Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

Escritor francés pretende probar la existencia de Dios mediante la ciencia

El tema que la humanidad discute desde el origen de los tiempos en un libro.
mar 18 enero 2022 11:33 AM
Existencia-dios-libro
Dios descubierto mediante la ciencia, es la intención de este libro.

Un libro que intenta probar la existencia de Dios a partir del estado actual de la ciencia, y en particular de la observación del Universo, se ha convertido en todo un éxito de ventas de Francia.

Los científicos se muestran sin embargo escépticos ante este grueso volumen de 600 páginas, "Dieu, la science, les preuves" ("Dios, la ciencia, las pruebas"), coescrito por un ingeniero, Michel-Yves Bolloré, hermano de un magnate industrial, y un consultor y empresario con licencia de Teología, Olivier Bonnassies.

Publicidad

Tres meses después de su aparición, el libro ha vendido en más de 100 mil ejemplares.

Michel-Yves Bolloré es católico practicante y hermano de Vincent Bolloré, uno de los industriales franceses más poderosos.

El co-autor aseguró a la AFP que trabajó tres años en "un libro que no existía hasta ahora".

La obra pretende explicar "de forma accesible" cómo los descubrimientos astronómicos del siglo XX han vuelto a aportar pruebas de la existencia de una inteligencia suprema, que lo orquestó todo.

Durante cerca de cuatro siglos, con la irrupción de Galileo, y luego Newton y Darwin, "la ciencia demostró que no era necesario un Creador para explicar el Universo. Al punto que a principios del siglo XX triunfaba el materialismo".

Pero ahora la sociedad está experimentando un gran movimiento "de péndulo", con el descubrimiento del Big Bang, la expansión del Universo, su muerte térmica... Teorías que, según Michel-Yves Bolloré, cuestionan la tesis de un Universo inmutable, ya que "tiene un principio y un final".

Los autores concluyen por ello la existencia de un "Creador Supremo" que dio el primer impulso.

"Es la noción de pruebas la que causa polémica", reconoce Thierry Magnin, físico y sacerdote. "Tenemos derecho a pensar que existe un 'gran relojero' pero no tenemos el derecho a decir que eso es en si mismo una 'prueba'", explicó a la AFP. "Articular la ciencia y la religión no equivale a confundirlas".

"Pretender que se puede probar la existencia de Dios científicamente es ser algo ingenuo" añade el filósofo de las ciencias Etienne Klein, en el semanario L'Express.

A juicio del teólogo y físico François Euvé, el libro funciona porque responde a "una necesidad de puntos de referencia, en un periodo de incertidumbre sobre el futuro del mundo". A su juicio, "no le incumbe" a la ciencia responder a esta necesidad de certezas.

La segunda parte del libro está dedicada a las pruebas tradicionales de las religiones monoteístas: la Biblia, la noción de pueblo elegido de los judíos, milagros como el de Fátima.

El Premio Nobel de Física estadounidense Robert Wilson firma el prefacio del libro, algo que a juicio del semanario L'Express, no habría hecho si hubiera leído esa segunda parte.

"No tengo ninguna prueba escrita que demuestre que (Wilson) lo lamenta", replica Bolloré.

Publicidad
Publicidad