Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

The Great Londini: ¿quién es el nuevo vigilante enmascarado en redes sociales?

El movimiento nacido en 2021 ha prometido limpiar las redes de acosadores, racistas y estafadores.
sáb 28 agosto 2021 11:59 AM

Mucho se ha hablado sobre cómo la naturaleza de las redes sociales permite que mucha gente se oculte tras el anonimato para hacer toda clase de actividades nocivas para la sociedad. Las autoridades del mundo han tratado de combatir este mal desde la más absoluta legalidad, pero la falta de resultados ha provocado que algunos recurran a exactamente sus mismas reglas. Es así como surge The Great LonDini.

Publicidad

Somos un colectivo de hackers éticos de sombrero blanco cuyo objetivo es acabar con el cyberbullying”, explica su sitio oficial . “Nuestros miembros comprenden los mejores CEH (Certified Ethical Hackers) y expertos en ciberseguridad del mundo. Somos un grupo abierto que da la bienvenida a cualquier persona que crea en la terminación del acoso, el racismo y la estafa en las redes sociales”.

O como ellos mismos claman en algunos de sus videos, “estamos recuperando las redes sociales de los bullies, pedófilos, estafadores y trolls”.

Nuestros miembros comprenden los mejores CEH (Certified Ethical Hackers) y expertos en ciberseguridad del mundo

Sus métodos implican videos en redes sociales – su predilecta es TikTok – que comienzan con la introducción de la víctima y la manera en que ésta ha padecido por un comentario altamente hostil en sus redes. A esto le sigue el castigo, el cual es directamente proporcional a la naturaleza del ataque: en el caso de un simple troll la identidad y las cuentas de redes y/o correo son reveladas para un linchamiento online; cuando se trata de jóvenes bullies se notifica a los padres o la escuela para que sean castigados; los comentarios sexualmente agresivos contra mujeres y niños son considerados casos extremos, y como tal son penalizados con el envío de pruebas a familiares, empleadores y autoridades locales. Todo esto, aseguran, con no más de siete u ocho clics.

Y como toque final la teatralidad con la que su vocero Leo resguarda su propia identidad y que ha sido clave para su viralización de la entidad. Máscaras blancas cuyos labios y ojos han sido retocados en negro, hoodies negras que ocultan cualquier otro rasgo identificable y la distorsión absoluta de su voz. Características que invariablemente han generado comparaciones con el grupo Anonymous caracterizado por el uso de caretas de Guy Fawkes.

Estas acciones les han llevado a ser etiquetados como auténticos vigilantes, pero con la peculiaridad de que su defensa del inocente no se da en las calles sino en el mundo digital. Pero más allá de la nobleza de sus actos y como suele suceder con este tipo de figuras, sus esfuerzos han generado opiniones encontradas en el grueso de una comunidad que se pregunta si los integrantes de The Great LonDini deben ser considerados héroes, un mal necesario para los tiempos en que vivimos o una potencial amenaza para la ciberseguridad global.

Publicidad

El inicio de la cruzada

Los orígenes de The Great LonDini no se sustentan en el heroísmo, sino más bien en la tragedia, luego de que un amigo cercano de Leo padeciera el suicido de su hijo de 14 años, víctima de cyberbullying. Este mismo individuo pidió ayuda al hacker para rastrear a los acosadores, lo que eventualmente le permitió contactar con sus padres para informarles de lo sucedido y así tratar de romper el círculo de violencia digital, lo que a su vez le permitió sanar al menos parcialmente sus propias heridas.

Fue así como el especialista se percató de que sus habilidades podían ayudar a limpiar las redes de todos aquellos que las aprovechaban para atentar contra el prójimo y así contribuir a la creación de un mundo mejor para todos. Todo esto apoyado por un alter ego cuya combinación de las palabras Linux y Houdini captura perfectamente la naturaleza tecnológica y enigmática de la misión.

Nace el movimiento

La primera publicación documentada de The Great LonDini se dio el 27 de enero de 2021 en Instagram con la presentación de su logo: una mano cornuta combinada con una calavera. Casi un mes después, el 2 de marzo, se presentan en esta misma red social con un video protagonizado por tres enmascarados con la careta Guy Fawkes revelando los objetivos del grupo. Destaca además que no es una publicación original, sino un reupload de su cuenta eliminada de TikTok.

Y es que, si bien el grupo tiene presencia en Twitter, YouTube y la ya mencionada Instagram, su red predilecta es TikTok, al grado que su sitio oficial cuenta con un apartado especial a su cuenta. Al menos cuando ésta se mantiene activa, pues nueve han sido eliminadas permanentemente y el destino de la décima está en vilo tras haber sido suspendida en reiteradas ocasiones por presunta violación a sus normas. Esto, irónicamente, por acoso, bullying y fomento a la violencia.

A esto sumemos el rechazo de algunas personas que incluso han creado peticiones en Change.org para cerrar el proyecto. Tal fue el caso de Matt Briglia , quien asegura que algunos de los señalados son inocentes.

Estas críticas no han sido suficientes para detener un movimiento sumamente popular que actualmente cuenta con 2.4 millones de seguidores en TikTok y muchos otros miles en el resto de redes sociales. Más significativo es que cada vez es más común encontrar perfiles que manifiestan abiertamente su apoyo con imágenes, enlaces, hashtags e incluso con el uso de productos oficiales disponibles a la venta en el sitio del colectivo. Mercancía que va de los posters y las gorras a las cada vez más icónicas máscaras pintadas a mano por el propio Leo y cuyo costo alcanza los $105.00 USD. Esto ha provocado que los propios hackers recurran a Change.org en busca de respaldo para la verificación de sus distintas cuentas, lo que resultaría en una oficialización simbólica de su lucha.

¿Será capaz The Great LonDini de limpiar las redes sociales? Un breve vistazo a cualquiera de ellas deja claro que hay mucho trabajo por hacer, pero el grupo promete en video que “hasta que todos los acosadores racistas y estafadores sean retirados […], no iremos a ninguna parte”.

Publicidad
Publicidad