Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

Rolex y el arte de inspirar a las futuras generaciones de la vela

Comprometida con la transmisión del conocimiento entre generaciones, Rolex afianza su vínculo con el apasionante mundo de la vela.
sáb 26 junio 2021 07:55 AM
 SailGP, Event 1 Season 2 Sydney Australia
Combinando avanzadas tecnologías con los individuos más talentosos, SailGP hace eco de la perpetua búsqueda por la excelencia de Rolex. Por su parte, el programa SailGP Inspire es un reflejo del compromiso de Rolex con la transmisión del conocimiento entre generaciones.

La viabilidad de cualquier deporte depende de su habilidad para educar a las futuras generaciones. Fiel a los principios fijados por su fundador Hans Wilsdorf, Rolex siempre ha reconocido la importancia de esta labor y ha apoyado a sus socios en la transmisión del conocimiento, especialmente en el mundo de la vela, en el que leyendas del deporte como el embajador Rolex Sir Ben Ainslie garantizan, a través de su inspiración e instrucción, que los deportistas que siguen sus pasos reciben la formación adecuada para mantener los más altos estándares de excelencia.

Publicidad

Una vida por el deporte

Sir Ben Ainslie conoce por propia experiencia la necesidad de que los jóvenes talentos reciban el ánimo y el apoyo de los veteranos de su especialidad. El británico, que comenzó a navegar a los ocho años de edad, es uno de los mejores navegantes de la historia del deporte, el mejor regatista olímpico de todos los tiempos (medallista en cinco Juegos consecutivos, incluyendo cuatro oros), y ha sido reconocido Mejor Regatista del Año Rolex en cuatro ocasiones. Actualmente lidera el equipo INEOS TEAM UK en su campaña por dos de los premios más disputados de la vela profesional: la America’s Cup y SailGP.

Life and Style Rolex 3.jpg
Sir Ben Ainslie dirige actualmente al Ineos Team UK, que compite por dos de los premios más importantes de la vela profesional, la Copa América y SailGP.

Pero Sir Ben Ainslie también fue un día un novato, un joven navegante en busca de conocimiento y orientación mientras daba sus primeros pasos en el deporte. La ayuda le llegó de mano de su padre, Roddy Ainslie, quien en 1973 patroneó el Second Life en la primera regata alrededor del mundo con tripulación, la Whitbread Round the World Race. Otro de sus primeros referentes fue Paul Elvstrøm, un embajador Rolex cuyo impresionante récord de victorias en cuatro Juegos Olímpicos consecutivos superó Ainslie al conseguir el oro de clase Finn en Londres 2012.

“Paul fue alguien que había transformado el deporte de la vela en su era”, explica Ainslie. “Su desafío fue muy distinto al que afronté yo, y después de Londres le escribí para decirle que había sido una enorme inspiración para mí a través de sus logros”.

Aparte de su padre y Elvstrøm, Sir Ben Ainslie destaca la importancia de otro embajador Rolex que reconoció la necesidad de apoyar a jóvenes e incipientes regatistas como él mismo. “Paul Cayard me ayudó mucho cuando comencé a orientar mi carrera hacia la America’s Cup”, destaca. “Me consta que él, a su vez, fue guiado por gente como Durward Knowles (medalla de oro en Tokio 1964) y Raul Gardini (director del sindicato Il Moro di Venezia)”.

En su condición de referente del deporte, Ainslie aplica ahora esa misma labor de transmitir el conocimiento: “Como parte de mis campañas actuales, tenemos un equipo de jóvenes tripulantes a los que estamos ayudando a saltar al equipo principal. Es parte de la tradición de nuestro deporte, el conocimiento debe ser transmitido. Este es un deporte para toda la vida: uno no permanece en él durante un corto período de tiempo, y siempre hay oportunidades de ayudar a las jóvenes generaciones”.

Devolver lo recibido

Cayard es uno de los regatistas con mayor talento del mundo, como ha demostrado al destacar en una amplia serie de disciplinas y eventos. Siete veces campeón del mundo y participante en siete ediciones de America’s Cup, en 1998 se convirtió en el primer estadounidense en ganar la Whitbread Round the World Race. Participó en dos Juegos Olímpicos y en varias regatas del dosier de vela Rolex, como la Maxi Yacht Rolex Cup, la Rolex Fastnet Race o la Rolex Middle Sea Race. Actualmente dirige el programa de vela olímpica de Estados Unidos.

Paul Cayard
El velerista Paul Cayard. En la imagen aparece usando su Oyster Perpetual Submariner Date.

Cayard es igualmente consciente de la ayuda que recibió en su viaje hacia la élite del deporte y de la necesidad de devolver parte de lo recibido. “Soy un gran creyente de nuestro deporte y de lo que ofrece”, explica el estadounidense. “He sido un privilegiado a lo largo de mi carrera, y actualmente estoy involucrado en ayudar a crear una fuente de talento en Estados Unidos. Requiere visión a largo plazo, invertir en pensamiento, tiempo y energía”. La recompensa a todo ese esfuerzo es garantizar el futuro del deporte.

Publicidad

Un compromiso por la innovación

Los orígenes de la relación de Rolex con el mundo de la vela se remontan a 1958, cuando un acuerdo con el New York Yacht Club inició una historia de profunda asociación que hoy se extiende por el mundo y engloba una amplia serie de disciplinas y aspectos del deporte. Seis décadas de exitosa trayectoria respaldan este vínculo basado en la defensa de las tradiciones y la promoción del desarrollo, especialmente en lo relativo a salvaguardar el futuro.

