Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

Cómo no ser tan fit el fin de semana y seguir bajando de peso

Aprende a comer de una manera que te ayude a lograr tus metas pero que no te esclavice.
sáb 23 octubre 2021 10:29 AM
bajar-de-epeso-fin-de-semana
.

Estar a dieta no es fácil para nadie, y en esos momentos, tener un fin de semana “tramposo” es tentador… y sinceramente, muy humano. Los fines de semana estamos más relajados, tenemos más actividades sociales y es normal querer comer más y ejercitarse menos.

Quizás esto no sea una novedad para nadie, pero las calorías que consumes entre semana afectan tanto como las que consumes en fin de semana: la vida no es justa. Esto es aún peor si no hace ejercicio. Sin embargo, tenemos buenas noticias: si estás intentando bajar de peso, hay forma de hacer de las tuyas los fines de semana y salir ileso.

Aquí nuestros mejores consejos para no ser tan fit el fin de semana y seguir bajando de peso.

Publicidad

Sé consciente del impacto

Para bajar de peso a un ritmo moderado, de medio a un kilo a la semana, tienes que crear un déficit calórico de aproximadamente 3,500 calorías a la semana (consulta a tu nutriólogo para saber tu número específico). Eso significa que tienes que comer 500 calorías menos cada día, o consumir 250 calorías menos y quemar 250 calorías extra con ejercicio. Esto significa que si ajustas tu balance de energía perfectamente entre semana pero te dejas ir el fin de semana, es muy probable que no termines el fin de semana con un déficit calórico lo suficientemente alto para bajar de peso. Es más, podría sucederte todo lo contrario.

Sin embargo, si eres muy cuidadoso con tu conteo de calorías podrías crear un régimen que te permita tener un déficit calórico muy alto, que te dé un “colchón” para disfrutar calorías extra el fin de semana y de todas formas conseguir ese déficit de 3500 calorías a la semana. Es muy complicado hacer esto, pero es posible, siempre y cuando te asesores con un nutricionista.

Haz trampa sin culpa, pero con moderación

La psicología no nos dejará mentir: es más fácil seguir una dieta que te permita ser libre los fines de semana, que una súper estricta. Así, dietas como el Weekends My Way del sistema Nutrisystem, tienen un alto grado de éxito. Este sistema dura 28 días e incluye tres comidas al día, colaciones y malteadas durante veinte días, pero los fines de semana puedes comer fuera o cocinar, con ciertas reglas: incluir cierta cantidad de proteína y carbohidratos saludables.

Por otro lado está el plan 80/20 (o 90/10 si quieres ser un poco más estricto). En este, eliges un día del fin de semana para comer un poco más, o bien, una comida para darte gusto al máximo, pero comer saludable el resto del fin de semana.

El ayuno intermitente, por su parte, requiere que ayunes ciertos días y que comas lo que quieras en tus días de descanso. Normalmente, los días de ayuno consumes una tercera o cuarta parte de las calorías que consumirías normalmente, pero en tus días de descanso (la mayoría de la gente elige sábados y domingos) eres totalmente libre. Lo más común es el plan de 5 días de ayuno y 2 de libertad, o cuatro de ayuno y tres de libertad.

Ten cuidado

Recuerda que al bajar de peso debes estar muy consciente de tu cuerpo. Aunque hacer trampa de vez en cuando es razonable, si sientes que tienes que hacer lo todo el tiempo, es posible que no estés siguiendo una dieta apropiada para ti.

Por otro lado, existe la posibilidad de que decidas matarte de hambre para darte rienda suelta el fin de semana. Eso tampoco está bien. Te puede provocar fatiga de dieta y no vas a aguantar.

Si quieres optar por un plan de estos, es recomendable que vayas antes con un nutriólogo que ajuste estos conceptos a tu cuerpo y necesidades específicas.

Publicidad

Tags

Publicidad