Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

Real Madrid y Villarreal se meten en semifinales de la Champions

Dejaron fuera al Chelsea y al Bayern en esta fase.
mar 12 abril 2022 07:05 PM
villarreal-real-madrid
El Bayern de Robert Lewandowski fue rebasado por el Villarreal.

Real Madrid y Villarreal apelaron a la heroica para clasificarse este martes para las semifinales de la Liga de Campeones, pese a perder 3-2 en la prórroga contra el Chelsea el equipo blanco en su estadio y gracias a un empate 1-1 del 'Submarino Amarillo' en Múnich frente al Bayern.

En la búsqueda de su 14ª corona continental, el Real Madrid buscará la final de la Champions contra el vencedor del Atlético de Madrid-Manchester City (con ventaja 1-0 en la ida para los ingleses), mientras que el Villarreal, que alcanza su segunda semifinal de la máxima competición europea, se medirá al Liverpool (que ganó 3-1 en Lisboa) o al Benfica.

Los dos equipos españoles hicieron bueno el resultado de la ida (triunfo por 3-1 en Londres para el Real Madrid y victoria 1-0 para el Villarreal en casa), pero tuvieron que sufrir para sellar el pase a semifinales y las sensaciones que trasmitieron unos y otros fueron muy diferentes.

Publicidad

El conjunto español se medirá por un puesto en la final con el Liverpool o con el Benfica. Ya en su anterior presencia a estas alturas de la Champions, en 2006, el 'Submarino Amarillo' liderado por el argentino Juan Román Riquelme cayó ante otro equipo inglés, el Arsenal.

"Nosotros que somos profesionales, tratamos de vivir nuestros momentos especiales, a nivel profesional y a nivel también de sentimientos", confesó en rueda de prensa el técnico del Villarreal Unai Emery, que definió el partido como "perfecto en defensa, es la única manera contra equipos de este nivel en su campo, con la capacidad arrolladora, que tienen de posicionarse tan alto sobre ti".

Por parte del campeón de Alemania, que dominó este partido de vuelta pero que se estrelló en repetidas ocasiones con una defensa hermética, sólo Lewandowski pudo superar en los 180 minutos de eliminatoria al arquero argentino Gero Rulli.

El joven entrenador Julian Nagelsmann, llegado al banquillo del gigante bávaro con 34 años al inicio de la temporada, queda en una situación comprometida luego de esta eliminación ante un equipo 'a priori' inferior por plantel y por historial.

"La clave estuvo en el partido de ida. Ahí es donde perdimos la eliminatoria", afirmó Nagelsman.

Este nuevo fracaso confirma una estadística contraria al Bayern: desde 2015, el 'Rekordmeister' ha perdido en seis ocasiones un partido de ida en Liga de Campeones, y en todas ellas fue eliminado.

Publicidad

Mientras el Real Madrid estuvo todo el partido sometido por el Chelsea y solo al final fue rescatado por Rodrygo Goes y Karim Benzema, los autores de los goles blancos después de que los 'Blues' lograsen voltear la eliminatoria, el Villarreal volvió a plantar cara al todopoderoso Bayern Múnich y la clasificación fue merecida.

Rodrygo y Benzema goleadores

Pese a que la eliminatoria parecía sentenciada tras el triunfo blanco por 3-1 en Londres hace una semana, el Chelsea fue capaz de darle la vuelta con los goles de Mason Mount (15) y de los alemanes Antonio Rügiger (51) y Timo Werner (75).

Cuando el Real Madrid parecía tener todo perdido, con 3-0 en contra, un gol anulado a Marcos Alonso en el 64 y una clara ocasión fallada por Kai Havertz en el 78, los blancos forzaron primero la prórroga con el tanto de Rodrygo cuando llevaba dos minutos en la cancha (80) y selló después su clasificación en el tiempo extra con un cabezazo de Benzema (96).

Pese al mazazo, el aún campeón de Europa tiró de orgullo y buscó el desenlace en los penales hasta el final, con ocasiones para conseguirlo de Hakim Ziyech (114), Havertz (117) y Jorginho (118).

"Es una noche increíble otra vez, un partidazo en el Bernabéu, una derrota que sabe muy dulce. Hemos sufrido pero no nos rendimos hasta el final", declaró tras el partido el croata Luka Modric.

"Creo que a pesar de ir perdiendo 0-3 no hemos hecho mal partido pero el Chelsea ha metido todo lo que ha tenido y nosotros seguimos peleando, confiábamos en darle la vuelta al resultado, el míster ha hecho buenos cambios que cambiaron el partido", añadió el centrocampista, elegido el mejor del partido.

Por su parte, Rüdiger destacó que "no muchos equipos pueden venir aquí y dominarles, como hicimos nosotros", pero admitió: "Si cometes el tipo de errores que cometimos en los dos partidos, te castigan".

Publicidad

Héroe Chukwueze

En Múnich, cuando el partido se encaminaba a la prórroga luego de un gol del delantero polaco Robert Lewandowski en el minuto 52 tras un fallo en la salida del balón de la defensa visitante, el Villarreal agrandó su epopeya en esta Champions merced a un gol agónico del volante nigeriano Samu Chukwueze (88) al culminar una contra que dejó helado al Allianz Arena.

El técnico del Villarreal Unai Emery definió el partido como "perfecto en defensa, es la única manera contra equipos de este nivel en su campo, con la capacidad arrolladora que tienen de posicionarse tan alto sobre ti".

El equipo que representa a Villarreal, una pequeña población levantina de apenas 50.000 habitantes, iguala ya su mejor participación en la máxima competición continental de clubes, ya que el 'Submarino Amarillo' liderado entonces por Juan Román Riquelme se quedó a las puertas de la gran final en la edición de 2006 tras perder en semifinales frente al Arsenal inglés.

Por parte del campeón de Alemania, que dominó este partido de vuelta pero que se estrelló en repetidas ocasiones con una defensa hermética, sólo Lewandowski pudo superar en los 180 minutos de eliminatoria al arquero argentino Gero Rulli.

"Ellos defendieron de forma muy disciplinada, muy atrás. La única vez que pudieron romper a la contra, no tuvimos nuestra estructura defensiva habitual y nos pilló desprevenidos", declaró tras el partido el técnico bávaro Julian Nagelsmann.

"La clave estuvo en el partido de ida. Ahí es donde perdimos la eliminatoria", añadió.

El joven Nagelsmann, llegado al banquillo del gigante bávaro con 34 años al inicio de la temporada, queda en una situación comprometida luego de esta eliminación ante un equipo 'a priori' inferior por plantel y por historial.

Este nuevo fracaso confirma una estadística contraria al Bayern: desde 2015, el 'Rekordmeister' ha perdido en seis ocasiones un partido de ida en Liga de Campeones, y en todas ellas fue eliminado.

Al Bayern le queda pelear por el título de la Bundesliga, una competición que lidera con nueve puntos de ventaja a cinco fechas del final.

Publicidad