NYYC Invitational Cup presented by Rolex 2011
La relación de Rolex con el mundo de la vela comenzó hace más de seis décadas con la fundación de su asociación con el Club de Yates de Nueva York en 1958.

SailGP, el circuito que está redefiniendo el mundo de la vela, es una de las últimas incorporaciones al dosier de vela Rolex. En su condición de Reloj Oficial, la relojera suiza apoya una competición que exige precisión, dedicación y prestaciones de los tripulantes y de sus embarcaciones. Al combinar la más avanzada tecnología con los máximos referentes del talento deportivo, SailGP emula la búsqueda de Rolex de la excelencia perpetua mientras desarrolla el arte del foiling (elevar el casco del barco por encima del agua para reducir arrastre e incrementar velocidad) e ilustra el alineamiento del deporte con la marca en su deseo mutuo de evolucionar e innovar constantemente.

Aparte del alto nivel y la elevada energía de la competición, hay otra razón por la que la relación entre Rolex y SailGP resulta natural. El programa SailGP Inspire está diseñado para instruir a jóvenes regatistas en su camino hacia el éxito. El objetivo es asegurar la sostenibilidad del deporte proporcionando el acceso a oportunidades únicas de jóvenes deportistas con independencia de su origen. Estas oportunidades abarcan lecciones prácticas, tutorías y trabajo en equipo para conectar a los aspirantes de mayor talento con los referentes del deporte, ofreciéndoles la ocasión de relacionarse con los mejores deportistas y competir en el mismo campo de regatas que sus héroes.

Transferir experiencia a las nuevas generaciones

Además de SailGP y su familia de embajadores, Rolex apoya una serie de prestigiosas regatas, desde pruebas oceánicas a emblemáticas competiciones costeras, en las que la experiencia se transfiere entre diferentes niveles de la comunidad de la vela. Esta transmisión de conocimiento ha contribuido especialmente a expandir el interés por la competición oceánica, como demuestran las flotas récord de regatas como la Rolex Fastnet Race o la Rolex Middle Sea Race en los últimos años.

Rolex Sydney Hobart Yacht Race 2019
La transmisión del conocimiento ha ayudado a aumentar el atractivo de carreras como la Rolex Sydney Hobart Yacht Race, la Rolex Fastnet Race y la Rolex Middle Sea Race.

La participación en estas exigentes regatas exige que los barcos cumplan estrictos requisitos de cualificación, incluyendo la experiencia de sus tripulaciones. Los participantes veteranos suelen asegurarse de que sus tripulaciones incluyen regatistas jóvenes e inexpertos. La transmisión de su experiencia, pasión y la camaradería inherente al deporte son esenciales para mejorar las prestaciones y promover un sentimiento de solidaridad entre la flota.

Matt Allen, ganador de la 75ª Rolex Sydney Hobart Yacht Race en 2019, es un ejemplo de cómo este proceso no escrito funciona tan bien. Participó por primera vez en 1980, con 17 años, y fue ganador en 1983 como tripulante del Challenge II bajo la tutela de Lou Abrahams, decano de la navegación australiana. El mismo Abrahams compitió en 44 ediciones de la Rolex Sydney Hobart (incluyendo dos victorias) y en siete Rolex Fastnet Races, antes de retirarse de las regatas oceánicas con 80 años en 2007. Abrahams era conocido por su entusiasmo en animar a los jóvenes a participar en todo tipo de regatas, desde vela ligera hasta competición oceánica.

La edición de 2019 marcó la 30ª travesía de Allen rumbo sur desde Sídney. Durante la entrega de premios final en Hobart, el australiano reflexionaba sobre su victoria, pero más significativamente sobre un deporte que reconoce la importancia de conectar grupos de edad. “Ganar la regata de este año reúne mucha historia”, comentaría Allen. “A lo largo de los años, he podido ver la participación de barcos impresionantes, pero es la gente la que hace especial esta regata: los tripulantes, las amistades, los competidores. Ellos son los que hacen de esta regata y de la competición oceánica lo que es”.

En la Rolex Middle Sea Race 2020, el Elusive 2 copatroneado por los hermanos malteses Maya, Aaron y Christoph Podesta, repitió su destacable hazaña de 2019 ganando la regata por segunda ocasión competitiva. La defensa del título es una rareza en competición oceánica: No ha sido conseguida en la Rolex Sydney Hobart desde 1965 y sólo en una ocasión en la Rolex Fastnet Race desde 1957. La única ocasión previa a la de Elusive 2 en la Rolex Middle Sea Race fue el italiano Nita IV de Nello Mazzaferro en 1980. La victoria de los Podesta se basó en el conocimiento y el respeto tanto por la competición como por esta regata inculcado por su difunto padre, Arthur Podesta, un veterano de 35 ediciones de la Rolex Middle Sea Race. “Solíamos pensar que era por la regata, pero ahora sabemos que el propósito de nuestro padre era reunir a la familia para compartir aventuras y experiencia”, explica Christoph Podesta.

Rolex Middle Sea Race 2019
En la Rolex Middle Sea Race 2020, el Elusive 2 copatroneado por los hermanos malteses Maya, Aaron y Christoph Podesta, repitió su destacable hazaña de 2019 ganando la regata por segunda ocasión competitiva.

Siempre respetuoso con la herencia, Rolex no deja de mirar al futuro. En los inicios de la relojera suiza, su fundador reconoció el creciente interés por el estilo de vida activo cuando concibió un reloj pionero tan robusto, preciso y fiable como un cronómetro marino. La convicción de que proteger el pasado es la clave para poder dibujar el futuro sigue siendo tan fuerte hoy como entonces.

Publicidad

Tags

Publicidad