Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

Vacheron Constantin presenta presidente para las Américas y su boutique en NY

Alexander Schmiedt ha asumido este mes el puesto de presidente para las Américas de Vacheron Constantin. Life and Style habló con él para descubrir su visión para la marca en nuestra región.
sáb 10 julio 2021 08:28 AM
Life and Style Vacheron Constantin 6.jpg
Fachada de la nueva boutique de Vacheron Constantin en Nueva York.

Con una sólida y fructífera carrera en el mundo de la relojería, Alexander Shmiedt asumió a partir del pasado 1 de julio el puesto de presidente para las Américas de Vacheron Constantin. Tras cinco años a cargo del mercado de Medio Oriente, donde logró fortalecer el reconocimiento y presencia de la marca, Schmiedt estará a cargo del desarrollo de la marca durante los próximos años en Estados Unidos, Canadá, América Latina y el Caribe.

Su llegada a este puesto coincide también con la apertura de la nueva boutique insignia de la maison en Nueva York. Además de ser un espacio que permitirá a los clientes sumergirse en la historia y los archivos de la marca, descubrir piezas únicas y descubrir su visión de la alta relojería, este espacio también celebra la duradera relación que ha mantenido con el mercado estadounidense, que data de 1831.

De estos y otros temas, Life and Style habló con Schmiedt días antes de tomar las riendas de su nuevo puesto.

Publicidad
Life and Style Vacheron Constantin 7.jpg
Alexander Schmiedt, nuevo presidente de Vacheron Constantin para las Américas.

Life and Style (L.S.): ¿Qué similitudes y diferencias existen entre el mercado de Medio Oriente, en el cual fuiste director de marca hasta hace poco tiempo, y el de las Américas que ahora estará a tu cargo?
Alexander Schmiedt (A.S.): Algunas cosas serán similares y otras serán muy diferentes. Hoy, Vacheron Constantin es una marca global y existe una apreciación general de nuestros relojes por parte de nuestros clientes. Ellos son muy apasionados. Un coleccionista de Medio Oriente puede tener una visión similar de la marca que un coleccionista que está en México o en Estados Unidos. En ocasiones, incluso compran sus relojes en países distintos a los suyos. Por un lado, lo que nuestros clientes buscan puede ser similar en Medio Oriente y en América. Por otro lado, el mercado americano presenta ciertas diferencias y tiene una dimensión distinta a la de Medio Oriente.

L.S.: ¿Qué expectativas tienes ante este nuevo reto profesional?
A.S.: Creo que para Vacheron Constantin la región de las Américas será una región muy importante los próximos años. Tenemos una estrategia global que se enfoca en la construcción de relaciones con los clientes locales. Desde luego, también le daremos la bienvenida a los turistas una vez que los viajes se reanuden. En las Américas, tenemos una base de clientes muy fuerte. México es un país muy grande con un gran potencial, al igual que Estados Unidos. La idea es acercarnos a esos clientes y permitirles vivir la experiencia que ofrece Vacheron Constantin. Eso va de la mano con una inversión –como por ejemplo la nueva boutique insignia que acabamos de inaugurar en Nueva York–, que es al mismo tiempo una señal de la confianza y el compromiso que tenemos con América como marca. La boutique está en Nueva York pero sabemos que mucha gente de México y de otros países viaja a Nueva York y la idea es ofrecerles una experiencia distinta de la marca.

L.S.: ¿Cuáles son las tendencias que dirigirán en los próximos años a la industria relojera?
A.S.: Las tendencias de la industria que ya se habían identificado fueron aceleradas por el covid-19. Está la idea del omnicanal –que los productos están disponibles en cualquier momento, en cualquier lugar y en cada ciudad– y eso es algo que Vacheron Constantin tiene que considerar. Eso no quiere decir que nos adentraremos de lleno a la venta en línea, pero creo que lo que es importante considerar es que le brindaremos a los clientes un ecosistema de experiencia a través de distintos canales que podrán elegir para interactuar con la marca. Para Vacheron Constantin eso significa que estamos muy comprometidos con una visión multicanal –boutiques propias, socios multimarca, boutiques con otros socios y experiencias digitales. El gran reto será encontrar la mezcla y el equilibrio correctos que ofrezcan una experiencia consistente de marca.

