Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

Space Jam fue clave para que Michael Jordan ganara un campeonato de la NBA

SPOILER ALERT. En 'The Last Dance' se revela que Jordan invitó a varias estrellas de la NBA a jugar cascaritas, mientras filmaba la película, y gracias a eso recobró su nivel de juego.
vie 08 mayo 2020 01:47 PM
IMDB.com

Suena a una historia de película, pero lo que pasó detrás de cámaras en el set del rodaje de Space Jam fue parte fundamental para que Michael Jordan regresara a la cima de la NBA. En agosto de 1995 —después del asesinato de su padre, que lo hizo retirarse del basquetbol y probar suerte como beisbolista con los White Sox de Chicago—, Jordan ya no era el macho alfa de la NBA. De hecho, estaba muy frustrado porque, previo a la filmación de Space Jam, regresó a Chicago Bulls pero fueron eliminados por Orlando Magic.

En vez de tomarse un descanso, decidió empezar a entrenar y readaptar su físico al basquetbol, pero el problema es que ya tenía el compromiso de protagonizar la película de Warner Bros. “Michael sabía que filmar Space Jam no era tan importante como su necesidad de volver a recuperar su nivel de juego”, dice el entrenador Phil Jackson en el octavo episodio de The Last Dance. “Tuve que reconstruir mi cuerpo, lo cual fue muy difícil”, explica Jordan.

Publicidad

El Domo de Jordan.jpg
Así lucía el Domo de Jordan en el estudio de cine de Warner Bros.

Por esta razón, Michael pidió que en el lote del estudio de cine le construyeran un gimnasio y una cancha que terminaron bautizando como el Domo Jordan, en donde él aprovechaba su pausa para comer para ir a entrenar y, además, jugar cascaritas por la noches.

En estos partidos amistosos es en donde él sacó ventaja para ganar el título de la NBA en la siguiente temporada, pues esos enfrentamientos le permitieron analizar el juego de sus principales oponentes en la liga. Y aquí es donde la historia se torna de película. Corrió como pólvora que Jordan tenía una cancha propia en los estudios de cine de Warner Bros., en Los Ángeles, y varias estrellas rivales del basquetbol —reggie Miller, Patrick Ewing, Juwan Howard y Chris Muller— quisieron formar parte de ese fenómeno y lo visitaban para jugar.

Publicidad

Cascarita en el Domo de Jordan.jpg
Michael Jordan y Magic Johnson jugando una cascarita en el Domo de Jordan, en 1995.

“Esta fue su oportunidad para ver a todos y nosotros hacíamos reportes de juegos: ‘Michael, esto es lo que Reggie Miller va a hacer… ”, recuerda Bill Cartwright de Chicago Bulls.

“Fueron uno de los mejores juegos que recuerdo”, explica en el documental Reggie Miller, sin sospechar que le estaba mostrando todas sus cartas al enemigo. “No sé cómo lo logró Michel: filmas todo el día y tener la energía para jugar tres horas por la noche. Terminábamos de jugar y él hacía pesas y empezaba a filmar a las 6 de la mañana. No sé cómo lo hacía, era como un vampiro, en serio”.

Y sí, lo fue, el torneo siguiente les chupó la sangre a sus rivales y se convirtió en campeón de la NBA por cuarta ocasión con Chicago Bulls. Además, impusieron el r´ecord de mayor victorias al ganar 72 partidos en la temporada.

Publicidad
Publicidad