Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

Cómo preparar la taza de café perfecta

En el Día del Café, aprende a preparar una taza perfecta.
vie 01 octubre 2021 09:00 PM

¿Quién no ha encontrado la felicidad en una taza de café? Quien no lo haya hecho, seguramente es porque no sabe prepararlo. Por eso, nos dimos a la tarea reunir los factores que se necesitan para preparar la taza de café perfecta.

Recuerda que el café perfecto se consigue con atención al detalle. Así, preparar un café como se debe puede sonar como una tarea tediosa, pero si te tomase esa dedicación extra, tu paladar te lo agradecerá.

Publicidad

Compra granos de buena calidad

Quizás sea obvio, pero lo más impotante a la hora de preparar café es invertirle a la materia prima: los granos. Recuerda que una vez tostados, estos pierden su frescura y sabor en dos o tres semanas. Para evitar esto, compra granos frescos y enteros, o si los vas a comprar con un tostador, que sea uno que trabaje en lotes pequeños, o bien, que tuesten al momento.

Enfría los granos antes de molerlos

Los granos fríos, al molerlos, adquieren un tamaño más uniforme y con mejor consistencia y salen más pequeños. Esto ayuda a la extracción de más sabor.

Muele inmediatamente antes de extraer

Mucha gente usa café molido, pero esto no es recomendable si lo que buscas es algo más que una taza para empezar el día. Una vez molido, el café comienza a perder frescura y sabor. Pero si aún así te resulta mejor comprarlo molido, asegúrate de guardarlo en un contenedor hermético.

Usa agua filtrada

El café es principalmente agua, así que es de esperarse que el sabor de ésta afecte el del café. El agua de la llave aporta muchos minerales y cloro que afecta el sabor de tu bebida, así que es buena opción esforzarse un poco más y usar agua filtrada.

Mantén limpio tu equipo

Los granos de café dejan residuos de aceite en la máquina y con el tiempo se comienzan a acumularse. Para prevenirlo, hay que limpiar las máquinas y molinos regularmente.

Pesa tu café

Muchos servimos el café a ojo de buen cubero, lo que resulta en cafés con una proporción agua:café incorrecta. Para que no te pase esto, usa una báscula de cocina.

Fíjate en la temperatura

El agua del café debe de estar a 93 grados centígrados, aproximadamente (un par más, un par menos, según tus gustos personales). Usar agua más caliente puede llevar a una sobre-extracción, mientras que el agua demasiado fría puede hacer que no se extraiga lo suficiente.

Usa filtros de buena calidad

Evita a toda costa los filtros baratos, pues pueden agregar residuos a tu café y pueden crear una extracción incorrecta. En algunos casos, hasta pueden dar a tu bebida una nota acartonada.

El método importa

Prueba distintos métodos de extracción para ver con cuál consigues tu sabor e intensidad ideales.

Agrega especias

No temas en agregar modificadores al café, como canela, nuez moscada, cardamomo, pimienta negra y jengibre. Agrégalos antes del tostado para un sabor más complejo.

Publicidad

Tags

Publicidad