Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Los vinos de Ribera del Duero: más que una Denominación de Origen

Con una tradición milenaria, Ribera del Duero sigue siendo una de las Denominaciones de Origen más reconocidas en el mundo por la gran calidad de sus vinos.
lun 06 noviembre 2023 07:36 AM

Reconocida por ser una de las principales regiones de España , Ribera del Duero se sigue distinguiendo por la alta calidad de sus vinos, tintos en su mayoría, aunque esta Denominación de Origen también sorprende con excelentes blancos y rosados.

Publicidad

La calidad, sabor, aroma y prestigio de la Denominación de Origen Ribera del Duero, no solo se debe a sus años de éxito sino a cuatro pilares fundamentales: clima, suelo, viñedo y gente.

- El clima es fundamental en la maduración de la uva y el desarrollo de la planta. Inviernos largos e intensos, veranos secos con temperaturas que van de -20 a 42°C y lluvias escasas, dan como resultado uvas con calidad extraordinaria, pequeñas pero con piel gruesa y de maduración perfecta, lenta y tardía.

RiberaDuero2.jpg

Publicidad

- Los suelos complejos son otro factor importante para esta Denominación de Origen. Se trata de tierras con algunas zonas pedregosas, de arcilla o calcáreas con características únicas que aportan estructura, carácter, madurez, elegancia y complejidad a cada uno de sus vinos.

- El viñedo es otro de sus pilares, en el área de Ribera del Duero existen al menos 26 mil 123 hectáreas de viñedos donde se trabaja con el compromiso, la pasión y la dedicación de hacer vinos de gran calidad, los 365 días del año, para obtener producciones intencionadamente bajas, pero muy apapachadas.

La variedad de uva Tempranillo, también conocida como Tinto Fino o Tinta del País, es la emblemática de la región. Se caracteriza por dar aroma, color y cuerpo a los vinos típicos de Ribera del Duero. En cuanto a la variedad de uva más popular para hacer vino blanco, es la Albillo Mayor la que da mejores cosechas en la región.

Otro de los factores que le da excelencia a los vinos de Ribera del Duero es que cuentan con reglamentos sumamente exigentes que limitan la producción a siete mil kilos por hectárea. Sin embargo, históricamente se tiene una media de cuatro mil 320 kg por hectárea, lo que genera producciones de vino con mayor concentración de sabores y aromas en cada botella.

- Por último, pero no menos importante, está el factor humano. La gente que trabaja en los viñedos de Ribera del Duero llega a cerca de ocho mil viticultores que hacen un gran trabajo de poda y aclareo para obtener uva de excelente calidad.

Con un inmenso respeto por el legado y las tradiciones de Ribera del Duero, su gente comparte el conocimiento que ha pasado de generación en generación y que hoy está repartido en más de 300 bodegas, dejando una historia de más dos mil 500 años produciendo algunas de las mejores etiquetas de España y del mundo.

Estos cuatro pilares hacen que consumir cualquiera de los vinos con Denominación de Origen Ribera del Duero, sea una experiencia completa para los sentidos, con vinos que son el resultado del trabajo, la tradición y la pasión de quienes los elaboran.

Ribera del Duero conquista y lo seguirá haciendo, con vinos con contraetiqueta cosecha, que son jóvenes y frescos; los crianzas, equilibrados y con buena acidez: y los reservas y grandes reservas con un notable paso por barrica, complejidad y buena evolución, lo que los califica para ser grandes vinos de guarda.

Identifica cada una de sus contraetiquetas en la parte trasera de cada botella.

riberaDuero3.jpg

Cualquier ocasión es perfecta para disfrutar los vinos de esta famosa Denominación de Origen, pruébalos en los momentos que más se te antojen, con amigos, familia o un día de descanso y, por supuesto, para maridar con cualquier tipo de gastronomía incluyendo la comida típica mexicana.

Publicidad

Tags

Publicidad


Publicidad