Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad
Coronavirus_header desktop Home Expansión

Nuestras Historias

El topless de Paulina Gaitán en 'Diablo Guardián' del que todos hablan

Platicamos con Paulina Gaitán, quien confesó que pidió hacer las secuencias con gente que conocía para sentirse en confianza.
mié 09 mayo 2018 03:47 PM
Paulina Gaitán.
Paulina Gaitán. Interpreta a Violetta, una chica que debe prostituirse para sobrevivir en Nueva York. (Foto: Cortesía Amazon Prime Video.)

Desde el primer episodio de Diablo Guardián , Paulina Gaitán tiene, invariablemente, alguna escena topless.

Realizarlas no fue tan fácil, dice, pues en realidad se considera bastante pudorosa y por lo mismo, esas secuencias se tuvieron que hacer a puerta cerrada, o mejor dicho, a set cerrado.

“Batán Silva (el director) siempre me respetó muchísimo por ese lado, sabía que era un personaje complicado, que yo todos los días tenía que estar con alguien o encuerada. Esos temas los tomaron de una manera muy delicada, me cuidaron muchísimo. Yo estaba desnuda y jugaba con los actores, ¿sabes? Nunca hubo ningún problema”.

Publicidad

Pero además, agrega Paulina, hubo plan con maña: para evitar incomodarse, las escenas de sexo las hizo con amigos.

Escenas de sexo
En 'Diablo Guardián' hay varias escenas de sexo.

“Hay muchos cameos y esas personas que nada más pasan a tener intimidad, lo que yo pedí es que fueran mis amigos. Entonces me traje a actores de nombre que son amigos de toda la vida, como José Sefami. Le dije: 'Ven Sefami, vamos a echarnos un palenque, mi amor, la vamos a pasar bien' y ahí estábamos, pasándola bien, como debe de ser".

“Y Batán trajo a la mitad de su familia, de mesero puso a su primo, entonces yo lo sabroseaba. Me daba vergüenza ver a su familia después del rodaje”.

En su caso, Paulina reconoce que se siente muy cómoda con su cuerpo. Y no podría ser de otra forma porque para interpretar a Violetta, la protagonista de Diablo Guardián, bajó 10 kilos y se ve súper sexy.

“Uno también trabaja no solo con la voz o la cara. Uno presta toda la herramienta y parte de eso es saber que estás trabajando con gente profesional y uno no tendría por qué sentirse incómodo”, concluyó.

Publicidad
Publicidad