Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

Eva Longoria y Mesut Özil se ponen la del Necaxa

El Necaxa buscó inversionistas y lo logró con famosos y deportistas.
mar 01 junio 2021 03:38 PM
31st Annual Producers Guild Awards - Arrivals
Eva Longoria ha invertido en diversos deportes en Estados Unidos, ahora incursiona en México.

Tras dar a conocer la directiva del Club Necaxa la oferta de venta de la mitad de la institución para atraer accionistas por medio de subastas. Con esto se logró hacer a un grupo de inversionistas extranjero, con lo que buscarán mayor proyección al equipo instalado en Aguascalientes desde 2003 y a su vez a la Liga MX.

Publicidad

Entre los socios más notorios de ese grupo de inversionistas se tienen los nombres de algunos deportistas como Mesut Özil, Justin Verlander y Shawn Marion, además de la actriz y empresaria como la actriz Eva Longoria, es esta última quien ha sido más enfática en exponer su emoción al ser parte de los “hidrorayos”. Necaxa es uno de los clubes con más historia y tradición en el futbol de México.

La actriz que interpretó a Gabrielle Solís en “Desperate Housewives” posó en sus redes sociales con una taza, gorra y jersey enorgullecida por su nueva aventura en el balompié. “Como bebo mi café ahora que me uní al grupo propietario del Club Necaxa. Me siento tan orgullosa y encantada, especialmente porque vamos a hacer cosas realmente emocionantes con este equipo”, señala en su publicación de Instagram.

La actriz ha reconocido que ha sido gracias a su relación y posterior matrimonio con el ejecutivo de mexicano Pepe Bastón, que ella se ha involucrado de forma profunda con el futbol tanto de Estados Unidos, Europa y México.

Estadio Victoria
Estadio Victoria la sede de Necaxa en Aguascalientes.

 

Longoria como Mesut Özil, hizo pública su participación en esta operación de los rojiblancos, en la que se hicieron propietarios del 1% del Necaxa, el monto inicial de la subasta es de 1.3 millones de dólares.

Esta modalidad de NFT o Token no fungible, consiste en un activo digital anclado en la tecnología blockchain que se utiliza en las criptomonedas y que se le asocia a un token que representa un certificado que autentifica su veracidad, mismo que no es intercambiable de una forma simple, por lo que en este caso estará ligado al 1% por ciento de las acciones de la institución.

 
Publicidad