Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

Black Widow, para el universo Marvel ¿es un estreno tardío?

Ha pasado más de una década del debut cinematográfico de Black Widow y hay quienes se preguntan si la primera aventura individual de la heroína debió llegar unos años antes.
jue 08 julio 2021 12:51 PM
black_widow_estreno.jpg
La llegada de Black Widow a las pantallas podría ser muy tardía a decir de los estrenos de las películas de súperheroes.

No es un secreto que las adaptaciones de comics han centrado casi toda su atención en los héroes masculinos, lo que no ha evitado que algunas heroínas sobresalgan por todo tipo de características. Pocos casos tan curiosos como el de Natasha Romanoff a.k.a. Black Widow: un personaje secundario en el impreso, pero cuya traslación cinematográfica ha cautivado a las audiencias por su atinada construcción así como por el buen trabajo de Scarlett Johansson.

Publicidad

La espía debutó en la franquicia como un personaje de apoyo en Iron Man 2 como una secundaria de lujo, pero sus cualidades aumentaron su importancia dentro de la franquicia hasta tornarse indispensable para los arcos individuales de Iron Man y Capitán América, así como para los Vengadores. Esto provocó que su película individual se convirtiera en una exigencia de cada vez más aficionados que estaban convencidos de que la espía tenía lo necesario para brillar de manera independiente, así como una oportunidad de hacer historia para Marvel con la primera película de una superheroína en la historia moderna del subgénero y en la segunda de todos los tiempos sólo por detrás de Supergirl.

El propio Kevin Feige la reconoció en 2016 como “uno de los Vengadores principales y tiene historias increíbles por derecho propio que creemos que sería divertido convertirlas en una franquicia independiente”. Pero la oportunidad se resistía ante una trama central que apuntaba cada vez más fuerte al terreno cósmico y parecía no tener cabida para uno de los personajes más terrenales de toda la franquicia. O como la propia Viuda admitiera en The Avengers: Los Vengadores: “estos son monstruos y magia, y nada para lo que fuimos entrenados”.

 

Cuentas pendientes

La película individual de Black Widow se sintió tardía desde su anuncio oficial en enero 2018, ya que parecía más sustentada en los deseos marvelitas de emular el éxito de Wonder Woman estrenada el año anterior, que en el esfuerzo por dar reconocimiento a uno de sus personajes cinematográficos más brillantes. A esto sumemos que la calendarización del estudio privaría a la espía de ser la primera superheroína en saltar a la pantalla de manera individual, un crédito que sería otorgado a Capitana Marvel en 2019.

Las sensaciones aumentaron con Avengers: Endgame estrenada el mismo 2019 y que marcó la sorpresiva muerte de Natasha Romanoff. La secuencia figura entre los momentos más trágicos de toda la Saga del Infinito, pero también entre los más entrañables por la transformación de un personaje solitario que incursionó en batallas superiores para limpiar su rojo historial y que terminó dándolo todo para garantizar la salvación de todo el universo y, no menos importante para ella, de su familia vengadora. Un arco que no le pide nada a los de Tony Stark y Steve Rogers y que como tal, parecía ser el cierre perfecto para la guerrera.

El problema es que no fue así, o al menos no del todo. Aunque Feige ha reiterado hasta el cansancio que los decesos ocurridos en Endgame fueron definitivos, la historia del cómic nos dice que nada, ni siquiera la propia muerte es para siempre. Y es que tal vez las tramas conduzcan a un fallecimiento, lo que no impide continuar la exploración de un personaje a través de diversas vías. Esto incluye poderes psíquicos como sucedió con Vision en WandaVision, las alteraciones temporales que permitieron el retorno de Loki o las precuelas como será el caso de Black Widow.

Los dos primeros ejemplos tal vez no sean tan graves al tratarse de nuevos personajes, es decir, si bien tiene la misma identidad no son realmente los mismos, ya que Vision es una proyección mental de Wanda y Loki no es el mismo que vivió el ataque de los elfos oscuros, el Ragnarok ni el inicio de las Guerras del Infinito. Más complejo es el caso de la Viuda, pues un filme ubicado en el pasado inmediato –se desarrolla después de Capitán América: Civil War– puede afectar la continuidad construida hasta ahora, dejar interrogantes e incluso huecos en Avengers: Infinity War y Endgame, y más grave aún, atentar contra el heroico legado de la espía. Problemas que tal vez se hubieran evitado si la guerrera hubiera protagonizado su aventura individual unos años antes.

 

La última aventura de la Viuda

Black Widow dista mucho de ser el proyecto más ambicioso del Marvel Cinematic Universe y aun así se ha convertido en uno de los más riesgosos para una franquicia cuya construcción siempre ha deambulado cerca de la perfección. También ha sido etiquetado por muchos como uno de los más deslucidos al ser protagonizado por un personaje cuyo fatal destino es conocido por todos. Finalmente y aunque las sorpresas no están descartadas, la apertura de una posible resurrección no sólo se sentiría forzada, sino que restaría valor al sacrifico de la fémina. Y aun así, en una película que merece ser vista.

Han pasado más de diez años de que Scarlett Johansson debutara como Natasha Romanoff en una historia que siempre ha tenido más preguntas que respuestas, muchas de las cuales siguen generando intriga entre los aficionados. ¿Cómo inició el enrojecimiento de sus números? ¿Cuáles son los sucesos de Budapest a los que se refiere Hawkeye en Avengers: Infinity War? ¿Qué es esa clase de ballet vista en Avengers: Era de Ultrón? ¿Qué rol juega el personaje de Madame B. interpretado por Julie Delpy en esta misma película? Un vistazo al pasado de la Viuda ayudaría a resolver estas y otras interrogantes.

La exploración el pasado tampoco está peleada con la construcción el futuro, pues aunque todo apunta a que la historia de Natasha Romanoff ha terminado para siempre, sus viejas andanzas serán determinantes para garantizar la preservación de su legado. Y es que, aunque la primera generación de Vengadores parece haber quedado atrás, muchos de sus integrantes se aseguraron de buscar sucesores que continúen luchando por los valores más universales. Capitán América lo hizo con Falcon, Iron Man con Spider-Man, mientras que Hawkeye hará lo propio con Kate Bishop. Hay buenos motivos para pensar que el caso de Black Widow será similar.

La Viuda se va para siempre y es justo ahora cuando recibe su primera oportunidad. ¿Demasiado tarde? Es fácil pensarlo, pero si hay algo que el Marvel Cinematic Universe nos ha enseñado en sus casi 15 años de historia es que nada de lo que sucede en pantalla es casualidad y que cada proyecto se desarrolla en el momento justo. No hay razón para pensar que Black Widow será la excepción.

Publicidad