Life and Style Vacheron Constantin 2.jpg
La nueva boutique de Vacheron Constantin en Nueva York es un espacio de descubrimiento de la marca.

Publicidad

L.S.: ¿Qué representa para ti la nueva tienda insignia de Vacheron Constantin en Nueva York?
A.S.: Para mí, esta boutique no es solo una boutique. Es un espacio en el que los amantes de los relojes pueden experimentar su pasión por Vacheron Constantin. Es un lugar en el que pueden pasar un día o más y experimentar cosas de la marca que probablemente no sea posible hacer en otro lugar del mundo fuera de Ginebra. Desde ese punto de vista, la boutique es una extensión de la manufactura de Suiza, pero también es algo que se hizo especialmente para Nueva York. En la actualidad, nuestros clientes desean tener una experiencia global de la marca, pero también algunas cosas específicas del lugar en el que se encuentran. Si un cliente entra a la boutique insignia de la maison en Nueva York, debe tener una experiencia específicamente relacionada a la ciudad. Eso es lo que intentamos hacer en esta tienda, al crear muchas experiencias que son únicas en su tipo. Por ejemplo, el cronoscopio permite tener acceso digital a la mayor parte del archivo de Vacheron Constantin y también se podrán comprar piezas de colecciones excepcionales que no se encuentran normalmente en una boutique regular, como piezas vintage restauradas de “Les Collectionneurs”. También habrá una selección de piezas especiales y complicaciones de la colección Métiers d’Art que son muy poco comunes. Por otro lado, hay elementos que están muy ligados y que fueron inspirados por Nueva York. Por ejemplo, está la instalación de arte inspirada por el artista estadounidense Chris Burden, quien creó una obra titulada Metropolis II que es una interpretación tridimensional de la dinámica de las grandes metrópolis del mundo. La decoración de la boutique está inspirada por esta obra de arte que, desde luego, está ligada a la ciudad de Nueva York, que también es un puente entre los mundos del arte y la relojería. También está ligada al mundo de los autos, por eso vemos distintos autos en la instalación de arte, que hace un guiño al American 1921, un reloj para automovilistas que fue relanzado este año.

L.S.: ¿Qué significa para ti ser “One of not many”, el lema de Vacheron Constantin?
A.S.: Todas las personas son distintas. Creo que un buen consejo es ser uno mismo y sentirnos cómodos con lo que nos gusta hacer, sin intentar dar gusto a los demás. Si logramos eso, entonces nos convertimos en personas que no son una más del montón. Eso es algo que también distingue a Vacheron Constantin. Siempre hemos sido fieles a nuestras raíces, nunca hemos cambiado los valores de la marca. Siempre hemos sido una marca de nicho para la gente que realmente entiende y aprecia nuestras piezas. Por un lado, somos muy suizos, en lo que respecta a la precisión, pero también un poco extravagantes, en lo que respecta al diseño. Esa es la idea detrás de nuestro lema de ser “clásicos con un twist”.

Life and Style Vacheron Constantin 1.jpg
El American 1921 es un reloj que homenajea la relaci´ón de Vacheron Constantin con Estados Unidos.

L.S.: ¿Cuál será tu principal papel como presidente para las Américas de Vacheron Constantin?
A.S.: Hoy el mundo de la alta relojería podría parecer anacrónico para muchas personas. Podría parecer el opuesto de la tecnología, pero no hay que olvidar que detrás hay mucha innovación. Los relojes Vacheron Constantin son probablemente los productos más sustentables que se pueden adquirir, pues si se les da mantenimiento pueden funcionar por mucho tiempo, si no es que para siempre. Al final, algo que se hace a mano para otra persona es algo muy poco común y es algo que vive gracias a la pasión de los relojes y de las personas que los aprecian. Mi papel es compartir esta pasión con los amantes de los relojes de América e invitarlos a Nueva York para visitar la boutique. Con algo de suerte, podremos tener una boutique en México pronto en el futuro.

Publicidad
Publicidad