Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad
Coronavirus_header desktop Home Expansión

Nuestras Historias

Ponte cómodo que ya empezó el combate: Terminator vs Trump

El actor y exgobernador de California, Arnold Schwarzenegger, se mofa del presidente tras sustituirlo en el reality The Apprentice.
vie 06 enero 2017 12:59 PM
Trump vs Schwarzenegger
Trump vs Schwarzenegger He'll be back...

Ha peleado contra un alienígena invisible en la selva, un robot de metal líquido del futuro, una agencia corrupta en la superfície de Marte, una secta que se transforma en serpientes y hasta con ser el primer hombre del mundo en estar embarazado. Sin embargo, el nuevo rival de Arnold Schwarzenegger quizás será el que más combate le dé, al fin y al cabo, es el nuevo presidente de los Estados Unidos, Donald J. Trump.

La causa del combate no podía ser menos importante: el estreno de Schwarzenegger como conductor de The Apprentice, un reality show antes presentado por Trump y del que siempre se quejó de no haber recibido un Emmy por ello. En serio, tanto le ardió que hasta lo mencionó en un debate presidencial frente a todo Estados Unidos. Así, suponemos que no le pone demasiado contento que Governator se apropie de su bebé televisivo ni que cambie su latiguillo de “You’re fired!” por “You’re terminated!”. Sobre todo, cuando el actor y también político republicano apoyó a la demócrata Hillary Clinton en las pasadas elecciones.

Como es usual en él, Trump ha iniciado su venganza en una de sus corrosivas noches en Twitter, donde no existe filtro y puede recibir cualquiera, desde China –desestabilizando de paso la política internacional– o John Stewart. Así su crítica, pedía a los televidentes que compararan el debut de Schwarzenegger con sus programas y se reía de los ratings que ha obtenido.

Publicidad

Sin embargo, el actor no se rinde ante un troll y ha respondido esta mañana acertadamente con una cita del discurso inaugural de Abraham Lincoln en su peculiar acento austríaco. Su intención era pedirle a Trump que se relajara y le recordaba que “somos amigos y no enemigos” y que “la campaña ya acabó”. En otras palabras y, según nuestra interpretación, quería decirle que no le enoje. Porque nadie, repetimos, NADIE quiere a Schwarzenegger en su contra.

Series, eventos, música y más...
Recibe lo que debes saber del entretenimiento.

Publicidad
Publicidad