Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad
Coronavirus_header desktop Home Expansión

Nuestras Historias

Este señor se cayó al piso –literal– al ver el valor de subasta de su Rolex.

El Antiques Roadshow tuvo una sorpresa muy inesperada para uno de sus visitantes.
mié 29 enero 2020 10:30 AM
rolex oyster cosmograph 1971

Parte del encanto de coleccionar relojes es que hay piezas que jamás te imaginarías que subirían de valor. Aunque hay referencias de edición limitada que prácticamente traen tatuado "gran inversión" en la esfera, otras representan sorpresas inesperadas. Tal fue el caso de este Rolex Oyster Cosmograph de 1971 que se presentó en Antiques Roadshow, un programa de televisión que busca "los tesoros más ocultos de Estados Unidos".

Publicidad

El suceso fue durante una transmisión del programa en West Fargo, Dakota del Norte, cuando un invitado –conocido simplemente como David– descubrió que un Rolex que compró en Tailandia en los años 70 por 345 dólares, y que había conservado en una caja fuerte entre 30 y 40 años, había subido su valor considerablemente.

Peter Planes explicó que, al haber conservado los documentos que venían con el reloj, éste costaba dos mil dólares más. Sin embargo, para David, quien admitió que esa cifra es lo que gana en un mes, la sorpresa apenas comenzaba. El reloj en cuestión se trataba de uno muy popular a raíz de que el actor Paul Newman usara uno muy similar en Winning (1969), lo que aumentaba su valor a una cifra de entre 150 y 200 mil dólares. "Pero tu reloj es más especial", explicó Plates. "Lleva en él la leyenda 'Osyter'. Eso se hizo por un periodo de tiempo cortísimo. Este modelo en particular es extremadamente raro. Un reloj como este en subasta vale alrededor de 400 mil dólares". La noticia literalmente tiró a David al piso.

(Para apreciar el reloj en todo su esplendor vean el video completo. Para la caída, vean el minuto 5:00)

Sin embargo, esos 400 mil pesos podrían ser poca cosa. Ese Rolex Oyster Cosmoraph, al pasar tanto tiempo guardado, está en perfectas condiciones, por lo que es "un reloj viejo nuevo"; incluso conserva el sticker de protección al dorso. Así, podría ser uno de los pocos relojes de ese modelo jamás usados, con un valor de 700 mil dólares.

David compró el reloj para practicar buceo y porque le llamó la atención, al ver que varios pilotos lo usaban. Jam´ás imaginó que sería una inversión tan lucrativa.

Publicidad

Tags

Publicidad