Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

OMEGA Speedmaster Moonwatch Professional: el amuleto de la suerte de Erik Hayser

El actor celebra el legado histórico de uno de los relojes más legendarios de todos los tiempos.
mié 23 diciembre 2020 12:08 PM

La relojería mecánica es más que una maquinaria; es un testimonio de la historia y de la grandeza a la que puede aspirar el ser humano. Todos nos recuerdan que a partir de tecnologías esencialmente sencillas, como engranajes y resortes, se pueden lograr mecanismos sumamente complejos, de una belleza y una funcionalidad inmune al paso del tiempo y las nuevas tecnologías. Sin embargo, hay relojes que van aún más lejos: piezas que se convierten en leyendas, al recordamos que la grandeza del hombre va más allá de la tierra que habitamos. Máquinas que nos recuerdan que la Luna es un límite posible. Relojes como OMEGA Speedmaster Moonwatch Professional, una referncia que pasó a la historia por ser el primer y único reloj utilizado en la Luna.

El actor Erik Hayseres un firme conocedor del valor sentiment al e histórico de esta pieza. Al cumplir dieciocho años de edad, su padre le regaló un OMEGA Speedmaster Moonwatch Professional. Él, a su vez, lo recibió del abuelo del actor a la misma edad. Así, Hayser ha considerado a este reloj su amuleto de la suerte. ¿Y cómo no iba serlo, con la carga histórica que tiene?

Publicidad

La historia de OMEGA Speedmaster y la NASA comenzó en 1964, cuando la institución necesitaba un cronógrafo "muy duradero y preciso, para ser utilizado por las tripulaciones de los programas espaciales Géminis y Apolo”. Tras solicitar relojes a distintas marcas y someterlos a pruebas de presión, aceleración, humedad, corrosión, ruido, vibraciones entre otras propiedades, OMEGA Speedmaster fue el único que demostro tener la resistencia necesaria. Como consecuencia, en marzo de 1965 fue declarado “cualificado para todas las misiones espaciales tripuladas”. El 21 de julio de 1969 a las 2:56 GMT, Neil Armstrong bajó de la nave Eagle para convertirse en el primer ser humano que pisaba otro mundo. Aproximadamente quince minutos después, Buzz Aldrin bajó también y así el Speedmaster Professional se convirtió en el primer y único reloj utilizado en la Luna.

Y esto fue sólo el inicio. Después de 50 años y una infinidad de misiones –como los programas Mercury, Gemini, Apolo, Skylab, Soyuz, Salyut, entre otros–, el OMEGA Speedmaster se mantiene como el mecanismo favorito de la NASA, y a la par, se hizo de un enorme número de seguidores fuera el ámbito aeroespacial, aficionados a la relojería, entre ellos, tres generaciones de Haysers.

Publicidad

Tags

Publicidad