Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

Básicos para entender el lenguaje corporal

El lenguaje no verbal es el sesenta por ciento de la comunicación del ser humano. Aprende a descifrarlo
jue 08 julio 2021 06:53 AM

Una buena comunicación no se trata sólo de saber llevar una conversación. En realidad, el sesenta por ciento de lo que comunicamos está, curiosamente, en lo que no decimos. Es decir, en todas las señales no verbales que mandamos, desde expresiones faciales hasta movimientos corporales.

Con ese dato en mente, sobra explicar la importancia de aprender a interpretar el lenguaje corporal. Y aunque seguramente ya lo haces sin darte cuenta, nunca está de más repasar algunos conceptos.

Publicidad

Expresiones faciales

Esta es quizás una de las señales más obvias, pero es muy poderosa. Tan sólo piensa en la cantidad de veces que la gente te ha preguntado si estás de malas sólo por ver tu cara súper seria, o las veces que han adivinado que estás enamorado simplemente porque no puedes dejar de sonreír. Las expresiones faciales muchas veces revelan cómo nos sentimos en una situación en particular.Con ellas, se pueden identificar emociones como felicidad, tristeza, enojo, asco, miedo, confusión, sorpresa o deseo, por mencionar algunas. Y lo más maravilloso sobre ellas es que son el lenguaje corporal más universal, pues muchas expresiones son similares alrededor del mundo.

Estas expresiones son tan poderosas que te pueden ayudar a determinar si puedes confiar en alguien o no. En ese sentido, un estudio descubrió que la expresión facial que más confianza transmite involucra sonreír y levantar las cejas ligeramente. De manera similar, se ha descubierto que juzgamos la inteligencia de la gente con base en estas expresiones y la forma de la cara. Las personas con caras angostas y narices prominentes son percibidas como más inteligentes, al igual que la gente que sonríe, comparada con la que tiene expresión enojada.

Los ojos

El cliché indica que los ojos son las ventanas al alma. Y aunque la metáfora peca de cursi, es cierto que los ojos pueden revelar mucho sobre lo que una persona piensa o siente. Tan sólo piensa en el poder infalible que tienen las personas para, en un antro, decir a sus acompañantes que no están cómodas con un ligue, simplemente con una mirada.

Al tener una conversación, las personas nos fijamos, ya sea consciente o inconscientemente, en el contacto visual, la cantidad de veces que parpadea la otra persona y en la dilatación de las pupilas. Estos tips ayudan a descifrar esos factores:

La mirada. Cuando alguien te ve directamente a los ojos mientras hablan, significa que están poniendo atención. Sin embargo, si lo hacen durante un tiempo prolongado puede ser amenazante. Por otro lado, romper el contacto visual frecuentemente indica incomodidad o un intento de esconder algo.

El parpadeo. Parpadear es inevitable, pero hacerlo de más o de menos puede delatar ciertos sentimientos. Parpadear mucho denota incomodidad. Hacerlo poco, muestra que estás intentando controlar tus movimientos de ojos intencionalmente. Esto, por ejemplo, pasa mucho con los jugadores de poker, que tienen que evitar mostrar emociones con respecto a sus cartas.

De manera más sutil, el tamaño de las pupilas también tienen algo que decir. Si están muy dilatadas, es señal de excitación o interés.

Publicidad

La boca

Las expresiones y movimientos de la boca son esenciales para leer el lenguaje corporal. Morderte el labio inferior puede indicar preocupación o inseguridad. Taparte la boca es una señal de cortesía cuando estás tosiendo o bostezando, pero también puede ser un intento para ocultar tu desaprobación hacia algo, lo que a su vez se muestra con los labios fruncidos.

Las sonrisas, por su parte, son señales engañosas, pues así como pueden ser genuinas, pueden ser señales de sarcasmo o cinismo.

Las manos

Las manos dan algunas de las señales más obvias. Piensa en las veces que agitas la mano para saludar, cuando haces la señal de pedir la cuenta, cuando señalas… todo el tiempo hablamos con las manos.

Este lenguaje, sin embargo, se presta mucho a interpretaciones culturales. Hacer el pulgar hacia arriba, por ejemplo, aquí es señal de que algo está bien, pero en otros lugares tiene otros significados. El puño cerrado puede indicar enojo o solidaridad. La señal de OK aquí podrá ser algo optimista pero en algunos lugares de Europa significa que no eres nada y en algunos países de Sudamérica es una grosería.

Brazos y piernas

Cruzarte de brazos te pone en una actitud defensiva y cruzar las piernas en la dirección opuesta a otra persona puede indicar que te cae mal o que te incomoda. Hacer poses que requieran extender los brazos te hacen ver más demandante, y acercarlos al cuerpo te minimizan o restan atención sobre ti.

Las manos en la cadera indican control o agresividad, y unirlas detrás de la espalda es señal de aburrimiento, ansiedad o enojo.

La postura

La postura puede no sólo mostrar cómo te sientes, sino delatar rasgos de tu personalidad. Con ella indicas si eres seguro, abierto, sumiso, entre otras cosas. Sentarte derecho, por ejemplo, indica que estás poniendo atención, mientras que jorobarse indica aburrimiento o indiferencia.

Las posturas abiertas, es decir, las que mantienen expuesto el tronco del cuerpo, señalan amistad, apertura y disposición. Las cerradas, en cambio, son señal de hostilidad y ansiedad.

Publicidad

Tags

Publicidad