Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

'Blindspotting' está de regreso y Rafael Casal nos platicó todo al respecto

La película 'Blindspotting' está de regreso, ahora como serie en la plataforma Starzplay. Platicamos con Rafael Casals al respecto.
sáb 12 junio 2021 01:53 PM

A tres años del estreno de la película, Daveed Diggs y Rafael Casal están de regreso con Blindspotting, ahora en serie, en una continuación de los eventos que vimos en la cinta, ahora desde el punto de vista de Ashley (Jasmine Cephas Jones), cuya pareja y padre de su hijo, Miles (Casal), es encarcelado, desembocando una situación que la lleva a una ciris existencial, en laque la comedia y el caos están a la orden del día.

Platicamos en exclusiva con Rafael Casal, quien junto con Daveed Diggs, creó esta historia, disponible en la plataforma de streaming Starzplay.

Publicidad

Life and Style: La cinta fue muy aclamada en Sundance y en South By Southwest, y sobre todo, abrió la conversación en cuanto a los derechos civiles y los movimientos derivados. ¿Qué faltaba contar en el show?

Rafael Casal: La razón para hacer la película fue, egoístamente, revisitar el mundo y los parámetros que ha habíamos definido, porque visualmente eran muy emocionantes. Hicimos un filme centrado en personajes que Daveed y yo tendríamos que habitar personalmente, como escritores jóvenes en esa época. Ahora, ya con más madurez y recursos, nos dimos cuenta de que podíamos expandir más el mundo y crecer con otros personajes, y que sería fascinante que la gente los viera. Antes de enseñar la cinta, deseamos haber tenido más escenas con el personaje de Ashley, y cuando nos salió la forma de hacer un show decidimos que sólo lo haríamos si podíamos ver el mundo a través de sus ojos. Nos emocionó mucho hacer el show en torno a Jasmine Cephas Jones.

Sería absurdo preguntar por qué esta cinta es relevante en pleno movimiento de derechos civiles en Estados Unidos, pero, ¿qué agrega la serie a la conversación?

A veces un show, por cómo está hecho y los personajes que tiene, de cierta forma mueve la aguja. El show presenta una visión del país, pero al mismo tiempo de gente que no hemos visto antes, y lo trata como normal, no hace gran pompa al respecto, sólo decir: “así es como vemos el mundo”. Y si esto es único para la televisión, entonces hay algo mal con la televisión, no con el show. Hicimos un cast con personajes que nunca habían estado juntos de esa manera en un show, y eso en sí mismo es un acto radical. Luego, el show está catalogado como una comedia y está hecho para ser graciosos y entretenido, pero debajo de eso hay una conversación sobre retar a una de las mayores instituciones de Estados Unidos: la prisión. Estamos enamorados con las prisiones. Hay 2.8 millones de personas encarceladas, y millones de personas salen afectadas simplemente por tener a alguien conocido –o a ellos mismos– en la cárcel. Estamos en un punto de la discusión en que no es raro pensar en que esta institución se tiene que repensar o incluso destruir. Investigamos muchas formas de abordarlo. Esto va muy de la mano de la conversación que hay sobre la abolición de la policía, sobre cómo esto se convirtió en algo tan grande y la relación que tiene con las comunidades. La gente dice que hay que destruir la policía y repensarla para construir algo nuevo. Y en general yo me siento igual con el tema de la cárcel: realmente no está resolviendo nada. Hay que replantear toda esa institución y crear algo más. La historia trata de humanizar cómo esto afecta a la gente persona a persona, para entender las implicaciones que tiene enviar a alguien a prisión.

La serie también es un tributo a la vida y a Black Lives Matter. ¿Qué papel tienen el rap y el jazz en la serie?

Excelente pregunta. En el oeste de Oakland hubo una escena de jazz enorme, más o menos en los años veinte, y si ves la trayectoria de cómo sucedió el hip-hop en esa región, puedes sentir el swing del jazz y el blues hacia lo que eventualmente se convirtió en rock n’ roll y funk. El funk fue enorme para la costa oeste y el área de la bahía. De ahí salió una cultura pimp que desembocó en el hip-hop. Tratamos de hacer una línea que llevara del origen de la música negra hasta lo contemporáneo. Daveed y yo nos consideramos unos músicos bastante sólidos pero también queríamos traer a gente que entendiera las bases. Tuvimos a dos músicos que también participaron en la película y a un músico de jazz, que creó un tejido sonoro para entender las líneas de las historias.

El show es cómico, pero también tiene momentos en los que, come espectador dices: “¿por qué me estoy riendo de eso?”. ¿Puedes hablar del dramedy como recurso para suavizar la tensión?

Sí, no creo que estemos haciendo nada nuevo. Creo que desde siempre los seres humanos hemos usado la comedia para aliviar la tensión. Es básico. Estamos buscando levedad, paz, y la risa trae mucha paz, especialmente ante el dolor. Dicen que la comedia es una suma de tragedia y tiempo, y creo que lo útil de la televisión es que el tiempo que se necesita es muy poco, ya que un episodio dura sólo treinta minutos. No es hacer un show sobre el material, sino que permitimos que los personajes tengan momentos de levedad en situaciones de dolor o dificultad; y eso se siente increíblemente humano. Queremos que la gente pueda llorar y reír en la misma escena. Dejamos que se note la humanidad.

¿Por qué no está Carlos López Estrada en el show?

Carlos está dirigiendo una película en Disney, creo; está ocupado. Pero también, él se involucró en la película principalmente porque, originalmente, nuestros productores se acercaron sin mucho tiempo de planeación, y querían que yo dirigiera, y pues yo tenía que actuar, reescribir el guión, no tenía tiempo para prepararme. Carlos estaba trabajando con nosotros en otro proyecto, y justo fui por un café con él después de hablar con los productores y le dije: “me ofrecieron esto y no puedo dirigirlo. ¿Quieres?”, y pues ejecutó algo que ya llevábamos una década haciendo. Cuando salió el show, el trabajo ya estaba hecho y teníamos forma de hacerlo por nuestra cuenta. La carrera de Carlos está floreciendo, y nosotros estamos haciendo el show de la manera que siempre visualizamos. También había muchos directores nuevos con los que queríamos trabajar.

Publicidad
Publicidad