usarlas? Esta guía es perfecta para empezar.
vie 27 agosto 2021 09:20 AM

Indudablemente, escribir con pluma fuente tiene su encanto. Ya sea por su aspecto, por el romanticismo que implica, por su mecánica, esta pluma siempre despierta atracciones y pasiones de miles de aficionados en todo el mundo. Sin embargo, el mundo de la pluma fuente no deja de ser uno intimidante y misterioso, con todo un lenguaje y mecánica que descubrir.

Si tú eres una de esas personas que sueñan como escribir como en los viejos tiempos pero te abruma acostumbrarte a un nuevo instrumento, esta guía de plumas fuente para principiantes es para ti.

Publicidad

Conoce las partes de una pluma fuente

Plumín: Es la parte de la pluma que toca el papel y de donde sale la tinta. Casi siempre es de acero inoxidable, pero puede ser incluso de oro. Hay muchos tamaños de plumín, y una de tus primeras tareas como nuevo aficionado a las plumas fuente es descubrir con qué tamaño te acomodas mejor, no en una cuestión ergonómica, sino en una cuestión del grosor de línea que el plumín produce. Hay desde puntos muy finos hasta puntos gruesos. De manera similar, hay plumines diseñados para escribir en itálica cursiva.

Cartucho: Es una reserva de tinta que cambias por una nueva cada vez que se acaba, como lo harías con un bolígrafo. Son muy fáciles de poner, pero son más caros y menos ecológicos que el elemento que veremos a continuación, que es frasco de tinta.

Frasco de tinta: La tinta que viene en frasco se usa en las plumas fuente por medio de un convertidor. Se usa un tipo de tinta distinto según el tipo de nib, pero usualmente es una prueba y error ver qué tipo de tinta funciona mejor con tu pluma.

Convertidor: Es una especie de cartucho rellenable, para usar la tinta que viene en frasco. Hay convertidores que funcionan por presión y otros que funcionan por pistón.

Barril y capuchón: Estas partes conforman el cuerpo de la pluma, respectivamente.

Compra una pluma para principiantes

Cuando te inicias en el mundo de las plumas fuente, es muy fácil dejarte llevar por la emoción y querer comprar una pluma de al menos cinco mil pesos, sin siquiera saber si te gusta la experiencia de escribir con ese tipo de instrumento (aunque parezca fácil, sí requiere una curva de aprendizaje). Es mejor comenzar con una pluma accesible como la Pilot Metropolitan, que no llega a los 500 pesos de precio, o la Lamy Safari, que cuesta alrededor de 700. Puedes encontrar incluso algunas más baratas, como la Kaweco Perkeo, cuyo precio es de aproximadamente 400 pesos. Casi todas vienen con un cartucho, así que si tu plan es usarlas con convertidor, tómalo en cuenta a la hora de hacer tus compras (casi todos los puedes encontrar en papelerías y tiendas departamentales).

Acostúmbrate a escribir con ella

Como decíamos en el punto anterior, las plumas fuente funcionan distinto a los bolígrafos. La tinta no fluye automáticamente, sino que tiene que llegar hasta la punta del plumín, y si la tinta se queda mucho tiempo en la pluma, comienza a secarse, lo que hará que la experiencia sea un poco extraña.

Escribe en papeles distintos

Algunos papeles son magníficos para escribir, y en otros la experiencia se siente ligeramente rasposa o la tinta se corre. Para encontrar la mejor opción, debes encontrar un papel que se sienta bien con la combinación de pluma y tinta. De nuevo, aquí la prueba y error será tu mejor técnica (es más sencillo de lo que parece).

Adapta tu forma de escribir

En las plumas fuentes, la tinta fluye mejor y se seca más lento que en un bolígrafo común. Además, necesitas sujetarlas con cierto ángulo para que la punta del plumín entre en contacto con el papel de la manera correcta para que la tinta fluya completamente. Te darás cuenta en cuanto comiences a escribir.

Compra una tinta y un convertidor

Quizás desde el inicio decidiste comprar convertidor y tinta. Pero si no, es tu momento de considerarlo. No es necesario, pero sólo así tendrás la experiencia completa de lo que implica el mundo de las plumas fuente. Además, aunque es menos conveniente, es más sustentable que los cartuchos de tinta. Quizás el único momento en el que deberías comprar cartucho es la primera vez que vas a probar un tipo nuevo de tinta, para ver si te gusta o no.

Explora distintos colores y tintas

Una de las maravillas de las plumas fuente es que las puedes rellenar con una variedad enorme de tonalidades de tinta, desde negro y azul hasta colores brillantes súper específicos.

Juega con la pluma

Ve cómo cada cambio de papel o tinta crea una experiencia diferente. Experimentando con ellas te harás consciente de sus tiempos de secado, su espesor, la experiencia de escritura, y cuando menos lo imagines, estarás enganchadísimo con el tema.

Compra una pluma más bonita

Si seguiste todos estos consejos y ya estás enamorado de las plumas fuente, con todo y sus aparentes desventajas, llegó la hora de darte el lujo de comprar una pluma high-end, ya que estás más que listo para apreciarlas como se debe.

 

Tags

Entrenamiento, salud y accesorios
Recibe los mejores consejos para verte mejor.

Publicidad